Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Ex esposa de Jackson testifica en juicio

Ex esposa de Jackson testifica en juicio

Sigue la lucha

La ex esposa de Michael Jackson lloró el miércoles cuando subió al estrado y habló sobre el miedo del cantante al dolor y su confianza en los médicos en el juicio contra la promotora AE Live emprendido por la madre del cantante.
Sigue el juicio por la muerte del rey de pop en el 2009. Foto: AP
Por: AP15/8/2013 00:00:00
Debbie Rowe dijo que el astro pop confiaba en los médicos para que le recetaran medicinas contra el dolor, pero que a veces trataban de competir entre ellos mientras que perdían de vista el cuidado al cantante.

"Michael tenía una tolerancia muy baja al dolor y su miedo al dolor era increíble", dijo Rowe. "Creo que los médicos se aprovechaban de él de esa manera".

Rowe dijo que estaba con Jackson cuando recibió tratamientos de su viejo dermatólogo Arnold Klein y del cirujano plástico Steven Hoefflin. Ambos competían en cuanto a los analgésicos que le daban al cantante, dijo.

"Esos idiotas cambiaban de opinión todo el tiempo, él no les importaba", dijo Rowe al jurado.

Rowe es la madre de los hijos mayores del cantante, Prince y Paris Jackson. Ella y el astro pop estuvieron casados de 1996 a 1999. Rowe también trabajó con Klein.

La ex de Jackson contó que le dijo a otro de los médicos del cantante, Allan Metzger, que temía que Klein y Hoefflin le estuvieran dando al cantante demasiados medicamentos.

"El único doctor que hizo alguna vez algo, el único médico que realmente se preocupaba por Michael era Allan Metzger", dijo Rowe, tratando de contener el llanto.

Rowe dijo que intentaron que Jackson dejara el analgésico Demerol después de que tuvo una operación en 1993 para reparar las quemaduras que sufrió en su cuero cabelludo durante la filmación de un comercial de Pepsi.

Rowe señaló que Metzger ideó un plan para atender a Jackson con diferentes medicamentos antes de que comenzara parte de su gira "Dangerous". Rowe vivió con Jackson por tres semanas para asegurarse de que siguiera el régimen.

"En ese entonces éramos amigos", dijo Rowe. "No era un paciente".

Señaló que Jackson sabía que no podía tomar analgésicos para siempre, pero que necesitaba una voz que le ayudara a dejar las drogas. "Quizá soy una de las pocas personas que le dijo que no", dijo Rowe.

Rowe dijo que el plan para que Jackson dejara el Demerol fracasó cuando un médico que acompañó al cantante en la gira le dio el medicamento en otros países.

Se dejó un mensaje telefónico en la oficina de Klein sin obtener respuesta. Un correo electrónico enviado al consultorio de Hoefflin fue devuelto diciendo que el cirujano se había retirado hace cinco años.

Rowe dijo que Jackson respetaba totalmente a los médicos por sus estudios y su compromiso con el cuidado de los pacientes.

Katherine Jackson afirma en su demanda que AEG Live no investigó adecuadamente al médico sentenciado por dar a su hijo la dosis letal del anestésico propofol en 2009. La madre del cantante estuvo presente durante el testimonio de Rowe.

AEG niega haber contratado a Conrad Murray o tener alguna responsabilidad por la muerte del cantante.

Rowe
dijo que conoció a Jackson a comienzos de la década de 1980, cuando fue a la oficina de Klein para que lo atendieran por acné.

Rowe
dijo que tras conocerlo solía hablar con Jackson por teléfono y que eventualmente comenzó a acompañarlo a sus citas con Hoefflin. El cirujano plástico le daba propofol a Jackson en algunas operaciones y en otras el cantante era sedado por varias horas con otros medicamentos
LO MÁS VISTO