NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Arantxa Sánchez y Anna Kournikova

Eventos

La tenista española Arantxa Sánchez-Vicario y su rival, la rusa Anna Kournikova, aprovecharon un rato libre en un torneo amistoso en El Cairo para hacer un poco de compras por el mercado egipcio y posar como dos buenas amigas.
Cada una en su estilo, las dos tenistas esocgieron la ropa egipcia que más les gustaba. Archivo Jet-Set. Edición 04/Diciembre 1998
Por: 19/9/2011 00:00:00
Arantxa Sánchez-Vicario y su rival, la tensita rusa Anna Kournikova, demostraron que fuera de las canchas eran las mejores amigas, poniendo fin así a una serie de rumores sobre sus continuas disputas y celos profesionales.
 
El amistoso encuentro de dos de las más importantes jugadoras del mundo, ocurrió durante un viaje a Egipto, donde se encontraron Sánchez-Vicario y Kournikova para participar en un torneo amistoso de exhibición. Las dos jóvenes decidieron dejar atrás el estrés y las presiones de los juegos y pasar un rato juntas. Para eso, organizaron un paseo a los mercados típicos, aprovecharon para medirse los atuendos tradicionales, hacer un poco de compras y pasar tiempo juntas.
 
Tan solo al día siguiente de haber llegado a El Cairo, y un día antes de que se enfrentaran en el primer juego de tenis del torneo, un amistoso inaugural, lo que menos les preocupaba a las dos jóvenes eran las raquetas y la cancha. Salieron felices, seguidas de los guardias de seguridad, y jugaron a ser princesas árabes durante toda una mañana.
 
Con las pirámides de fondo, Arantxa y Ana se fueron a los mercados de Kerdessa y se probaron la ropa oriental, bordada en oro y seda, que usualmente llevan las musulmanas egipcias. Y aunque fue mucho lo que se midieron, finalmente sólo se quedaron con un par de atuendos similares, uno para cada una, ya que tanto la española como la rusa disfrutan coleccionando recuerdos típicos de sus viajes. Arantxa, por su parte, prefirió el color azul, su favorito, mientras que Anna escogió el rojo para su traje.
 
Además del torneo de exhibición para el que se reunieron varias de las mejores figuras femeninas del tenis mundial, la española Arantxa Sánchez-Vicario y su amiga Anna Kounikova fueron las encargadas de dictar un seminario sobre cómo jugar tenis, en el que participaron más de cincuenta jóvenes jugadoras, que aspiran algún día tener la fama de sus ídolos. Sin embargo, la pareja de muchachas decidió irse vestida para la conferencia con atuendos occidentales, para no dañar las prendas que adquirieron en el mercado esa misma mañana.
LO MÁS VISTO