Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en JETSET Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Ángela Ponce, una transgénero va a Miss Universo

Ángela Ponce, una transgénero va a Miss Universo

REVISTA JET-SET

El concurso de belleza más importante del mundo rompió su propio molde al aceptar la participación de miss España, un hombre que hizo la transición a mujer. Si bien la decisión lleva un mensaje de inclusión, no todos están preparados para aceptar a la polémica reina. Esta es su historia.
Ponce ganó Miss Mundo Cádiz, pero no pudo llegar al concurso nacional por no ser mujer biológica. En Miss Universo España encontró un espacio más incluyente gracias a los nuevos estatutos, que cambiaron en 2013.
Por: Revista Jet-set.25/7/2018 10:10:00

España sigue recogiendo la cosecha de la ‘movida madrileña’, un periodo alusivo a la contracultura que surgió durante la transición de la era franquista a la democracia. En los ochenta salieron al ruedo las primeras ‘chicas Almódovar’ y años después las ‘otras Almodóvar’, un grupo de personajes transformistas encarnados por Miguel Bosé, en la película "Tacones lejanos", y Gael García, en "La mala educación". Luego surgió la cantante y modelo Bimba Bosé con las banderas de la androginia y, ahora, Ángela Ponce, quien ostenta dos récords: la primera transexual elegida Miss España y la primera candidata transexual en ir a Miss Universo.

Foto: Cortesía Miss Universe Spain.

Pero en la península ibérica aún existen los rezagos del viejo país. En Pilas, Sevilla, su ciudad natal, la reina de belleza creció a la defensiva para sobrellevar la carga de la incomprensión y la sorna de muchos de sus habitantes. Pocos entendían la excentricidad de Ángela Ponce, quien nació niño, pero cuya identidad de género era con el sexo opuesto. Demasiada información para un municipio forjado bajo el modelo del hombre proveedor y fuerte. “Yo era el mariquita de la clase. Eso fue muy duro”, dice. Mientras sus compañeros se inclinaban por el fútbol, ella celebraba las fiestas de la Virgen del Rocío enfundada en un traje de sevillana, siempre aferrada a la falda protectora de la mamá: “Tenía comportamiento de niña. Pero no quería jugar con la Barbie. Quería ser una de ellas”.

Lea también: Los crespos con raiting de Mábel Moreno

Con el tiempo, por fin alguien la entendió y la sacó del túnel donde no quería estar. Una de sus tías la invitó a maquillarse y a apropiar el universo femenino que la deslumbraba, incluyendo las peinetas, mantillas, plataformas, flores en la cabeza, minifaldas... en fin.

Foto: Tomado de www.quien.com.

Sus padres también tuvieron un rol protagónico en la transformación y la apoyaron en su tránsito a mujer: fueron los primeros en aceptar que necesitaba una reasignación de sexo. “La vaginoplastia no me hizo mujer. Desde mi primer berrinche de bebé me sentí una niña. Tampoco fui un corto circuito en la barriga de mi madre. Nací trans, pertenezco a un mundo diverso que pocos quieren ver”, aseguró la candidata de Miss Universo.

La pasión por los reinados y las pasarelas llegó sin proponérselo. Una agencia madrileña la conoció, la fichó sin prejuicios y de inmediato fue contratada como modelo de varios desfiles de las marcas Carolina Herrera y Ágatha Ruiz de la Prada. Paralelamente le hicieron el ofrecimiento de participar en Miss Mundo Cádiz. Aunque ganó, no pudo avanzar en la consecución del sueño real. Desde la distante región era difícil derribar los prejuicios de Miss Mundo España, con sede en Madrid, donde le cerraron las puertas al argumentar que este certamen de belleza solo permitía la inscripción de mujeres biológicas. “Siempre he estado en lista de espera: cuando cambié el documento de identidad para ponerme el nombre de mujer y cuando me operaron; luego esperé mucho para obtener una corona, todo porque en 2013 Miss Universo cambió sus estatutos y permitió la participación de personas como yo”, explicó la sevillana.

Foto: Cortesía Miss universe Spain.

Miss España siempre ha dado un paso adelante en materia de inclusión de las minorías sexuales. En 2013, designó a Patricia Yurena Rodríguez como la reina de ese país, una modelo de piel aceitunada, como la mayoría de las mujeres en Santa Cruz de Tenerife, quien sorprendió en las redes sociales por su inclinación hacia el sexo femenino. “Soy lesbiana”, escribió al publicar una fotografía junto a su pareja. El caso encajó en Miss Universo, que en ese entonces empezaba a dar muestras de su espíritu renovado y vanguardista al haberle abierto las puertas, un año antes, a una mujer de talla plus size, la canadiense Siera Bearchell, quien terminó entre las trece finalistas.

Lea también: Laura González, nuestra sexta virreina universal

La presidenta de Miss Universo, Paula Shugart, ya abrazó la designación de Ángela Ponce y no a regañadientes, como especuló la prensa. “Fue una decisión complicada. Pero la acatamos con emoción. Miss España representa los vientos de renovación que soplan en el mundo”, expresó a través de un comunicado.

Los colectivos LGBTI escogieron a Patricia Rodríguez, miss España en 2013, como una de las lesbianas más influyentes. Su triunfo fue el inicio de los vientos de cambio en los concursos de belleza. Foto: Look Press Agency.

El artífice del revolcón en los concursos de belleza en España es el empresario Guillermo Escobar, enérgico y contundente cuando exige respeto por las candidatas transgresoras. “La señorita Ponce es un referente de inclusión. Su triunfo no corresponde a una estrategia comercial. Consideramos que es una mujer integral y bella, por supuesto. Pero su encanto no se agota en la parte física: es muy sensible e inteligente”, aseguró en diálogo con Jet-set.

Según Escobar, su país estaba preparado para aceptar sin conflictos la designación de Ponce, elegida casualmente en la víspera de la celebración del día de la diversidad sexual. Hasta ahora no ha habido ataques de los sectores conservadores, como la iglesia o las agremiaciones de padres de familia, y lo mejor: los patrocinadores del certamen respaldaron a la nueva soberana.

En 2012, el concurso de Miss Canadá les abrió las puertas a las mujeres transgénero al permitir la participación de Jenna Talackova, aunque no obtuvo la corona. Pensaron en expulsarla, pero fue más fuerte la presión de la comunidad LGBTI. Foto: Instagram Jenna Talackova.

No obstante, la polarización estalló al otro lado de la frontera. Guillermo Escobar insinuó que el triunfo de Ángela Ponce generó resistencia entre los comités de belleza de varios países. En las redes sociales se especuló, por ejemplo, que Miss Rusia no estaba dispuesta a compartir la habitación con la reina española. Pero a Ponce poco le importó el desplante. En este momento de la vida está lo suficientemente curtida para afrontar todo tipo de dificultades. Aún recuerda el episodio del médico que se rehusó a ponerle los implantes en el busto porque “él no atendía a mujeres de mentiras”.

Los ataques de la sociedad también estuvieron a la orden del día cuando dijo que quería ser mamá. “Desearía tener hijos. Qué pesar que no puedan ser míos. En el momento de la vaginoplastia olvidé congelar los espermas”, aseguró la reina de belleza, tan diferente a otras hasta en su discurso, puesto que poco o nada habla de la paz en el mundo. Es más, su trabajo filantrópico se concentró en la Fundación Daniela, dedicada a acompañar a los niños, y a sus familiares, que se encuentran en transición de género.

Lea también: Las vacaciones de nuestra diosa coronada Paulina Vega

En Colombia, Raimundo Angulo, presidente del Concurso Nacional de Belleza, terció en la controversia mundial que desató el caso de la joven trans. “Los estatutos de nuestro certamen solo permiten la inscripción de mujeres biológicas. Por lo pronto no los vamos a cambiar, pero eso no quiere decir que no respetemos a Miss España”, afirmó. Por su lado, Jeymmy Paola Vargas, Miss Internacional en 2004, se alineó con otras misses que consideraron que las mujeres transgénero deberían tener un concurso propio.

El próximo certamen de Miss Universo se celebrará el 16 de diciembre en Bangkok, Tailandia, y desde ya se da por hecho que Miss España será la reina de los medios de comunicación, verdaderamente deslumbrados por esta hipérbole de mujer.

LO MÁS VISTO