Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Rodrigo García, el hijo de Gabo en los Premios Oscar

Rodrigo García, el hijo de Gabo en los Premios Oscar

Revista Jet-Set

Albert Nobbs, la nueva película de Rodrigo García Barcha, recibió tres postulaciones en los Premios Oscar que serán entregados el 26 de febrero en Los Ángeles. Con esta historia de una lesbiana que se viste de hombre, la protagonista Glenn Close compite hombro a hombro con Meryl Streep, gran favorita en la categoría a Mejor Actriz Principal.
Con Albert Nobbs, Close y Rodrigo García son conscientes de que tienen muchas posibilidades de obtener un Oscar. “Me gustaría que esto sucediera. He sido postulada seis veces, pero no me lo he ganado todavía”, dijo la actriz. Foto: AFP.
Por: 24/2/2012 00:00:00
La extensa obra literaria de Gabriel García Márquez no es propiamente feminista, pero está llena de mujeres que, en sus propias palabras, “nacieron para perpetuar el mundo y, más allá, el amor”. Ursula Iguarán, de Cien años de soledad, tenía el temple de la abuela del Nobel, Tranquilina Iguarán. Remedios La Bella fue inspirada en una exuberante morena que rompió las barreras sociales de la época y huyó con un camionero que no estaba a su mismo nivel.

Es así como Rodrigo García, el hijo cineasta de Gabo, heredó esa fascinación por los universos femeninos, aunque en su casa de niño solo hubieran estado unas cuantas mujeres, como Mercedes Barcha, su madre, y de vez en cuando Carmen Balcells, la agente editora de su padre. “No tuve hermanas. No crecí rodeado de ellas. Entonces, para hacer la síntesis de los personajes femeninos de mis películas me ha tocado imaginarme cómo son”, dijo el director, cuya película Albert Nobbs, con Glenn Close como protagonista, coguionista y productora, acabó de alzarse con tres postulaciones a los Premios Oscar, incluyendo los apartados de Mejor Maquillaje, Mejor Actriz Principal para Close, y de Reparto para Janet McTeer.

A la reconocida artista, de las cintas Atracción fatal y Relaciones peligrosas, la dirigió en Cosas que diría con sólo mirarla, su ópera prima. Más tarde repitió la fórmula García-Close en la película Nueve vidas, considerada por The New York Times como una de las mejores producciones dramáticas del año 2005. En ese entonces, el colombiano dejó por sentado que había convertido la estrella hollywoodense en su actriz fetiche, o mejor, en la mujer con la que se siente cómodo en los escenarios y sets de rodajes.

La nueva producción del hijo de Gabo apeló a la conflictiva vida de una dama irlandesa del siglo XIX que cambió las faldas por los pantalones, como una manera de esconder su género para acceder a los círculos de poder masculinos y expresar libremente su sexualidad en una sociedad intolerante y conservadora. Con la historia de la polémica lesbiana, Close le dio rienda suelta por segunda vez a este personaje que encarnó hace 29 años en los circuitos menores de los teatros de Broadway. Incluso para la película Nobbs, la estrella tampoco recibió dinero de los grandes estudios de Hollywood, como una manera de respetar la línea independiente del realizador bogotano Rodrigo García.

El drama, que se sitúa en un lujoso hotel de Berlín, también fue producido por la misma actriz, quien hace años tomó distancia del cine debido a su papel de la maquiavélica, pero exquisita, Patty Hewes, en la teleserie Daños y perjuicios.

Como fueron varios años lejos de los carteles cinematográficos, Close buscó una interpretación fuerte y con un perfil para ser oscarizada, como efectivamente pasó con Albert Nobbs, que trazó su regreso triunfal al séptimo arte. La postulación al Oscar fue analizada por los expertos como un reconocimiento al empeño que ella le puso a este proyecto, en el cual invirtió parte de su dinero y en el que participó en la elección de los actores, entre ellos Mia Wasikowski, de la taquillerísima Alicia en el País de las Maravillas; Aaron Johnson y Jonathan Rhys Meyers.

El esfuerzo de Rodrigo García y Close se vio recompensado días después del estreno mundial con el Premio Sebastiane, que le otorgó la Asociación de Homosexuales y Lesbianas Gehitu, en el marco del Festival de Cine de San Sebastián en España. “Este filme es una historia sobre la supervivencia. Hay muchas personas invisibles y totalmente alejadas de la corriente normal que no tienen derechos constitucionales ni sociales. Cuenta la vida de un personaje de la Inglaterra victoriana que todavía tiene resonancia”, comentó la actriz, quien además participó durante cinco años en la creación del guión de Albert Nobbs. Unos meses después de los logros en San Sebastián, la cinta de García abrazó tres postulaciones en los Globo de Oro del 2012 y una en los Independent Spirit Awards.

Como era de esperarse con esta película, el hijo de Gabo se sintió cómodo al lado de Close, como lo dijo durante la première en Europa. Todo se le atribuyó a la química profesional entre los dos, pero también a su paciencia para sortear los caprichos y caracteres de divas que han trabajado con él como Naomi Watts, Holly Hunter y Annette Bening, quienes andan en limosina y cobran cifras astronómicas por un proyecto cinematográfico.

Pero, ¿cómo ha hecho el hijo de Gabo para tenerlas en sus cintas de bajo presupuesto? “Ellas saben que hacen una película en la que no hay dinero y se paga poco. No firman con los lujos de siempre”, le aseguró a Jet-set. Con Close no tuvo problemas durante el rodaje de Albert Nobbs en Dublín, Irlanda, pues la actriz creyó firmemente en los criterios de él, aunque en algunos momentos de la filmación se atrevió a levantar la mano para sugerir algunas ideas. Y lo hizo sin temores, porque para ella Rodrigo García es un director de su entera confianza.
LO MÁS VISTO