Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

¿Quién será la primera dama?

¿Quién será la primera dama?

REVISTA JET-SET

Cuatro de los candidatos a la Presidencia tienen algunas diferencias políticas, pero coinciden en algo: detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Las damas que ocupan el primer lugar en sus vidas recordaron sus historias de amor.
De izquierda a derecha: Verónica Alcocer de Petro, Luz María Zapata de Vargas, María Juliana Ruiz de Duque, Rosalba Restrepo de De la Calle. Foto: Juan Moore. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Galería Lamazone.
Por: Revista Jet-set.25/4/2018 14:19:00

María Juliana Ruiz, esposa de Iván Duque

"Iván me inspira tranquilidad y seguridad".


Foto: Juan Moore. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Galería Lamazone.

¿Que cómo se conocieron María Juliana Ruiz e Iván Duque? Ella dice que es "historia patria"... Se encontraron en una fiesta, en plena adolescencia, y hablaron dos horas sin parar. "Iván cuenta que ese día le dijo a nuestro amigo Juan Carlos: ‘Me voy a casar con esa vieja‘".

Lea también: El álbum de fotos de Iván Duque

A Juliana los recuerdos de ese primer encuentro le iluminan la mirada, y se ve dos años después en la pista de El Dorado, frente a un loco enamorado proponiéndole matrimonio con anillo en mano.


Foto: Archivo Particular

Eran muy jóvenes y la universidad les puso distancia, él en Washington y ella en París. Pero el destino y sus ganas de verse los juntó de nuevo en Estados Unidos. Juliana aplicó a la OEA para un internship, mientras él hacía una maestría en Finanzas y Administración Pública en la American University. La invitó a comer a su casa, le pidió que sacara el postre de la nevera y cuando abrió el congelador encontró una caja de Tiffany’s.

Lea también: Álvaro Uribe está dichoso con la llegada de su cuarto nieto

De eso ya han pasado tres lustros y tres hijos; el 15 de febrero de 2003, en la Hacienda Márquez de la Calera, Juliana le dio el sí definitivo al hombre de su vida. "Alguna vez le dije, sabes que siempre me voy a encargar de lo que nadie más se va a encargar, y que el día en que me necesites solamente te volteas hacia atrás y ahí estaré".

Luz María Zapata, esposa de Germán Vargas

“Me encanta el carácter de Germán”


Foto: Juan Moore. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Galería Lamazone.

Las cuentas entre el noviazgo, la convivencia y el matrimonio de Luz María Zapata y Germán Vargas ya van por los veinte años. A ellos les encanta narrar dos versiones de su idilio. El chiste interno es que ella le decía: "Germán, oiga, ya llevamos 11 años juntos, casémonos". Y él le contestaba: "¿Pero cuál es el afán?, si apenas nos estamos conociendo".

Lea también: Germán Vargas Lleras hace 48 años

Les encanta reírse de sí mismos, y del mal genio por el que lo critican ella dice que la gente lo confunde con su temperamento fuerte. El humor fue un ingrediente clave para emprender el camino, porque lo suyo no fue amor a primera vista. La historia verdadera de su matrimonio es que decidieron sellarlo en Miami, en una ceremonia muy discreta a la que solo asistieron los hermanos de Germán con sus esposas, Clemencia, su hija, y la mamá y la hermana de Luz María.


Foto: Archivo Particular.

No solo porque ya llevaban mucho tiempo juntos y no les interesaba hacer una fiesta gigante, sino porque siempre han sido muy celosos con su vida privada. Los fines de semana se van a la finca en Bojacá, Cundinamarca. Ella lee, él se dedica a cuidar los árboles y a sus tres perros.

Lea también: Clemencia Vargas vive bailando

Y cuando reciben a los amigos, él es el perfecto anfitrión, pendiente del maridaje de los vinos y de que siempre suene música italiana. Ella está segura de que permanecerán unidos en la salud y en la enfermedad, en el palacio presidencial o en la finca en la afueras de Bogotá, porque son complemento y nunca rivalizan.

Verónica Alcocer, esposa de Gustavo Petro

“Nuestro amor derribó barreras”


Foto: Juan Moore. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Galería Lamazone.

El romance entre el candidato presidencial Gustavo Petro y Verónica Alcocer ocurrió como en el porro: lento y seguro en el galanteo. El flechazo de la pareja que quiere llegar a la Casa de Nariño se dio durante un evento académico en Sincelejo. Ella estaba entre los estudiantes que lo organizaron y, aunque no quería, le encomendaron la preparación de una cena en honor al excongresista.

Lea también: Así es el hijo de Gustavo Petro

El noviazgo empezó de manera secreta. Verónica temía la represalia de su padre, un conservador ortodoxo que rechazaba las propuestas de la izquierda. Finalmente, el hoy aspirante presidencial conoció a sus suegros y los convenció de que a pesar de las diferencias ideológicas estaban conectados por la música, la literatura y la forma de ser caribe.


Foto: Archivo Particular.

"Él es una persona inteligente y bien informada. Eso me sedujo. Además me llevaba 16 años. Nunca me gustaron los hombres de mi generación porque la conversación se agotaba muy rápido", dijo la sincelejana. Gustavo y Verónica se casaron el 17 de diciembre de 2000, cuando el mundo celebraba los 170 años de la muerte de Bolívar. Los esposos tienen seis hijos: tres de los primeros amores del candidato, uno de ella y dos de su matrimonio.

Rosalba Restrepo, esposa de Humberto de la Calle

“El matrimonio no es solo magia”


Foto: Juan Moore. Producción: Carolina Álvarez Tavera. Maquillaje: Daniela Londoño. Locación: Galería Lamazone.

Humberto de la Calle era uno de los más guapos entre los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Caldas. Rosalba Restrepo estudiaba Economía, pero tenían amigos en común. Era febrero de 1967 y ella lo recuerda entre risas como "un tumbalocas". Le gustaba mucho, pero su conversación fue lo que más la atrajo. Fueron dos años de lecturas, tertulias y un amor casi que intelectual. No hubo una propuesta rimbombante y el matrimonio fue igual de sencillo que ellos: de traje blanco, pero corto, como se usaba en esa época de minifaldas y rock and roll.


Foto: Archivo Particular.

Ahora, a punto de celebrar sus bodas de oro, permanecen unidos gracias a la admiración, y a pesar del desorden de libros que él deja en todas partes. Los últimos cinco años fueron muy difíciles, porque el jefe negociador del gobierno en el proceso de paz con las Farc en La Habana estuvo muy ausente. A veces extrañan las serenatas con su canción, Negrita, pero el Día de la Mujer, en medio de su equipo de campaña presidencial, la sorprendió con una sonrisa enamorada y un ramo de rosas.

Lea también: El twitter de Humberto de la Calle

LO MÁS VISTO