Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Stormy Daniels desnuda a Donald Trump

Stormy Daniels desnuda a Donald Trump

REVISTA JET-SET

La actriz porno y stripper cuenta en sus memorias detalles de su affaire con el mandatario, incluido el tamaño de sus genitales. Un round a favor de la mujer cuya sombra amenaza con hundir al magnate.
“Es quizá la relación sexual menos impresionante que he tenido”, asegura Stormy de su encuentro con Trump hace doce años en un hotel de California. Foto: Getty Images.
Por: Revista Jet-set24/10/2018 10:46:00

Si algo cae mal del presidente estadounidense es la manera en que suele referirse a las mujeres, pues no se mide para calificarlas de feas o cosificarlas. Por eso hoy muchas están agradecidas con Stormy, porque lo humilla en sus memorias como nadie lo había hecho, con un poco de su propia medicina, según comentó Anushay Hossain en el portal de CNN. “El libro humaniza a Stormy Daniels, la mujer que es mucho más que el objeto sexual a que la han reducido los hombres en su vida personal y pública”, acotó la columnista.

Lea también: Babra Streisand vuelve con nuevo disco y canción anti-Trump

Daniels hace esperar a sus lectores por esos detalles picantes que tanto anunció acerca de su noche con Trump, pero la antesala de la que se vale para mantener el suspenso no es poca cosa, pues en ella narra su increíble salto de la miseria a la fama.

“Nací con todo en mi contra y si las cosas hubieran seguido su curso normal, estaría en Luisiana con seis hijos y sin dientes”, asegura. Su padre la abandonó a los 4 años y se crió en un barrio marginado de Baton Rouge, en una casa infestada de cucarachas y ratas, donde su madre la dejaba sola y sin comida por días.


Trump y Stormy cuando se conocieron. Los 130.000 dólares con los que él compró su silencio podrían tumbar al presidente. Fotos: Stormy Daniels MySpace.

A los 9, se hizo amiga de una niña menor que ella, a quien quiso imitar en sus visitas a otro vecino solo para descubrir que él abusaba sexualmente de la pequeña. Entonces, Stormy se ofreció a someterse a los vejámenes por dos años a cambio de que dejara en paz a su amiga. Indicios del crimen llegaron a oídos de la Policía, la cual interrogó a la madre de Daniels, quien lo negó de plano, a sabiendas de que podrían quitarle a su hija. Stormy nunca delató su violación ni su madre se preocupó por saber la verdad.

Lea también: Donald Trump llama "perra" a su asesora

Una de las revelaciones que sorprenden de Full Disclosure es que ella se graduó con honores en el colegio, donde era la editora del periódico escolar. A los 17 años, siendo aún estudiante, empezó a hacer striptease con el fin de ahorrar para sus estudios de veterinaria. “Ganaba 325 dólares en una noche y me pareció que me había sacado la lotería”, escribe.


Stormy asegura que el pene de Trump tiene forma de hongo venenoso, así que Jimmy Kimmel le pidió en su programa que fuera más específica presentándole una bandeja de opciones. Ella escogió uno de los más pequeños. Abc.go.com.

Esa seguridad financiera la alejó del sueño de ir a la universidad e hizo lo necesario para ganar más dinero: “Creo firmemente en el capitalismo y noté que las chicas del Gold Club que invertían en implantes de senos tenían mejores propinas que yo”, narra, así que en 1999 siguió el ejemplo y obtuvo sus atributos más llamativos, a los cuales les tiene nombres: Thunder y Lighting.

En 2002 debutó en el cine pornográfico, en el que es una celebridad. Además de actriz, es una galardonada guionista y directora de unas setenta cintas del género. “Tiene ambiciones más allá de las usuales historias de extraños que terminan teniendo sexo. Sus cintas exhiben carácter, diálogos, trama y puesta en escena”, comentaba en 2016 la revista New York.

Lea también: Stromy Daniels tras las rejas

Fue en su calidad de reina del porno que Stormy asistió en 2006 a un torneo de golf en un resort a orillas del lago Tahoe, California, en el cual participaba Trump, a quien le gustó y la invitó a cenar esa misma noche en su habitación del hotel.


Daniels introdujo a su esposo, Brendon Miller, en el cine porno para que no se sintiera mejor padre que ella de su hija Fortney. Él le acaba de pedir el divorcio acusándola de infidelidad. Foto: Getty Images.

Stormy expresa que asistió convencida de que hablarían de negocios, pero terminaron haciendo el amor, lo que ahora le repugna. “¿Yo me acosté con eso? ¡Oug!”, piensa cada vez que ve a Trump, quien en ese momento llevaba un año de casado con su esposa Melania.

La actriz ya había contado la aventura a In Touch en 2011 y lo novedoso en sus memorias es que califica a Trump de mal “besador” y describe sus partes privadas. “Él sabe que tiene un pene raro. Es más pequeño que el promedio, pero tampoco peculiarmente pequeño. El glande parece un hongo enorme, es como una seta venenosa”, señala Daniels, y añade: “Me sentía molesta de estar siendo follada por un tipo con pubis de Yeti (...). Es quizá la relación sexual menos impresionante que he tenido”, concluye sobre el coito, que duró “entre dos o tres minutos”.


Trump le dijo a Stormy que le recordaba a su hija Ivanka (izquierda) y que no dormía en la misma habitación con su esposa Melania (derecha). Esta foto es de la época en que él se acostó con la stripper. Foto:  Getty Images.

El fantasma del affaire reapareció cuando las posibilidades de llegar a la Presidencia se hicieron reales para Trump y semejante revelación podría arruinarlas. Daniels sostiene que fue amenazada de muerte para que no hablara y comprendió que no permanecer anónima era el mejor modo de atajar cualquier intento del millonario o de sus hombres en su contra.

Lea también: "Me hubiera gustado acostarme con Diana": Donald Trump

El temor, asegura, la llevó también a vender su silencio por 130.000 dólares, que le entregó Michael Cohen, abogado de Trump, en plena gesta electoral en 2016. En enero de este año, el Wall Street Journal sacó a la luz el trato y Stormy saltó a las primeras planas al solicitarle a un juez que anulara el convenio para dar su versión de los hechos.


El libro revela la miseria y los abusos sexuales que Stormy padeció de niña. Fotos: Getty Images.

El problema es que ese dinero fue presentado por Cohen como un aporte a la campaña de Trump que violaba los topes legales. Hace poco, el abogado se declaró culpable por este cargo más otros delitos relacionados con el mandatario. Como concluyó el periodista Dylan Matthews en Vox.com, Cohen admite que Trump incurrió en graves delitos federales que podrían llevarlo al impeachment (juicio en el Congreso) y a una eventual destitución, a causa de esos “dos o tres minutos” de placer que Stormy rememora con asco.

Cuando las amantes presidenciales hablan


En su libro The President’s Daughter, Nan Britton reveló, en 1927, que Warren G. Harding la embarazó en su oficina del Senado. El affaire siguió en la Casa Blanca, donde hacían el amor en un clóset. Foto: Getty Images.


Kay Summersby narró en Past Forgetting: My Love Affair with Dwight Eisenhower su romance con el mandatario en la Segunda Guerra Mundial. Él era impotente y casi deja a su esposa por ella. Foto: Getty Images.

Lea también: Difunde grabación de Donald Trump tratando de ocultar su relación con un ex Playboy


En 1977, Judith Exner confesó en My Story su relación con John F. Kennedy y atestiguó su nexo con el mafioso Sam Giancana, otro de sus amantes, al igual que Frank Sinatra. Foto: Getty Images.

Madeleine Duncan Brown aseguró en Texas in the Morning que cuando era amante de Lyndon B. Johnson, este le contó que fue el autor intelectual del asesinato de John F. Kennedy, en 1963. Foto: Dallasnews.com - Getty Images.


Gennifer Flowers, una de las conquistas de Bill Clinton, relató en Passion and Betrayal que él consumía marihuana y cocaína y que su esposa, Hillary, era una lesbiana de clóset según él mismo. Foto: Getty Images - Look Press Agency.

LO MÁS VISTO