Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

“Creen que Keith Richards se la pasa fumando porros”

“Creen que Keith Richards se la pasa fumando porros”

Revista Jet Set

El guitarrista de los Rolling Stones habla en tercera persona en Under the influence, el documental que lanzará Netflix el próximo 18 de septiembre. Ese mismo día, Richards presentará su nuevo disco.
Foto: cortesía Netflix
Por: 11/9/2015 00:00:00
Este 18 de septiembre, los amantes de los Rolling Stones se tomarán un doble trago de júbilo por el lanzamiento del disco en solitario de Keith Richards, el guitarrista de la agrupación, y la presentación del documental Under the Influence, que emitirá Netflix.
Y para calentar motores, el septuagenario artista empezó a disparar toda suerte de comentarios polémicos que saltaron como era de esperarse a los titulares de prensa. "Quiero que mis hijas esnifen mis cenizas. Yo les daré la pajita para que lo hagan", publicó el portal británico Mirror Online, cuyo artículo fue replicado por otros medios de comunicación. La invitación para que sus hijas lo hagan parece que va en serio. El propio Richards probó las cenizas de su padre antes de regarlas junto a un árbol.
El documental biográfico de Netflix recogerá otras frases inmortales del guitarrista. “Sé quien soy. Pero los demás creen que Keith Richards se la pasa fumando porros, con botella en mano y maldiciendo porque la tienda de licor está cerrada”, dice el guitarrista al comienzo de esta producción que está destinada en convertirse en una de las más exitosas de la plataforma digital. 
El longevo Keith, de 72 años,  también acumula una serie de reflexiones en torno a la vejez y la inevitable muerte: “Nadie quiere envejecer, pero nadie quiere morir joven”. También afirmó que “nunca eres adulto hasta el día en que te entierran”. 
El polémico inglés rememora en Under the influence los inicios de su vida musical, cuando escuchaba a Jhonny Cash y Muddy Waters, dos grandes referentes del jazz, country y del blues. Uno de los momentos más emotivos del film es cuando él llega a la casa de Waters. Por supuesto, la cámara acompaña a Richards a la a grabación de su nuevo álbum Crosseyed Herat.
 
LO MÁS VISTO