Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

En Túnez unas vacaciones acabaron en tragedia

En Túnez unas vacaciones acabaron en tragedia

Revista Jet Set

La esposa y uno de los hijos del general (r) José Arturo Camelo murieron durante un ataque de terroristas islámicos en un museo de Túnez. La familia había tomado un crucero en España para celebrar el MBA en finanzas que el joven acababa de recibir.
Javier Arturo Camelo, Miriam Martínez y el general retirado del ejército José Arturo Camelo.
Por: 20/3/2015 00:00:00
Las condiciones estaban dadas para que el general retirado del ejército José Arturo Camelo pasara siete días de vacaciones de verdadero descanso y confort junto a su esposa Miriam Martínez, de 56 años, y su hijo Javier Arturo Camelo, de 28, y quien recibió hace unos días un MBA en Finanzas en España.
El grado del joven y el cumpleaños del exoficial, que es decano de Derecho de la Escuela Militar José María Córdoba, los motivó a organizar el doble festejo en el crucero Costa Fascinosa, uno de los más lujosos del mundo. En la sofisticada embarcación, que zarpó de Barcelona rumbo al país africano, se les ofrecía bienestar y comodidad en un ambiente refinado e inspirado en las películas de Luchino Visconti y David Lynch: un spa de 6000 metros cuadrados, cinco restaurantes y 13 bares.

Pero en la ciudad tunecina, la alegría fue opacada por el ataque infernal de un grupo islámico que los tomó como rehenes mientras visitaban el Museo del Bardo. En este memorable lugar querían contemplar las colecciones invaluables de esculturas y mosaicos del antiguo Imperio romano.
Miriam, quien conoció a su esposo cuando fue odontóloga de Sanidad del Ejército, y su hijo,egresado de finanzas de la Universidad Externado de Colombia, murieron en el confuso ataque. El general Camelo se salvó de caer en la toma terrorista porque se encontraba en el baño de la histórica edificación, detalló su cuñada Lourdes Insignares a los medios nacionales.

Cuando el exmilitar salió, su familia se encontraba abatida en el piso. El segundo hijo de la pareja, Diego Camelo, de 22 años, se había quedado en Bogotá, donde adelanta los estudios de ingeniería.“Eran una pareja feliz por sus logros personales y por el lindo hogar que tenían desde hace 30 años”, sostuvo la compungida familiar de las víctimas.
El atentado del grupo islámico dejó otros 20 muertos y por los menos 42 heridos, según informaciones de las autoridades tunecinas.
En este momento están en el proceso de repatriación de los restos mortales de las víctimas colombianas. Los compañeros del general (r) Camelo se unieron en oración para que asuma de manera inquebrantable esta tragedia que sacudió al mundo entero.

LO MÁS VISTO