Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Jerónimo Uribe y Shadia Farah: padres por segunda vez

Jerónimo Uribe y Shadia Farah: padres por segunda vez

REVISTA JET-SET

El hijo menor de Álvaro Uribe y la barranquillera recibieron a Emilio. La noticia trascendió a los medios solo hace unos días, mucho después de la contienda electoral, que se robó la atención del expresidente colombiano.
Fotos: Óscar Garcés, Cámara Lúcida y Cortesía Shadia Farah.
Por: Revista Jet-set.25/7/2018 10:10:00

Hace unos días, cuando el Centro Democrático le daba las últimas puntadas al empalme entre el presidente electo y el gobierno saliente, Álvaro Uribe Vélez generó un ambiente de distensión al publicar en las redes sociales la primera foto de Emilio Alberto, su cuarto nieto. El bebé, segundo hijo de Jerónimo Uribe y de la barranquillera Shadia Farah Abuchaibe, nació en plena contienda electoral, por los días en que el exmandatario se incorporaba de tiempo completo al cierre de la campaña de Iván Duque en regiones como la Costa Atlántica y Nariño.

Lea también: Álbum de fotos de Álvaro Uribe Vélez

Uribe Vélez no pudo llegar a tiempo al momento del parto, a diferencia de su esposa, Lina Moreno, y de los papás de Shadia, Helen Abuchaibe y el pediatra Freddy Farah. No obstante, se mantuvo en constante comunicación telefónica con Jerónimo. El niño nació por parto natural después de un proceso de gestación delicado que requirió del continuo monitoreo de los especialistas y, por supuesto, del acompañamiento de las familias de la joven pareja.

Foto: Álvaro Uribe Instagram

Antes de Tomás, su primogénito, y de Emilio, Shadia tuvo dos pérdidas debido a un síndrome de coagulación en la sangre. "Con estos antecedentes estábamos nerviosos. Por eso me cuidé mucho. Durante unos ocho meses me inyectaron un anticoagulante diario. Pero siempre estuve tranquila, en armonía y focalizada en la buena nutrición para evitar complicaciones. Así mismo, no quería que el niño naciera por cesárea. La recuperación después del parto natural es más rápida", explica la nuera de Uribe.

Lea también: El álbum de fotos de Iván Duque

En este proceso contribuyó su formación en la Universidad de Stanford, en California, donde cursó varias cátedras relacionadas con bienestar personal. "Estudié esto para aplicarlo a mi vida propia. Mi intención no era certificarme como coach. De hecho, solo me faltó un taller para homologar la carrera de Wellness", asegura la barranquillera.

Foto: Cortesía Shadia Farah

En esos meses, su esposo se concentró en los cuidados del pequeño Tomás, de 3 años: "Nuestro hijo mayor es muy inquieto. Siempre hemos visto su energía desbordante como un reto. Lo matriculamos en clases de natación, equitación y manualidades. Por las noches, cuando mi esposo llega del trabajo, se dedica únicamente a él. Es el mejor papá".

A esa hora, cuando Tomás Uribe Farah está a punto de dormir, recibe, por lo general, la llamada del abuelo Álvaro, sin importar qué tan lejos se encuentre de Medellín o qué tan acalorados hayan sido los debates legislativos. Con el pequeño tiene una conexión especial debido a la vocación por el campo que le inculcó cuando apenas daba los primeros pasos. Por el mismo camino va Emilio, quien recibió del exmandatario una silla de montar caballo.

Lea también: Cuarenta años de lujo de Mario Hernández

Sus otros dos nietos, Jerónimo y Leticia, hijos de Tomás Uribe y la presentadora Isabel Sofía Cabrales, también nacieron con la misma pasión por la naturaleza. "Mi suegra también se ha encargado de transmitirles este amor por la ecología. Cada domingo, cuando los lleva a su huerta, se encarga de hablarles de las características de un planeta en armonía con los seres vivientes", asegura la barranquillera.

Lea también: Kylie Jenner: la millonaria más joven de Estados Unidos

El nombre de su segundo niño fue escogido por Shadia, casi en el octavo mes de embarazo y después de agotar todas las sugerencias que les habían hecho sus padres y amigos. Curiosamente en las familias de ella y de su esposo hubo varios Emilios. Uno de los bisabuelos del expresidente se llamaba Martín Emilio y uno de los abuelos de Shadia, Gabriel Emilio. "Me correspondió escoger el nombre porque Jerónimo lo hizo cuando nació nuestro primer bebé. Lo bautizó como Tomás, su inseparable hermano, atendiendo a un pacto que ellos hicieron", explicó.

Foto: Óscar Garcés, Cámara Lúcida.

La pareja, que contrajo matrimonio en 2012, se conoció en Bogotá, donde vivió hasta que Shadia terminó Comunicación Social en la Universidad Javeriana. A ella le costó asimilar el revuelo mediático que despertó su noviazgo con el delfín presidencial. Por fortuna, Jerónimo también se estaba agotando de tanta figuración y de las críticas de la prensa. "Espero que mis hijos no reciban el mismo trato. Ha habido momentos complicados. Me gustaría que tuvieran una vida tranquila y sin tantas medidas de seguridad", asegura.

Lea también: Juan Manuel Santos se le mide a ser youtuber

Shadia y Jerónimo quieren otro hijo: una niña. Pero la decisión la tomarán dentro de algunos años. Cuando llegue el momento, Emilio ya sabrá usar la silla de montar que recibió de su abuelo paterno.

LO MÁS VISTO