Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El escopetazo de Froilán de Marichalar

El escopetazo de Froilán de Marichalar

Revista Jet-Set

El nieto mayor de los Reyes de España se hirió por accidente cuando jugaba con una escopeta de caza. El escándalo puso de nuevo en el ojo del huracán a la Familia Real y revivió el terrible episodio en que el rey Juan Carlos mató a su hermano menor por accidente con un revólver.
España está escandalizada porque Juan Froilán, de 13 años, estaba manipulando un arma de caza cuando la edad mínima permitida para ello es de 14. Foto: Queen Internacional
Por: 18/4/2012 00:00:00
La racha de escándalos de la realeza de España no da tregua y ahora el turno es para la novísima generación. Al sonado caso de corrupción de Iñaki Urdangarín, el yerno de los Reyes, ahora se suma el accidente con una escopeta sufrido a comienzos de abril por Felipe Juan Froilán, el primer nieto de los monarcas. Aunque no supuso heridas graves y los Borbón procuraron exhibir su mejor sonrisa para restarle importancia, el asunto seguro removió viejas heridas en esta familia que en el pasado sufrió el horror de las imprudencias con las armas.

La noticia cobró más picardía por involucrar a Jaime de Marichalar, exyerno del rey Juan Carlos I y quien antecedió a Urdangarín en hacer de los Borbón la comidilla con los rumores de su supuesta adicción a las drogas y su polémico divorcio de la infanta Elena. Marichalar justamente hacía uso de la custodia compartida de Froilán con la Princesa en su finca de Garrejo, en Soria, cuando se desató el nuevo embrollo real. Según informes de medios españoles como Cadena Ser y El Mundo, el jovencito al parecer se entretenía con una escopeta de caza, calibre 36, que se le disparó en un descuido, ocasionándole un orificio con entrada y salida en su pie derecho.

Según testigos, en el camino al hospital Santa Bárbara de Soria, en el cual fue ingresado en primera instancia, Froilán, como se le conoce popularmente, gritaba, llamaba a su padre y, sobre todo, no paraba de repetir: “¡El abuelo (el Rey) se va a enfadar mucho!”. Incluso insistía en que no le comentaran nada al monarca. El niño fue llevado luego al Hospital Universitario Quirón, cerca de Madrid, en donde se le practicó una cirugía para extraerle los restos de perdigones que tenía en el área del segundo hueso metatarsiano. Mientras Elena y Marichalar esperaban los resultados de la operación, la noticia se empezaba a conocer en España y cundía la expectativa ante el desenlace de los hechos.

En últimas, el hospital reportó el éxito del procedimiento y luego Elena y su madre, la reina Sofía, declararon ante los medios, con sonrisas de alivio, que Froilán estaba bien, que comía, reía y hasta tenía ánimos para jugar con su teléfono celular. “Con los niños siempre pasa eso”, dijo Sofía, mientras que su hija recordó que “los niños siempre te pegan sustos”. Jaime de Marichalar no emitió ni una sílaba al respecto, pero su hermano Álvaro sí le dijo a ABC Radio que a su sobrino se le había “escapado un tiro como a todos (...) son accidentes que ocurren en el campo (...) en esta sociedad se exagera todo mucho”. ?En las redes sociales, especialmente en Twitter,?el disparo de Froilán se convirtió en el tema más comentado y generó chistes como este: “La prima de riesgo, el tabaco, la gasolina, Froilán... ¡Todo se dispara!”.

No obstante, quedó flotando en el ambiente que tanto desenfado no podrá atajar un nuevo lunar en la imagen de la Familia Real. Si bien Froilán aseguró que todo era su culpa y que su padre, a quien el Rey no quiere mucho, nada tenía que ver con el asunto, la Guardia Civil española inició una investigación porque, en el peor escenario, el caso sugiere irregularidades que podrían alcanzar la categoría de delito por involucrar a un menor de edad con armas de fuego. En primer lugar, se pregunta la opinión española, ¿qué hacía un niño de 13 años manipulando una escopeta, cuando la ley estipula que la edad mínima para ello es de 14 años siempre y cuando medie una autorización oficial y vigilancia de adultos? De iniciarse un proceso ante las cortes, explicó El Mundo, el gran implicado sería Jaime de Marichalar, dueño al parecer de la escopeta y bajo cuyo cuidado estaba el pequeño. Por otro lado, varias ONG de derechos humanos y colectivos de caza y armería exigieron a la Fiscalía española que se investigue si la finca del exmarido de Elena tiene algún tipo de autorización como campo de entrenamiento de armas.

Un eventual proceso terminaría en una “infracción administrativa grave”, según le revelaron fuentes de la Guardia Civil a El Mundo. Ello “supondría una multa de entre 300 y 3 mil euros” para Marichalar, quien será llamado a declarar, así como la incautación del arma y la munición, y la suspensión de la licencia por dos años. Con el tiempo se verá también si el ex Duque de Lugo pudiera ser sancionado por no impedir el acceso del niño a la escopeta.

Froilán de Marichalar y Borbón, quinto en la línea de sucesión al trono y con dignidad de Grande de España, es muy cercano al Rey y ahora este accidente puede que lo conecte mucho más a él, pues por esas misteriosas experiencias que se repiten en las familias, a Juan Carlos un accidente con arma de fuego no le costó una herida en un pie, sino la vida de su único hermano, Alfonso.
LO MÁS VISTO