Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El rey de España anuncia su abdicación

El rey de España anuncia su abdicación

Fin de una era

El rey Juan Carlos I anunció que abdica en su hijo el príncipe Felipe para dar paso a "una nueva etapa de esperanza", tras un reinado de 39 años que se recordará como un periodo de democratización y libertades en España.
El rey de España abdicó y su hijo Felipe de Borbón tomará su lugar. Foto: AP
Por: EFE2/6/2014 00:00:00
El monarca anunció su decisión en un mensaje dirigido a los españoles, emitido en directo por los canales de televisión y radio, en el que se mostró cercano y en el que afirmó sentirse orgulloso de los españoles por los logros conseguidos y les expresó su gratitud por el apoyo que le ofrecieron.

Con su renuncia, el rey dijo que quiere "abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación".

"Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando", dijo el rey.

El mensaje fue grabado en su despacho, en el que había una fotografía en la que aparece junto al príncipe Felipe y su nieta, la infanta Leonor, como símbolo de continuidad de la Corona, y una imagen en la que se le puede ver con su padre, Juan de Borbón, Conde de Barcelona.

"Mi hijo Felipe, heredero de la Corona, encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica", declaró el rey en su mensaje, en el que subrayó que su sucesor "tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado".

Expresó también su gratitud a la reina Sofía por su "colaboración y generoso apoyo" y subrayó que ha querido "ser rey de todos los españoles".

El rey Juan Carlos fue un gran impulsor de las Cumbres Iberoamericanas, a las que asistió desde su lanzamiento con la única excepción de la última, celebrada en Panamá en octubre de 2013 y a la que no pudo acudir al encontrarse convaleciente de una intervención quirúrgica.

Por su parte, Felipe de Borbón, de 46 años, es muy conocido en Latinoamérica porque desde 1996 ha acudido a 69 tomas de posesión de presidentes del continente, la última de las cuales fue este pasado fin de semana, la del salvadoreño Salvador Sánchéz Cerén.

La toma de posesión de Álvaro Arzu como presidente de Guatemala, en enero de 1996, fue el primer acto de esas características al que acudió el príncipe de Asturias.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, fue quien dio la noticia de la abdicación para lo que convocó a los medios del país, ante los que manifestó su gratitud al monarca, con el que todos los españoles tienen una "impagable deuda", según señaló.

Anunció asimismo que este martes se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario para tramitar la sucesión.

La decisión del rey sorprendió a muchos españoles pese a que la posibilidad de que abdicara había sido comentada a menudo en los últimos años por la opinión pública a raíz de sus problemas de salud, en especial las operaciones de caderas a los que se ha sometido en los últimos dos años.

El rey explicó que desde que cumplió 76 años, el pasado mes de enero, empezó a preparar su sucesión.

Conocían su secreto el príncipe Felipe, Rajoy, el líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, así como el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, y varios antecesores de este.

Pérez Rubalcaba, declaró que "hoy se abre un tiempo nuevo en el que don Felipe de Borbón representa el respeto a la Constitución y la normalidad institucional".

En los últimos meses, el rey intensificó sus actividades, con visitas a los países del Golfo Pérsico para promover a las empresas españoles y avalar la economía de España.

La crisis económica también fue citada por el rey en su discurso, en el que reconoció que ha dejado "serias cicatrices en el tejido social pero también nos está señalando un camino de futuro cargado de esperanza".

"Estos difíciles años nos han permitido hacer un balance autocrítico de nuestros errores y de nuestras limitaciones como sociedad", afirmó, antes de añadir: "Y, como contrapeso, también han reavivado la conciencia orgullosa de lo que hemos sabido y sabemos hacer y de lo que hemos sido y somos: una gran nación".

Entre las reacciones al anuncio de la abdicación figura la de la canciller alemana, Angela Merkel, quien destacó el "muy importante" papel del rey Juan Carlos I en la transición a la democracia de España y su "increíble contribución" a las relaciones bilaterales con su país.

El rey de Suecia, Carlos Gustavo, elogió también la figura del monarca español y su papel en la modernización de España.

Los representantes de las mayores empresas españolas, como Banco Santander, BBVA o Telefónica expresaron su agradecimiento al rey y elogiaron su papel en la estabilidad del país.
LO MÁS VISTO