Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los desentonados de los Óscar

Los desentonados de los Óscar

Premios

La edición número 90 de los premios de la Academia se desarrolló en completa tranquilidad, incluso más de la debida, es decir, una velada bastante gris con muchos “desaciertos”.
Foto: Getty Images.
Por: JetSet.com.co6/3/2018 08:55:00

La noche comenzó con la presentación poco divertida y muy sosa de Jimmy Kimmel, conductor por segundo año consecutivo de la gala. “Cuando escuchen su nombre, no se paren de una vez”, fue el primer chiste de la noche que recordó el bochornoso error de los Óscar 2017. La gente rió con nerviosismo y Kimmel prosiguió.

Lea también: Los ganadores de los Óscar 2018

También aprovechó el momento para referirse a las controversiales acusaciones contra Harvey Weinstein por acoso y abuso sexual a mujeres de Hollywood: “Tenemos un largo camino por recorrer”, atinó a decir sobre el tema, que más parecía algo protocolario que una denuncia formal.

Foto: Getty Images.

Pero el primer desatino real de la noche fue incentivar a las estrellas ganadoras a no excederse en sus discursos de agradecimiento rifando un Jet Ski, que fue presentado por Helen Mirren muy al estilo “televentas”. Si no hubiera sido por la actriz, este recurso habría sido uno de los más insignificantes de la historia de los Óscar.

Lea también: ¡Alfombra roja de los premios Óscar 2018!

Luego Kimmel nos lleva una vez más a interactuar con gente ajena a los premios. Fue al Teatro Chino a repartir bocadillos al público como agradecimiento a aquellas personas que consumen el cine en su esencia, no obstante, estuvo acompañado de Gal Gadot, Emily Blunt y Lupita Nyong’o, que repartieron dulces; Guillermo del Toro que sostuvo un sánduche gigante; y Armie Hammer y Ansel Elgort disparando Hotdogs al aire. ¿Quién va a querer recibir un perro caliente desde el otro lado del teatro?

Foto: Getty Images.

Dejando atrás este momento desordenado y confuso, muy desentonadas llegan Tiffany Haddish y Maya Rudolph con sus tacones en la mano y usando pantuflas a dar un poco de picante a la noche. Primero comenzaron diciendo: estamos contentas pero nos duelen los pies”haciendo referencia a los estándares estéticos que las obligan a caminar en zapatos muy altos.

Lea también:  Gary Oldman, el actor del año

Sabemos que cuando hemos salido juntas, algunos han pensado: ‘¿no están siendo los Óscar demasiado negros‘?", preguntaron. "Sólo queremos decir que no se preocupen: va a venir mucha gente blanca”  replicaron sarcásticamente, salvando la que llegaba al punto de parecer un ceremonia religiosa.

Tiffany Haddish y Maya Rudolph. Foto: Getty Images.

Y como no hablar de los problemas de sonido y afinación, casi un chiste de mal gusto, durante la presentación de Gael García, Miguel y Natalia Lafourcade, interpretando la canción "Remember Me" de la película animada "Coco". El mexicano inició el show a capela y con una guitarra, donde se hizo evidente su problema de entonación y por si fuera poco, no se le veía muy cómodo con los ajustes que se le hicieron a la canción.

Foto: Getty Images.

Posteriormente, Natalia Lafourcade saltó al escenario vestida de Frida Kahlo, mostrando su esencia latina, en compañía del estadounidense Miguel, salvando el performance y dejando a la historia el gran debut musical de Latinoamérica en los premios .

Miguel y Natalia Lafourcade. Foto: Getty Images.

¡Salud!

Jennifer Lawrence es una acrtiz que jamás logra pasar desapercibida dentro o fuera de la pantalla. Esta vez durante y después de la entrega de los premios se le vio bastante feliz disfrutando de sus copas de vino y champaña. Cuando desfiló por la alfombra roja lució su hermoso vestido cobre con mucha legenacia. Luego de tener la primera copa en la mano, saludó a todos sus conocidos, soltó carcajadas con todos los comentarios medianamente cómicos y hasta dicidió saltar entre los asientos del Dolby Theatre para socializar con los asistentes a los Óscar. Por lo menos ella sí se divirtió como nunca. 

Foto: Getty Images.

Y hablando de incidentes desafortunados y bastante bochornosos, el momento que vivió la ganadora a Mejor Actriz Frances Mcdormand en el after party no fue para nada justificable. La protagonista de "Three Billboards Outside Ebbing, Misouri" dejó su estatuilla sobre la mesa mientras chateaba y cuando se percató, su Óscar había desaparecido. Por suerte, minutos más tarde el premio regresó a sus manos con un mal sabor de boca, algo de lágrimas y un hombre arrestado por hurto.

Lea también: La histórica presencia trans en los Óscar

Foto: Getty Images.

Lea también: Frances Mcdormand y su triple corona en Hollywood

La edición número 90 de los premios tuvo baja popularidad con respecto a las anteriores entregas, lejos de llegar a ser una de las más simbólicas y con muchos desaciertos.

LO MÁS VISTO