NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

María Elvira Arango entre la nostalgia y la alegría

Eventos

En vísperas de su viaje Londres, a donde va con su esposo, Roberto Ossa, la periodista y presentadora María Elvira Arango abrió las puertas de sus casa y habló con Jet-Set.
Foto: Archivo Jet-Set. Edición 06/Febrero 1999
Por: 8/9/2011 00:00:00
Todavía no termina de empacar. Entre su trabajo, su hija María y las despedidas de amigos y familia, María Elvira Arango no ha conseguido llenar casi cajas con lo que ella llama ‘su vida’.
 
Pero eso parece no importarle porque, según ella, “todo eso está inventado. Ya hay gente que la ayuda a uno a ponerle el trasteo en otra ciudad”.
 
Y además de a tranquilidad de saber eso, le queda la felicidad de llegar a una ciudad nueva a cambiar de actividad, a hablar otro idioma, a vivir en otro mundo, con las dos personas que mas quiere: su esposo Roberto y su hija María.
 
“Humberto de la calle le pidió a mi esposo que lo ayudara en la embajada y esas decisiones se toman en pareja, así que lo consultamos y nos pareció un lugar perfecto para irnos a vivir un par de años”, dice María Elvira.
 
Por ahora, cree ella, va a organizarse y a ver las posibilidades que ofrece la ciudad. “Eso me dura un mes, yo me conozco. Después ya estoy acelerada buscando que hacer”.
 
Y es que con ese ritmo de trabajo que lleva en Bogotá y su personalidad arrolladora, María Elvira no es persona para quedarse en la casa.
 
“Ya he estado averiguando cosas por Internet. Hay tanto que hacer en Londres que no sé qué escoger. A veces pienso que estando allá debería estudiar algo relacionado con la televisión para llegara a Colombia con más estudios en el área que yo manejo. Otras veces pienso que es mejor trabajar en televisión, hacer corresponsalías en Colombia, o tal vez trabajar en la realización de documentales, que son el fuerte de los ingleses”.
 
“Pero también está la posibilidad de hacer el posgrado de historia, así descanso y al tiempo hago algo que me servirá para mi vida”.
 
Sin embargo, lo único que tiene claro es que quiere explorar nuevos horizontes. “Tengo un par de ofertas de publicaciones en Colombia para que escriba. Aún no he concretado nada porque no sé qué vaya a ver allá, así que quiero esperar y si encuentro buenos temas, pues hacerlos. Sin embargo esto me emociona mucho porque es un reto nuevo. Yo he trabajado en radio y en televisión, pero jamás en prensa escrita y eso requiere disciplina e investigación”.
 
Y aunque está feliz y preparada para todas las experiencias nuevas de Londres, una parte de María Elvira sabe que las despedidas son duras.
 
“Cuando entré a la F.M. en octubre del año pasado, había un equipo delicioso. Julio, con quien yo había trabajado hacía diez años, Alberto casas y William Calderón. Pasábamos felices. La radio es un medio maravilloso y la emisora me va a hacer mucha falta”, dice María Elvira.
 
Incluso cuando decidió irse a Londres, tuvo que escoger entre su trabajo como la voz femenina de la F.M. y su oficio como presentadora de noticias en el Canal Privado de R.C.N.
 
“Yo necesitaba tiempo para empacar, para solucionar cosas cómo donde iba a vivir, en qué colegio iba a poner a María en Londres. Así que tuve que renunciar al canal para tener ese rato libre.”
 
Por otro lado, según María Elvira, esto le daría más tiempo para compartir con María.“Yo me levantaba a las cinco, estaba a las 11 en radio, Iba al colegio, recogía a mi hija, nos íbamos juntas a estimulación temprana, llegaba a la peluquería a la una de la tarde y almorzaba ahí. Después veía a mi hija y luego iba al noticiero hasta las ocho de la noche. Era muy agitado”.
 
Lo cierto es que María Elvira Arango pone en la balanza su carrera en Colombia y sus posibilidades en Londres y no puede evitar sonreír. “Estoy feliz de irme. Voy a extrañar a Julio Sánchez y al equipo de la F.M. Voy a extrañar a mi familia, pero esta es una oportunidad maravillosa de aprender cosas nuevas y vivir por un tiempo en otro lugar”.

LO MÁS VISTO