NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Justin Bieber: ¿Por qué tanto alboroto?

Eventos

La sensación juvenil Justin Bieber provoca ataques de histeria pop en Norteamérica, Europa y América Latina. Pero ¿de dónde ha salido, y por qué tanto lío?
Foto: AP
Por: 22/2/2011 00:00:00
La semana pasada, por caso, la estrella adolescente visitó Londres para promocionar su primera película, "Never say never" ("Nunca digas nunca"), y varios miles de niñas acudieron sólo para saludarlo, gritar y llorar por él. Como señala Rob Jones, de la BBC, pareciera que en sólo 18 meses el joven surgió de la nada y se apoderó del mundo del pop. Las jóvenes, en particular, saben el nombre de su perro (Sam) y su color favorito (morado). Pero otros no pueden entender de dónde viene tanto revuelo.
 
Bieber nació en la pequeña ciudad de Stratford en Ontario, Canadá, en marzo de 1994. Su ascenso a partir de ahí es como una fábula moderna. Aprendió solo a tocar la guitarra y la batería. Su madre, soltera, comenzó a publicar videos de él en YouTube cuando tenía 12 años, cantando en concursos de talentos locales.
 
Los videos fueron descubiertos por casualidad por un representante quien contactó al niño con la estrella de R&B Usher. De ahí en más, Bieber se convirtió en una sensación.
 
Tweets
Los parámetros con los que se mide su éxito son completamente del siglo XXI. Sus videos están entre los más vistos en YouTube y su nombre es uno de los términos de búsqueda más populares en sitios como Google y Ask Jeeves.  
 
Bieber tiene 7,3 millones de seguidores en Twitter, muy por delante de la vieja guardia como Ashton Kutcher, aunque todavía ligeramente por detrás de Lady Gaga. Cuenta con más de 21 millones de seguidores en Facebook. Sus fans se hacen llamar "beliebers" (juego de palabras entre Bieber y believe , 'creer' en inglés).
 
Lauren Franklin, de la página web para jóvenes Sugarscape , no tiene duda de que su uso de los medios de comunicación social es esencial para su conexión con sus fans. "Parte de la histeria es que las niñas lo pueden acechar porque él está en Twitter todo el tiempo: si se siente enfermo, twittea al respecto", dice Franklin. "Para las fans, es como si les estuviera enviando mensajes de texto todo el tiempo.
 
Cuando a las adolescentes les gusta alguien tratan de perseguirlo para obtener lo que sea, y de Justin Bieber pueden obtener mucho". Franklin conoció a Bieber el miércoles pasado en el estreno de la película, y quedó anonadada. "Es seguro de sí mismo, encantador, es muy divertido. Es, básicamente, la estrella máxima del pop. Es simple, pero no cursi". Bieber también ha triunfado en términos convencionales. El martes pasado ganó el premio a Actor Revelación Internacional en los Brit Awards, y el año pasado se convirtió en el cantante más joven en llegar al puesto número uno de la lista Billboard estadounidense, desde que lo hiciera Stevie Wonder en 1963.
 
Hackers
Peter Robinson, del sitio web especializado Popjustice , dice que, a pesar de que Justin Bieber podría parecer sólo un cantante carilindo más, la aparición de YouTube es la prueba de los cambios que se están gestando en la industria de la música. "Hace cinco o seis años no existía una relación directa entre el artista y los fans", dice. "Siempre se necesitó la mediación de un periodista, o un DJ. Ahora existe ahora una vía totalmente directa. Incluso los padres quedan fuera de la ecuación".
 
Para Robinson, el negocio de la música toma nota de las lecciones del éxito de Bieber. "Los cazatalentos de los sellos de música miran YouTube. Si quieres un icono pop entre tus artistas, recorrer los clubes ya no es la manera de buscarlo". Por supuesto, todo lo que sube baja y Bieber ha sido objeto de ataques maliciosos por internet. Algunos hackers han colocado comentarios insultantes en sus videos de YouTube.
 
También se intentó de vincular las búsquedas de su nombre en internet a la sífilis. Como el interés en todo lo relacionado a él ha crecido -desde sus gustos sobre cortes de pelo a la política y los asuntos sociales- también ha aprendido a tener mucho cuidado con lo que dice. Previsiblemente, hubo una ola de interés en Twitter cuando le dijo a la revista Rolling Stone en una entrevista que "realmente no cree en el aborto". Y ahora que está en la cima del mundo, la pregunta es cuándo va a emerger otra nueva estrella. Tom Payne, autor de "Fama: desde la Edad de Bronce a Britney", ve paralelismos en la historia. "Lo nuevo y fresco ha sido siempre importante, y todo tiene una vida útil.
 
La gente sólo puede ser entretenida durante un tiempo. YouTube es la forma actual de facilitar la búsqueda de algo nuevo. Podemos reorganizar nuestro iPod, deshacernos de Justin Bieber y en su lugar poner otra cosa". El propio cantante parece restarle importancia a toda la histeria. En una conferencia de prensa reciente, se refirió al tema de la dominación del mundo con una chispa en los ojos: "No existe una cura", dijo, "para la fiebre de Bieber".
LO MÁS VISTO