NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Pavarotti y su secretaria camino al altar

Eventos

El rey de la lírica mundial, a sus 60 años, es feliz con Nicoletta, de 29. Su relación comenzó en 1996 como una aventura amorosa que acabó con su matrimonio del tenor italiano, quien poco antes se había declarado “rematadamente monógamo”. Todo parece indicar que pronto habrá boda.
La pareja dispareja viaja por todo el mundo cumpliendo con los compromisos de él. Foto: Sygma
Por: 9/9/2011 00:00:00
“Yo coqueteo con toda mujer que conozco, de los 17 a los 70”, confesó el gran tenor italiano en su autobiografía titulada ‘My World’, publicada en 1995. En el libro también defendió su decisión de contratar secretarias jóvenes, a las que cambiaba con mucha frecuencia –en 20 años tuvo 18- y aseguró que haberse casado con Adua Veroni, su mujer durante 36 años, era lo mejor que había hecho en la vida.
 
Unos meses más tarde, en una entrevista para la televisión de su país, Luciano Pavarotti se declaró “rematadamente monógamo” y eternamente enamorado de s esposa, proyectando al mundo una imagen de hombre serio, fiel y feliz, que definitivamente era consecuente con su carrera artística. Sobre sus secretarias dijo que “me gusta que haya mujeres a mi alrededor. Llegamos a ser buenos amigos. Por eso pienso que es una buena idea que no permanezcan a mi lado mucho tiempo”.
 
Pero poco después, en febrero de 1996, un ‘paparazzi’ lo sorprendió en una playa de la isla caribeña de Barbados besando apasionadamente a su secretaria de turno desde 1993.
 
Se trataba de Nicoletta Mantovani, una joven de 26 años. Y aunque el rumor de que ella estaba embarazada fue desmentido, el escándalo no se hizo esperar y tras confirmar la traición, la esposa del tenor se apresuró a pedir el divorcio que pondría fin a un feliz matrimonio de 36 años, del que nacieron tres hijas: Lorenza, de 33; Cristina, de 31 y Giuliana, de 28.
 
Hoy Pavarotti y Nicoletta viven su amor libremente con la intensidad de unos adolescentes. Juntos comparten el gusto por la gastronomía, la gran pasión de Luciano, mientras viajan alrededor del mundo para cumplir los compromisos de trabjo de él, coordinados por ella, quien pasó de ser su secretaria, a su ‘manager’ personal y, según parece, a su futura esposa.

LO MÁS VISTO