Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Black Keys: Turn Blue, el regreso de los freaks

Black Keys: Turn Blue, el regreso de los freaks

Mundo musical

Para algunos, son la banda del “señor chistoso que baila solo”. Otros los ven como la salvación del rock blusero. Una minoría los cataloga más por su videografía que a ratos, puede ser tan interesante y divertida como su discografía. Para los que no los conocen son los Black Keys, que acaban de lanzar su disco Turn blue.
Dan Auerbach y Patrick Carney son los integrantes de Black Keys. Foto: Facebook Oficial Black Keys
Por: 17/6/2014 00:00:00


Su nombre tiene doble lectura: puede ser las Teclas Negras, como los bemoles de los teclados. O es un término coloquial que hace referencia a esquizofrénicos. En este caso, son dos: Dan Auerbach, guitarrista, teclista y cantante. Parece más un vikingo fuera de forma que un rockero empedernido. Patrick Carney es el baterista, con más pinta de nerd que del maestro detrás de los tambores del grupo. Y aunque no parezcan, son dos tipos que desde su música se ríen y se burlan, primero de ellos, después de la industria, y finalmente, de todo. Sólo que lo hacen cantando. Para no ir más lejos, su más reciente sencillo, en circulación desde hace un par de meses, Fever, es una parodia ridícula de un culto religioso, con un pastor que oficia de rockero, mientras Biblia en mano va gritando las condiciones de su fiebre, todo al compás de una de las canciones más fiesteras y más contradictoriamente alegres del repertorio de los Black Keys.

Nacidos en un pueblo de Ohio, irrumpieron en el negocio de la música a principios del 2000. Sus primeros trabajos no calaron dentro del gran público pero en circuitos pequeños y especializados, empezaron a convertirlos en banda de culto. Sin muchas pretensiones ni grandes artificios en la música se ganaron un puesto en el establecimiento del pop por sus melodías crudas, arreglos directos y originales, y un concepto del rock and roll más clásico. De hecho a la hora de grabar, prefieren sistemas antiguos, casi anticuados, alejados de los efectos de estudio y las trampas que la tecnología le suele tender a la música. No le temen, incluso, a dejar sonidos ambientes, lo que esté sonando de fondo. Y como entre ellos dos hacen casi todos los instrumentos, no tienen problema en echarse encima la responsabilidad de todo el disco, ni en rendirle cuentas a un productor ajeno a sus experimentos.

Su sonido no es para nada desconocido, aunque sus caras sean casi un secreto. Figuran en la lista de créditos de películas como School of Rock y Rocknrolla, y en series como Dexter, Lie to Me y Gossip Girl. De alguna manera, encarnan todo el espíritu del viejo rock and roll, sin afeites ni maquillajes. Sus giras son de bajo perfil sin toda la parafernalia de la industria; el dúo, que se encarga de más de la mitad de los instrumentos en escena, más dos músico de sesión. La revista Rolling Stone los respalda, los principales festivales los aclaman y sus fans los reverencian. Sin ninguna confirmación, en los rumores no oficiales, figuran como unos posibles invitados para el Estereopicnic del 2015.

Todavía queda casi un año para prepararse mientras suena Turn Blue desde el fin de semana pasado. Queda tiempo. Por ahora, puede visitar su página web oficial Theblackkeys.com, donde además de su más reciente trabajo, Turn blue, puede encontrar los anteriores discos de la banda.

Vea el video de Lonely Boy aquí.

LO MÁS VISTO