Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Shakira y Gerard Piqué ¿Se acabó el amor?

Shakira y Gerard Piqué ¿Se acabó el amor?

Revista Jet-Set

Vuelve y juega. Por tercera vez, en solo un año de noviazgo, la prensa española ha dicho que Shakira y Piqué atraviesan por una fuerte crisis sentimental que incidió en el bajo rendimiento del futbolista en el equipo de Barcelona. La pareja fue pillada en Italia como un par de tortolitos, pero aun así no ha podido evitar los comentarios que apuntan a que Piqué se encuentra hastiado frente a la relación.
Hace poco, un paparazzo los pilló en una de las calles de Zurich, Alemania. No se supo si el defensor del Barça tenía cara de hastío por su relación con Shakira o por su bajo rendimiento en el fútbol, después de que Guardiola decidió sentarlo en la banca. Foto: The Grosby Group.
Por: 9/4/2012 00:00:00
Hace unos meses, El País de España daba cuenta del dechado de virtudes que favorecían la imagen del futbolista Gerard Piqué y lo ratificaba como el mejor partido que hasta el momento había tenido Shakira. Pero en el fútbol, donde se juntan el paraíso y el infierno en la misma cancha, el joven de 25 años fue conminado a la banca de la reserva, que muchos analistas deportivos convirtieron en una suerte de banquillo de acusados donde a Piqué le pidieron una rendición de cuentas hasta por su noviazgo con la cantante barranquillera.

Muchas situaciones adversas se le juntaron a uno de los hombres más guapos del Barça: su ausencia en los partidos contra el Real Sociedad y el Bayern, la suspensión en el encuentro con el Sporting y ahora los fuertes rumores de su supuesta crisis sentimental con la intérprete del Waka-Waka. Solo que nadie sabe si esta situación será definitiva o pasajera, tal como lo ha informado el portal ibérico Vanitatis.

Lo cierto es que Piqué pasó de atesorar calificativos como bello, adinerado y segura promesa del fútbol mundial, a “deportista disperso”, “de flojo rendimiento” y “distraído” que al parecer lo tienen en la mira del entrenador Pep Guardiola, de quien se dijo que está pensando en quitarle el contrato de la próxima temporada.

En este laberinto de críticas en el que se encuentra Gerard, dicen que llegó a la reflexión de que es consciente de que existe una luz al final del túnel, pero solo, o mejor, lejos de Shakira. Todo indica que lo asaltan muchas dudas acerca del afecto que siente por ella, y que estaría dispuesto a sacrificar la relación de un año largo con tal de recuperar el afecto de Pep y de los directivos del equipo, en el que tiene una pequeña participación accionaria. El zaguero también desearía recobrar la confianza de la hinchada que lo bombardea con insultos y recriminaciones desde las redes sociales.

Vanatitis.com se encargó de armar semejante polvorín no solo en otros medios impresos, sino en Twitter, al publicar algunos datos que conducen irremediablemente a la crisis de la pareja, y cuya información la habrían entregado los amigos más cercanos de los dos. “Está aburrido de que cuestionen su juego por su noviazgo”, ha dicho la publicación, un poco antes de que la estrella del pop y el astro del balompié estuvieran en la Costa de Amalfi, en Italia. “Se encuentra muy agobiado en el plano sentimental, hasta el punto de que ha pensado replantear su noviazgo con Shakira”, complementó este portal, que fue tomado como fuente del distanciamiento de los dos. Es más, las personas que consultó se atreven a vaticinar que en poco tiempo habrá una irremediable ruptura.

En este juicio de culpabilidades, la prensa deportiva española se unió al juego de especulaciones, miró con lupa a Shakira y la condenó por generar un efecto negativo en Piqué, cuyo desempeño deportivo en las últimas semanas ha sido notablemente inferior. Es así como la agencia internacional de noticias Europa Press refrendó la hipótesis de la crisis de pareja y las consecuencias en el rendimiento de Piqué que planteó Vanitatis: “Aunque lo suyo comenzó con muchísima fuerza y se consolidaron rápidamente, parece que las cosas no marchan del todo bien. Y es que Piqué, que no está viviendo su mejor momento profesional, podría haber encontrado en su novia no un apoyo, sino otro motivo de preocupación”. Y hasta formuló los siguientes interrogantes: ¿le quedan horas contadas a su noviazgo? y, ¿se les acabó el amor?

Desde hace meses, esta agencia informativa encendió los radares alrededor de los enamorados y se percató de que atrás quedaron los mensajes románticos entre los dos y aquellas fotos en las que él aparecía risueño, y no con cara de hastío como la que tiene ahora. “Están en una discreción absoluta”, señaló Europa Press, justo en los días en que la pareja aparecía entrelazada y enamorada en la piscina del hotel Santa Caterina, de Italia, y en el restaurante Chez Black.

Frente a este mar de especulaciones, Shakira y Piqué parecen destinados a repetir la misma historia del arquero del Barcelona, Iker Casillas, y su novia Sara Carbonero, a quien la crónica deportiva culpó de los malos partidos del portero durante el Mundial de Suráfrica, hace casi dos años. A Carbonero la acusaron del despiste de Iker, pero aun así, en aquellos días las críticas hacia ella no fueron tan inclementes como las que lanzaron ahora contra la cantautora colombiana.

A la barranquillera la sindican de la alta exposición de Piqué en los medios, la preocupación excesiva de él por la publicidad a la par del fútbol y por los continuos compromisos sociales, aun en los momentos más extenuantes de los entrenamientos deportivos. Hasta le reprocharon que celebrara el cumpleaños en pareja justo cuando el Real Madrid empezaba a tomar ventaja frente al equipo de Barcelona.

“El movimiento de las caderas de Shakira hizo que Piqué perdiera el norte de la pelota”, dijo con sarcasmo un periodista barcelonés. En este orden de ideas, parece que muchas voces se hubieran confabulado contra los novios, que en otros tiempos se daban muchos más besos azucarados en público. Por ejemplo, un enigmática mujer que se hizo pasar como amante del futbolista se comunicó telefónicamente con varios medios españoles y colombianos con el interés de vender, por una suma millonaria, la exclusiva de sus supuestos encuentros furtivos con Piqué, mientras Shakira se encontraba lejos de casa. Hasta dijo que entregaría como prueba los correos electrónicos que se enviaban los dos antes de cuadrar las citas a escondidas.

En esta encrucijada en la que el joven catalán deberá escoger entre el fútbol o el amor, encontró el respaldo de Guardiola, quien, a pesar de su fama de hombre sin eufemismos y estricto, le ha dicho a la prensa que Gerard se irá del equipo solo cuando él lo decida. El técnico y el presidente del Barça, Sandro Rosell, tienen plena conciencia de mantener en las filas a futbolistas equiparados en el nivel de los rockstars, pues el onceno adquiere prestigio y llena estadios con hinchas que quieren ver a estas figuras. “Piqué es un símbolo del equipo y me niego a dejarlo salir”, complementó Rosell.

Mientras las cabezas visibles del Barça luchaban por devolverle el prestigio en las canchas, el propio Piqué se encargaba de echarle fuego a la polémica que generó el supuesto distanciamiento entre él y la artista. Durante el lanzamiento de su segunda campaña como imagen de la cadena de almacenes Mango negó que tuviera la intención de ir al altar. “No ha habido petición de mano y no hay planes de boda”, aseguró. ?Como bien es sabido, en términos del show business, Shakira no ha sido una mala influencia para Piqué. Desde que anda con ella se disparó el monto de sus cuentas de ahorros e inversiones gracias a la publicidad y a los eventos que pagan millones para tenerlo entre sus invitados. Ahora Gerard es más famoso. Ser novio de la barranquillera tiene un costo.
LO MÁS VISTO