Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Así empieza la historia del tercer príncipe de Cambridge

Así empieza la historia del tercer príncipe de Cambridge

REVISTA JET-SET

Revuelo en el Reino Unido con la noticia de que el príncipe William, nieto de la reina Isabel, y su bella esposa Catherine, recibirán a mediados de 2018 a un bebé que será el quinto en la línea de sucesión al trono.
Los duques de Cambridge en su visita oficial a Polonia hace dos meses. Se cree que en una de esas noches concibieron a su tercer hijo, luego de que ella bromeara con él: “Deberíamos tener más bebés”.
Por: Revista Jet-set.13/9/2017 11:59:00

Hace dos meses, en la visita oficial a Polonia, a Catherine le regalaron un juguete para recién nacido y le gustó tanto que le dijo a William: “Deberíamos tener más bebés”. Las palabras fueron premonitorias y tabloides locales como The Sun sospechan que el duque de Cambridge se tomó muy en serio a su mujer y en una de esas noches concibieron al nuevo heredero, que se sumará a George y Charlotte, sus hijos mayores.

Lea también: Isabel II de Inglaterra ¿abdicará?

Quienes conocen la vida y milagros de Catherine, mejor conocida como Kate, saben lo mal que le sientan los primeros meses del embarazo, a causa de la hiperémesis gravídica, trastorno que se caracteriza por vómitos tan severos, entre otros síntomas, que pueden conducir a la deshidratación. Cuando concibió a George y Charlotte, el mal puso a la duquesa en el hospital, pero esta vez, que no ha sido la excepción, recibió atención médica en el Palacio de Kensington, su residencia.

En julio de 2013, los duques fueron noticia mundial al presentar al bebé George a la salida del ala Lindo del St. Mary Hospital, donde se cree que también nacerá el nuevo principito.

La maluquera de Kate obligó a sus portavoces a no esperar a que tuviera 12 semanas de embarazo, cuando concluye su periodo más delicado, para darlo a conocer. Como ella tuvo que cancelar una visita a un centro infantil cuatro horas antes, algo muy raro en la realeza, no hubo más remedio. El anuncio, por supuesto, causó entusiasmo en la familia real, cuyos voceros dijeron que todos estaban “delighted” (encantados), empezando por la reina Isabel, quien recibirá así a su sexto bisnieto, mientras que el príncipe Carlos, padre de William, tendrá a su tercer nieto, quien nacerá a mediados de 2018.

El bebé transformará la línea de sucesión al trono, pues entrará a ocupar el quinto lugar detrás de Carlos, William, George y Charlotte, desplazando a su tío Harry al sexto lugar. Así mismo, de ser varón, el nuevo hijo de los duques de Cambridge será el primero de la familia real inglesa en no beneficiarse de la vieja primacía del sexo masculino, gracias a la Succession to the Crown Act de 2013, Ley de Sucesión de la Corona, que determinó la igualdad de las mujeres en el orden dinástico desde 2015.

Lo más probable es que al nacer, la reina nombre a su bisnieto príncipe o princesa de Cambridge, como lo son sus hermanos, y que la Royal Mint (Real Casa de Moneda) acuñe una pieza de 5 libras en su honor, para deleite de los coleccionistas, anotó The Telegraph. En el caso de George, se produjeron 10.000 monedas de plata sólida a unos 100 dólares cada una, más 2.000 soberanos de oro de 22 quilates a 1.000 dólares cada uno. “Todo se vendió en cuestión de días”, recordó el periódico londinense. Así mismo, se espera que se despachen como pan caliente los limpiones, postales, loza y toda suerte de souvenirs conmemorativos del infante real.

Lea también: Cartas de la Familia Real Rusa vuelven a su país de origen

La sensación que ha causado la noticia, augura que se repetirá la expectativa por su sexo y nacimiento como pasó con George y Charlotte, y que una multitud se agolpará a las puertas de su lugar de nacimiento, a lo mejor el St. Mary Hospital de Londres, para verlo salir en brazos de sus padres.

La buena esperanza de Kate ha puesto a vibrar otro rasgo tan inglés como la realeza: las apuestas. Miles de británicos venían jugándose importantes sumas por el anuncio del tercer bebé de Cambridge hasta que dieron en el blanco y eso les costó una fortuna a varias empresas. Ahora, casas como Coral y Paddy Power le declararon a The Telegraph que el público está enardecido con los posibles nombres del tercer nieto de Diana de Gales.

El príncipe William, segundo en la línea de sucesión al trono de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, ya tiene dos hijos con su esposa Catherine, Charlotte y George, príncipes de Cambridge. En la foto, la familia joven, bella y feliz en los festejos del cumpleaños de la reina Isabel en Londres en junio pasado.

Los punteros son Alice y Arthur, seguidos de Alexandra, Albert y Victoria, muy en la línea de la tradición real elegida por los duques hasta el momento. En 2015, estas empresas pagaron más de 1 millón de dólares a quienes predijeron que los duques llamarían Charlotte a su hija, informó el diario.

Lea también: Los plebeyos que se han robado el show en la realeza

Con este bebé, William y Kate rompen la costumbre de tener dos hijos que imperó en los últimos años en la casa real y se suman a la tendencia nacional de familias con tres o más retoños. De hecho, la duquesa siempre ha manifestado su deseo de una parentela larga, entre otras cosas porque ella es la mayor de tres hermanos. Pero no faltaron los columnistas que le recomendaron que no tenga un cuarto principito, pues sería visto como una extravagancia y una pesada carga para los contribuyentes que mantienen a la monarquía.

LO MÁS VISTO