En TV

Charlie Sheen estrena "Anger Management" su nueva comedia

Por: EFE

El popular actor Charlie Sheen estrena su nueva teleserie, "Anger Management", una comedia en la que hace de un terapeuta experto en el control de la ira y que supone su regreso a la pequeña pantalla tras su polémica salida de "Two and a Half Men".

Charlie Sheen estrena "Anger Management" su nueva comedia. Foto: AP

Foto: AP

El programa debuta con dos episodios de 30 minutos que se emitirán en el canal FX a partir de las 21.00 hora local (tanto en el este como en el oeste de EE.UU.), si bien se acomodará a partir de la semana que viene en la franja de las 21.30 horas.

"Anger Management", una adaptación de la película homónima de 2003
protagonizada por Jack Nicholson y Adam Sandler, ha sido recibida con críticas poco entusiastas en la prensa de Hollywood y cuenta en su reparto con Selma Blair (de la saga "Hellboy"), Shawnee Smith ("Becker") y la latina Daniela Bobadilla ("Desperate Housewives").

Sheen, de 46 años, llegó a ser el actor mejor pagado de la televisión en EE.UU. gracias a su personaje de Charlie Harper en "Two and a Half Men", un trabajo por el que ingresaba cerca de 2 millones de dólares por episodio.

El salario era una constatación del peso de Sheen en el éxito de esa serie de la cadena CBS donde era seguida por una media de 14 millones de espectadores por capítulo, si bien Warner, productora del programa, terminó por deshacerse de su estrella en marzo de 2011 tras una serie de salidas de tono.

El actor había entrado en una dinámica de excesos asociados con las drogas y el alcohol que forzó la suspensión del rodaje de la serie.

Tras un período errático y someterse a procesos de rehabilitación, el conflictivo Sheen apostó por regresar a la televisión con "Anger Management" donde su personaje también se llama Charlie.

Su reemplazo en "Two and a Half Men" fue Ashton Kutcher y, aunque la serie sin Sheen tuvo un prometedor reinicio (28 millones de espectadores se sentaron a ver el primer capítulo), el índice de audiencia de la telecomedia se fue hundiendo paulatinamente hasta situarse en sus mínimos históricos este año.

Otros Articulos