Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cabas regresa del infierno de la depresión

Cabas regresa del infierno de la depresión

REVISTA JET-SET

El artista barranquillero retomó los hilos de su carrera musical con el lanzamiento del sencillo Valiente. Lo hizo después de un periodo de oscurantismo en el que estuvo agobiado por el desamor, la rumba y la depresión. Así habló con Jet-set.
En 16 años de carrera artística, Andrés Cabas ha grabado cinco discos, sin incluir las recopilaciones de sus grandes éxitos como Ana María, Mi bombón y Tu boca. Foto: Juan Carlos Sierra/18.
Por: Revista Jet-set19/9/2018 16:42:00

La apertura de los recientes Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, significó el regreso de Cabas a los grandes eventos del país. Interpretó su exitosa cumbia Ana María, con la que envió el mensaje de que no se ha retirado. Han sido siete años difíciles: su álbum Si te dijera, de 2011, no tuvo el éxito de los anteriores y el sencillo Tanto que te amo tanto, de 2017, no fue tan contundente como para decir ‘aquí estoy y aquí me quedo’.

Lea también: Jane Fonda se confiesa

Se especuló que Cabas había sido presa de una sequía creativa y así lo reconoció. Dijo que entró en conflicto con su musa, que peleaba y se reconciliaba con ella una y otra vez. ¿Pero qué había detrás de esa relación, en apariencia, disfuncional? Según él, se conjugaron el agobio que le produjeron los chismes de farándula, que daban cuenta de supuestos amores y desamores, y su frenética dependencia de la rumba. Cabas no se sentía bien con Cabas. Dormía poco y los amigos empezaron a dejarlo solo.


Valiente, su nueva canción, es una oda a la vida y una invitación para empezar nuevos amores. Foto: Juan Carlos Sierra/18.

Sin embargo, lo suyo seguía siendo la música y no la fama que llegó por heredar el talento de su padre, Eduardo Cabas. El cantante todavía recuerda que en su debut recibió los aplausos de los críticos del periódico The New York Times, que lo calificaron en 2004 como uno de los nuevos mejores artistas del mundo junto a Alicia Keys y Radiohead. No obstante, no supo sobrellevar los elogios, los premios y las portadas de revistas. Se convirtió un joven frágil y muy solitario.

Lea también: La estrella de la familia moderna Sarah Hyland comparte su historia de asalto

Hoy está de regreso a la escena musical con la canción Valiente, que compuso para demostrar que se puede volver a empezar a los 40 años.

Le habíamos perdido la pista. Pensamos que se había retirado de los escenarios.

–Como productor y compositor siempre estoy grabando, pero no lanzo al mercado todos los temas. Lo que pasa es que hace un tiempo perdí las ganas de componer. Valiente es esa canción que me dio el entusiasmo para retomar la música con mucha fuerza.

¿Cuánto tiempo vivió sin inspiración?

–Como un año. La musa se fue de una mala manera. Estaba muy herido. No quería dedicar mis canciones a los amores. Muchos se fueron. Se necesita ser artista para entender lo que produce la partida de una persona.

Pero el desamor vuelve creativos a los artistas.

–A mí no. Eso me bloquea. Quedo muy frágil.

¿Cómo hizo para retomar su música y crear el tema Valiente?

–La canción comienza a rondar por mi vida cuando conocí a una persona muy especial. Estábamos pasando un momento increíble, pero sabía que esa relación no iba a durar. Algo me decía que vivíamos una mentira. Igual me entusiasmé hasta que pasó lo inevitable. Ella no fue valiente, fue cobarde.

lea también: Los 6 momentos más impactantes de los Emmy 2018Kevin Spacey absuelto de abuso sexual

¿Por qué entregarle la felicidad a otra persona?

–Si todos fuéramos tan espirituales como usted lo plantea, no tendríamos artistas. Eso de decir ‘primero me quiero yo, segundo yo y tercero yo’ no va conmigo. Los compositores no somos tan espirituales, gracias a Dios. Por eso contamos historias esperanzadoras, pero también le componemos al dolor. Valiente es un tema alegre. Si fuera triste no habría sido capaz de regresar al mercado.

¿Quién fue esa mujer?

–Qué importa cómo se llama. Da lo mismo si es Ana María. Hay muchas Ana María. Lo que puedo decir es que me rompí de tal manera que pensé que no iba a volver a surgir.

¿Cuántas veces se ha enamorado?

–Eso no se debe contar. Lo cierto es que esta última vez quedé muy frágil. No quería nada. Estuve a punto de decir no más.

¿Qué le pasó?

–Entré en depresión y tuve muchos problemas de salud. Terminé en la clínica. Con ayuda de mis padres pude recuperarme. Estuve cerca de irme. Me quería ir de una u otra manera. No quería estar más en este plano. No voy a entrar en detalles.

¿Intentó ‘irse’?

–Sí, varias veces.

¿Hubo un intento de suicidio?

–No voy a usar esa palabra. Era como apagar el televisor de tanto dolor. No estaba entusiasmado por la música. Hubo muchas cosas más.

¿Tuvo que ver con la caída de las ventas?

–No. Eso forma parte del pasado. Lo importante es que ahora estoy lanzando una canción increíble. Afortunadamente todo pasó.

¿Y la familia?

–Mis padres me ayudaron. Para mi papá fue muy duro.

Muchos pensamos que su vida era un gran fiesta.

–A los 18 años todo era alegría y locura. Las cosas no pueden seguir así.

¿Le bajó a la rumba?

–Sí, 90 por ciento.

Lea también: seis premios Emmy póstumos para Anthony Bourdain

¿Hubo más excesos en su vida?

–Todo el mundo me cogía y me daba de todo. Decían: “Cabas tan bonito, pero vuelto mierda”. No eran amigos verdaderos.

En esos momentos muchos buscan ayuda psiquiátrica.

–Yo no. Solo creo en la tarima, en la gente que canta mis temas. Con Bonita muchos se han enamorado y propuesto matrimonio. Con Tu boca he cuadrado un millón de polvos.

¿Esa crisis fue generada por la fama?

–La prensa me graba y me saca en los programas de televisión cuando estoy enfiestado. Me han irrespetado de mil maneras; por eso no quería más. Han trapeado el piso conmigo: que si tomo, que si no lo hago… En fin. Soy cien millones de veces más grande de lo que se dice de mí en los chismes de farándula.

¿Se puede volver amigo de sus ex?

–No puedo porque sus novios me tienen celos por mi energía sexual, creen que puede pasar algo otra vez, exceptuando a Johana Bahamón.

¿Cómo es la relación con ella?

–Su esposo y yo somos compadres. Él es padrino de mi hijo y yo, de la hija de él. Es una demostración de que nos queremos. Además Johana y yo tenemos un hijo en común.

¿Qué más amigos tiene?

–Solo dos. Los conocí cuando tenía 16 años. Con ellos hicimos nuestra primera banda de rock. Uno vive en Miami y el otro, en Medellín.

Lea también: Dolores O‘Riordan se ahogó en su bañera por accidente

¿Hay búsqueda espiritual en medio de este difícil proceso?

–Hago yoga y ejercicios. La meditación también me ayudó. Mi cuerpo estaba intoxicado. Necesitaba limpiarlo. Eso no quiere decir que ahora no tome alcohol. Lo hago con mis amigos.

¿Y ese tipo de terapias alternativas han funcionado?

–Mi cabeza estaba muy cargada. Pienso todo: en la mujer que se fue hace poco, en la otra exnovia de hace cuatro años, en la vida… No sé cómo ponerle off a tanta pensadera. Me estaba enloqueciendo. No quería más. Estaba cansado.

¿Qué más viene en su carrera?

–Estoy feliz por mi regreso a los escenarios. Si no canto, no tengo futuro. 

LO MÁS VISTO