Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Calabasas, la ciudad que no quiere a Justin Bieber

Calabasas, la ciudad que no quiere a Justin Bieber

Personaje no grato

En los últimos años han sido muchos los famosos que, queriendo huir de la avalancha de turistas y fotógrafos que cada día recorren las calles del mítico barrio de Beverly Hills, en Los Ángeles, han decidido mudarse en busca de privacidad a la localidad de Calabasas, a las afueras de la ciudad californiana.
Justin Bieber es un personaje no grato hasta en su propio vecindario. Foto: AP
Por: BBC Mundo6/8/2013 00:00:00
;
BBC
Pero la tranquilidad de esta comunidad, que cuenta entre sus ilustres residentes con estrellas como Will Smith, Jennifer López, Britney Spears o algunos de los miembros de la familia Jackson, se ha visto alterada recientemente con la llegada de un nuevo vecino: el cantante canadiense Justin Bieber.

Bieber, quien en los últimos meses está ocupando más titulares por sus salidas de tono que por su música, adquirió el pasado año una casa valorada en US$6,5 millones en la exclusiva urbanización de The Oaks.

La mansión ha sido el escenario de numerosas y ruidosas juergas y Bieber ha tenido ya varios encontronazos con las autoridades, después de que sus vecinos le denunciaran por conducir su Ferrari muy por encima de la velocidad permitida en la zona.

Según la prensa local, la situación llegó al extremo de que la asociación de propietarios de The Oaks publicó una nota en la que –sin nombrarlo– censuraba el comportamiento de uno de sus residentes por "sembrar el caos" en las calles de Calabasas y urgían a contactar al sheriff local en caso de que fuera necesario.

Los representantes de Bieber negaron las acusaciones vertidas contra el ídolo de las adolescentes y aseguraron que el artista de 19 años está intentando ser un buen vecino.

Los famosos de la televisión

Con su atmósfera tranquila y la buena reputación de sus escuelas, Calabasas se ha convertido en un imán para cantantes, actores y deportistas deseosos de abandonar el bullicio de la gran ciudad.

Cerca de un 40% de las casas se encuentra en comunidades cerradas rodeadas de fuertes medidas de seguridad.

El principal punto de encuentro de los vecinos es un centro comercial que cuenta con lujosas tiendas y restaurantes, y en el que a menudo se puede ver a los paparazzi esperando cazar a algún famoso.

La ciudad ganó notoriedad entre el gran público hace una década después de que varios programas de telerealidad tuvieran como protagonistas a algunos de sus residentes.

La primera fue la actriz y diseñadora Jessica Simpson, a la que seguirían los miembros de la que en la actualidad es la familia más famosa del planeta de las celebridades televisivas: los Kardashians.

Pese a la atención de los medios, la vida en Calabasas siguió con relativa normalidad hasta la llegada el pasado año de Justin Bieber, quien no sólo ha llamado la atención de las autoridades por su conducción temeraria y las fiestas que organiza en su casa.

Hace unos meses un vecino denunció al cantante por presuntamente haberle insultado y escupido durante una discusión.

Aunque la prensa se ha hecho eco reiteradamente de los altercados protagonizados por Bieber, las autoridades locales quieren sacarle hierro al asunto.

"Situación bajo control"

"Calabasas es un lugar en el que los famosos pueden sentirse más cómodos que en Berverly Hills y por lo general la mayoría pasan desapercibidos", le explicó a BBC Mundo Fred Gaines, alcalde la localidad californiana.

"Es cierto que Justin Bieber ha tenido problemas por conducir demasiado rápido y por el ruido que a veces sale de su casa, aunque no es el primero. Durante la filmación de algunos reality shows también se han producido incidentes", señaló Gaines.

"En el caso de Bieber tuvimos que dejar claro que ese tipo de comportamiento no iba a ser tolerado. Pusimos patrullas extra para controlar que nadie rebasara los límites de velocidad y creo que tenemos la situación bajo control".

"No nos interesan lo que hacen los vecinos en su vida privada a no ser que causen problemas que afecten a otros vecinos".

Pero pese a las molestias, Gaines reconoce que incidentes como los protagonizados por Bieber dan notoriedad a la ciudad, algo que contribuye a atraer visitantes y a que los precios de las propiedades aumenten.

Según le explicó a BBC Mundo Bridget Karl, presidenta de la Cámara de Comercio de Calabasas, "muchos turistas, incluso del extranjero, están visitando la ciudad para ver a los famosos, lo que es bueno para la economía local, ya que gastan dinero en las tiendas y restaurantes".

"No creo que Justin Bieber le dé mala reputación a Calabasas sino que se da mala reputación a sí mismo", señaló Karl.

¿Y qué piensan los vecinos? Las opiniones recogidas por BBC Mundo van desde el enfado hasta la indiferencia.

"Mala reputación"


Victoria vive en Calabasas desde hace casi tres décadas y asegura que hace años hay famosos residiendo en la ciudad y el trato con ellos siempre ha sido cordial.

"No suele ser una molestia pero creo que algunos de ellos dan mala reputación a Calabasas. Un ejemplo para mi serían los Kardashians o Justin Bieber. No me gusta que los asocien con Calabasas. Los padres de Justin Bieber deberían responsabilizarse de su hijo", señala la mujer.

Ariela
y Maggie, dos estudiantes universitarias que se mudaron a la zona con sus padres siendo niñas, aseguran que Calabasas ha cambiado bastante en los últimos años, aunque no se ponen de acuerdo a la hora de valorar el efecto que las celebridades están teniendo en la ciudad.

"Los famosos son muy entretenidos y nos hacen salir en las noticias. Creo que es bueno para Calabasas ya que se presta atención a lo que pasa aquí", dice Ariela.

"Antes era una comunidad muy familiar y ahora está infestado de famosos que atraen a los paparazzi. No me gusta que estén aquí. Conducen a toda velocidad y ponen en peligro a los vecinos. Además, los fotógrafos invaden nuestra privacidad", señala por su parte Maggie.

Julio, un venezolano que desde hace cuatro años regenta un pequeño puesto de venta de bolsos y bisutería en un centro comercial de Calabasas, cree que el hecho de que haya famosos es bueno, sobretodo para su negocio, "ya que vienen muchos turistas".

Pese a ello, asegura "que se nota la diferencia entre los millonarios de toda la vida" y lo que califica de "nuevos ricos", que en su opinión "son más groseros y los que más problemas tienen con las autoridades".

A la vista de los incidentes protagonizados últimamente por Justin Bieber, está por ver cómo acabará el pulso entre el cantante y sus vecinos del Beverly Hills de los suburbios.
LO MÁS VISTO