Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Shakira y Piqué celebran un año juntos

Shakira y Piqué celebran un año juntos

Revista Jet-Set

La pareja tuvo doble celebración: la fiesta de sus cumpleaños el mismo día y el primer año de noviazgo. Después de la polémica que generó el romance por la diferencia de edad entre los dos, la prensa de España por fin dijo que “el futbolista es un buen partido para la cantante”.
Shakira y Piqué celebraron su primer año de noviazgo, pero la pareja aún no ha hablado de la posibilidad de ir al altar. Foto: AFP:
Por: 14/3/2012 00:00:00
Hace un año existían muchas reservas en torno al noviazgo de la cantante Shakira y el futbolista Piqué. La artista barranquillera acababa de salir de una larga y sólida relación con el argentino Antonio de la Rúa, su publicista de cabecera y quien le inspiró unas diez canciones que incluyó en dos compactos de éxitos, en términos de ventas y de programación en la radio mundial. Otro punto que hacía pensar en un rápido desencuentro entre ella y el joven español era la diferencia de edad. Aunque no los separaba un zanja generacional, Shakira es diez años mayor que él y todo apuntaba a que los dos caminaban detrás de intereses diferentes en la vida. O por lo menos ella lo dio a entender en varias entrevistas en la época en que lanzó el disco Loba, como cuando dijo que “estaba pensando en un lobito en el hogar”, para hacer alusión a un bebé y a un compromiso serio.

A Piqué, la prensa lo miraba con desdén por su condición de futbolista, al incluirlo erróneamente en la colada de muchos de sus colegas que solo pensaban en chicas, rumba, autos de moda, viajes y más chicas. Pero con el paso de los meses, el atacante parece que le ha callado la boca a más de uno. A propósito del primer año de noviazgo de la pareja, el diario El País de España publicó un extenso artículo, que se podría analizar como la verdadera redención de este deportista que es un dechado de virtudes por su coeficiente intelectual alto, que llega a los 140, y que en su casa expresa la madurez de un cuarentón, aunque apenas haya cumplido 25 abriles.

A decir de este periódico, Gerard Piqué tiene la vida arreglada desde hace tiempo, gracias a una abuela, en la pequeña aldea de mil habitantes de Sant Guim de Freixenet, que lo ama con locura; un abuelo en Barcelona que fue vicepresidente del Barça, una madre amorosa que es doctora, y a su padre Joan, un empresario con alma de bohemio y cuya vena de escritor lo motivó a publicar el libro Dos vidas.

Todos esos factores contribuyeron a su estabilidad interior y al éxito profesional que llegó después de ganar el Mundial de Fútbol de Suráfrica y los 13 títulos del Barcelona en los últimos tres años.

Piqué no solo es empleado del Barça, sino que desde el 2 de febrero de 1987, cuando tenía 2 años de nacido, la familia lo sumó a la lista de accionistas del equipo. En los días en que la madre le daba el biberón, el futbolista ya era millonario.

Con la llegada a la vida adulta, Piqué corroboró que nació con la suerte bajo el brazo porque, para completar su cuadro de virtudes, lo consideraban atractivo, inteligente y capaz de seducir a Shakira, una de las artistas más ricas del mundo según la revista Forbes, con más de 70 millones de discos vendidos y cuyo nombre punteaba los primeros puestos del ranking de los más buscados en las redes sociales.

El encanto innato de Gerard, su capacidad de liderazgo, su facilidad para tomar decisiones y su éxito entre las mujeres que son buenos partidos lo heredó de la rama paterna. Joan, su padre, fue futbolista de las divisiones menores de su pueblo y, sin pasar por un equipo de prestigio, anotó un golazo cuando enamoró a una joven que casi siempre estaba en la gradería del estadio. Su nombre era Montse, una adolescente inconquistable que le aceptó el noviazgo a regañadientes por temor a su padre, que en aquella época era vicepresidente del Barça. “Siempre fui echao p’alante, así que insistí un verano y otro verano. Al final me hizo caso”, recordó Joan. Por supuesto, al suegro no le hizo gracia aquel romance, quizá porque esperaba un médico o un abogado en la familia “y no un tío igual que yo”, tal como lo dijo el papá de Piqué. Pasado el cansancio por derribar tantas barreras sociales, Joan y Montse se casaron, tuvieron dos niños y comieron perdices, no solo por la figura ejemplar en que se convirtió Gerard, sino porque Marc, el hijo menor, es todo un caballero con finísimo sentido del humor.

Cuando la familia se instaló en Barcelona, Joan se ubicó laboralmente en una financiera y más tarde tomó la gerencia de una empresa de importaciones que fundó su suegro. “Él tenía que limpiar mi origen”, aseguró entre risas.

Por su lado, la historia de la madre de Piqué, Montserrat Bernabéu, es menos traumática: acabó la carrera de medicina en 1989, se especializó en Neurología en Boston y aprendió de fútbol a fuerza de escuchar la radio deportiva a todo volumen que ponía su padre. Pero es el polo a tierra de su marido, pues es partidaria de que Gerard Piqué debe asistir a la universidad mientras hace goles en las canchas: “Esto del fútbol me parece muy bien, pero alguien debería facilitarles los estudios a los chicos. No puede ser que a los 30 años se retiren sin más preparación que su experiencia”. De ahí que lo haya impulsado a asistir a las clases particulares de economía, contabilidad, estructura financiera y actualidad económica que empezó a tomar desde hace algunos meses. “Debe empezar a prepararse para cuando se acabe el fútbol”, admitió Montse al diario El País de España.

Shakira, quien cumple el 2 de febrero, el mismo día que Piqué, encajó a la perfección en el seno familiar de su novio. Todos la quieren. Joan la mencionó en su libro. Montserrat hubiera preferido una joven del pueblo, pero solo para que los paparazzi dejaran en paz a su hijo. No todo podía ser perfecto en la vida del futbolista.
LO MÁS VISTO