Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Por sus gestos los conoceréis

Por sus gestos los conoceréis

REVISTA JET-SET

Iván Duque, Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle pasaron por el análisis de Rita Karanauskas, una experta de la Fiscalía en detección de mentiras. A través de los gestos, la investigadora conoció las debilidades y fortalezas de los hombres que se disputan la Presidencia de la República.
De izquierda a derecha: Iván Duque, Gustav Petro, Germán Vargas, Humberto de la Calle, Sergio Fajardo.
Por: Revista Jet-set.22/5/2018 16:48:00

Para analizar los gestos de los políticos hay que partir de dos premisas: muchos manejan un libreto y su gestualidad, aún en entrevistas con los medios de comunicación y frente a grandes auditorios, responde a comportamientos aprendidos con coaches y especialistas.

Lea también: ¿Quién será la primera dama?

Así lo dice Rita Karanauskas, experta en comunicación verbal y no verbal, que desde hace años trabaja en la Fiscalía como una especie de ‘detector de mentiras‘ de personas involucradas en casos de homicidio y corrupción. Su labor también se extiende al sector empresarial, donde busca señales inconsistentes entre el manejo del cuerpo y las ideas de socios e inversionistas.


Foto: Karen Salamanca.

A propósito del debate electoral, Jet-set la consultó con el fin de conocer las ideas, los estados de ánimo y las emociones de los aspirantes a la Presidencia, quienes en pocas ocasiones se muestran espontáneos. El ojo de Rita está entrenado para descubrir gestos que casi siempre son imperceptibles entre el común de las personas. Aquí, los resultados.

Iván Duque

Políticamente correcto


"En la plaza pública, Iván Duque tiene el manejo corporal y tono de voz del jefe del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez (...) No debería imitarlo", asegura Karanauskas. Foto: Revista Semana.

Para Rita Karanauskas parece que hubiera dos Iván Duque: el que habla pausado en los debates y recintos cerrados y el que trata de mostrarse enérgico en la plaza pública. Cuando se enfrenta al resto de los aspirantes en pequeños auditorios, dice la experta, apela a movimientos de manos verticales, enfáticos y lentos que generan confianza, en contraposición al manejo corporal y el tono de voz que desarrolla en concentraciones más grandes, en las que se asemeja al jefe natural del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez.

Lea también: El álbum de fotos de Iván Duque

"El referente del exmandatario lo hace poco auténtico. No debería imitar a Uribe”, explicó Karanauskas. En los debates de Teleantioquia y Telecaribe brilló con luz propia al rescatar la gestualidad firme y acompasada aún en los instantes en que el resto de los panelistas la enfiló contra él por las viejas acciones del uribismo. "La naturaleza premió a Duque con los rasgos de su nariz y pómulos redondos, que son propios de las personas carismáticas y comunicativas. Entre todos los candidatos tiene un plus muy grande y es que jamás se le ve una gota de cansancio.

La percepción que me da es que es muy amable. De hecho he escuchado a algunas señoras que dicen que provoca abrazarlo”, dijo la analista. Para ella, entre los cinco candidatos analizados, Duque es el que mejor ha hecho la tarea para que la comunicación de sus ideas sea consistente y asertiva.


"La naturaleza premió a Duque con los rasgos de su nariz y pómulos redondos, que son propios de las personas carismáticas y comunicativas", afirma la experta. Foto: Revista Semana.

Gustavo Petro

Al vaivén de las encuestas


Un rasgo distintivo de Gustavo Petro es el manejo vertical y contundente de las manos. En los debates hace pausas que le permiten el desarrollo claro de sus tesis políticas. Foto: Revista Semana.

Las encuestas que midieron intención de voto de los colombianos después de la consulta del 11 de marzo cambiaron al candidato de la izquierda, Gustavo Petro. La brecha que lo separó de su contendor inmediato, Iván Duque, hizo mella en la energía que desbordó al inicio de la campaña electoral. Según la experta en gestualidad, Petro está con los hombros encorvados en señal de cansancio y desmotivación, pero aún así no ha perdido el atractivo de su oratoria envolvente gracias a las pausas que hace, con el fin de enfatizar cada una de sus ideas.

Lea también: La historia de amor de los Petro

Tampoco se ha olvidado del movimiento pausado de las manos ni de los diferentes tonos de su voz, como lo hizo en el Senado y en los días en que lanzó su candidatura a la Alcaldía de Bogotá. "Pero hay algo débil en él y es que en los discursos inclina el cuerpo hacia un lado, algunas veces hacia la izquierda y otras hacia atrás. Por eso lo percibo arrogante y como tal genera un distanciamiento con el público. Además, cuando se sienta deja los pies inclinados en punta. Eso denota que no es una persona cien por ciento armónica o equilibrada”, explica la analista de la Fiscalía, quien, aún en medio de estas debilidades, le atribuye a Petro una de las mejores oratorias de los últimos tiempos.


"En algunos momentos ladea el cuerpo y por eso lo percibo arrogante", asegura la analista. Foto: Revista Semana.

Sergio Fajardo

Se sale del libreto


Sergio Fajardo y Humberto de la Calle tienen muchas similitudes en el manejo del cuerpo. Ambos, según la analista, mueven mucho las manos y casi nunca dirigen la mirada al público. Foto: Karen Salamanca.

El día en el que se tomó el ‘tintico‘, en un intento de firmar una coalición electoral con los liberales, Sergio Fajardo tuvo coincidencialmente el mismo manejo corporal de su contrincante, Humberto de la Calle. Ambos estaban cansados y parecían poco emocionados frente a la posibilidad de convertirse en la tercería política. 

"Guardan muchas cosas en común. Fajardo tiene movimientos erráticos en la cabeza y se deja llevar por algo que conocemos como ‘ojos bailarines‘. Estos pequeños detalles hacen que el mensaje llegue con ruido al receptor", puntualizó la investigadora. Entre sus fortalezas, el candidato de los verdes prefiere mostrar la autenticidad paisa por encima de las lecciones aprendidas con los coaches de comunicaciones que trabajan en su campaña política.

Lea también: Los superpapás del Jetset colombiano

También es el más galante de los candidatos, quizá por la imagen de buen mozo que cautivó el voto femenino en las contiendas que lo llevaron a la Alcaldía de Medellín y a la Gobernación de Antioquia. Según Karanauskas, Fajardo está a tiempo de reaprender el dominio de los grandes auditorios, tal como lo hizo en las elecciones regionales de su tierra.

“Fajardo es auténtico y quizá el menos libreteado de los candidatos”, asegura Rita Karanauskas. Foto: David Estrada.

Germán Vargas Lleras

Al estilo Trump


Germán Vargas Lleras sobresale por la seguridad y buen manejo de cámaras. "Su discurso es incluyente. Se dirige a todos los géneros y las razas", explica la investigadora. Foto: Revista Dinero.

Iván Duque y Germán Vargas Lleras se dan mano en materia de gestualidad pausada y contundente. Atentiendo la explicación de la analista, se nota que el jefe natural de cambio radical "hace un esfuerzo para que el planteamiento de sus tesis políticas lleguen sin ruido a sus potenciales electores". En la plaza pública, donde siempre echa mano de una oratoria veintejuliera, hace el alarde de la experiencia de años de política con discursos incluyentes en los que involucra a los diferentes géneros, edades, razas y credos. 

Lea también: Clemencia Vargas vive bailando

"Es muy pulcro en el manejo de sus manos, nunca las esconde y te mira a los ojos. Uno sabe a qué atenerse con personas como él. Siempre habla con el mentón erguido y por eso transmite la imagen de un candidato arrogante. Pero en el imaginario de la gente esto es bueno porque lo perciben como un hombre con los pantalones bien puestos", explica la experta. Ni en los momentos más críticos de la campaña, con guarismos que lo que lo sitúan en el quinto puesto de las encuestas, Vargas Lleras ha dado muestras de desmotivación o cansancio. "Se ve imponente. Al igual que Trump, tiene pasos cortos y pausados. Es lo que conocemos como machos alfa", asegura Karanauskas.


En la plaza pública apela a la oratoria veintejuliera, pero lo hace en sincronía de un manejo pausado de los brazos. Foto: Revista Semana.

Humberto de la Calle

El nerviosismo de la recta final


"Humberto de la Calle transmite su mensaje de manera errática debido a los movimientos rápidos y dispersos de las manos", enfatiza la analista. Foto: Revista Semana.

De todos los candidatos presidenciales, Humberto de la Calle es el que más gesticula. La analista de la Fiscalía aseguró que, en los debates, algunos tics nerviosos se apoderan de él, como los movimientos involuntarios de las piernas, los giros injustificados de la cabeza y el manoteo rápido, disperso e incontrolable en su afán de acentuar las ideas. "Parece que estuviera ansioso y fastidiado. Eso hace que transmita el mensaje de manera errática. No es del tipo de oradores que cautivan a las personas.

Lea también: El twitter de Humberto de la Calle

Como si fuera poco, cuando está exponiendo sus puntos de vista, se acicala, baja la cabeza, dirige la mirada hacia el piso y no tiene contacto visual con el público. Es importante mirarlos a todos para que sus tesis lleguen al receptor de forma clara y directa”, explica la investigadora de gestos humanos. Según ella, el líder del liberalismo parece que estuviera en la misma actitud de su trabajo en la mesa de negociaciones en La Habana, donde salía a atender a la prensa con cara de "apagar incendios". "El político que aprende a manejar el cuerpo tiene ganada la comunicación en un 80 por ciento", enfatiza la experta, quien elogió el buen humor de Humberto de la Calle. Es el único que hace chistes en los debates.


El candidato del Partido Liberal hace alarde de su buen humor y amabilidad durante los debates. Foto: Revista Semana.

LO MÁS VISTO