NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Yo me llamo Amparo Grisales

Eventos

En el programa Yo me llamo, de Caracol Televisión, Amparo Grisales se interpreta a sí misma a riesgo de despertar tanto odios como amores entre los televidentes. En el primer capítulo la diva de divas prometió ser frentera con los concursantes…
El programa Yo me llamo, con Amparo Grisales, lidera los estudios de sintonía de la televisión colombiana con un promedio de 18 puntos cada noche. La diva le atribuye parte del éxito a su estilo desparpajado para criticar a los concursantes y enfrentarse al resto del jurado. Foto: Raúl Higuera.
Por: 13/9/2011 00:00:00
Pero al final también se llevó las peleas para la mesa de los jurados, donde noche tras noche se enfrenta a Jairo Martínez. La tensa relación entre los dos no forma parte de un libreto.

Amparo Grisales, bautizada como la diva de todos los tiempos, regresó a la televisión colombiana en el papel de jurado del reality show Yo me llamo, que desde el tercer episodio empezó a dominar los sondeos de sintonía. El programa, convertido en cazatalentos de personas del común que imitan a los grandes cantantes, no sólo sirvió para afianzar la imagen de Colombia como un país musical y divertido. Por ejemplo, la actriz de Manizales se trepó nuevamente en sus tacones de superstar y hasta reafirmó su estilo mordaz y de opiniones libres de eufemismos. La producción del concurso capitalizó la severidad y franqueza de ella para calificar a los concursantes, pero Amparo les dio más de ese desparpajo, hasta el punto de enfrentarse sin remordimientos a otro de los jueces, el cartagenero Jairo Martínez. Así es el reality que se vive detrás del reality.

Dicen que Yo me llamo marcó la resurrección de Amparo Grisales en los medios… -Nunca entro en receso. Cuando no estoy en la pantalla me dedico a mí para crecer como ser humano. En la parte física tengo una disciplina arrolladora. También trabajo la parte espiritual para no deprimirme. En estos meses he estado con mi obra de teatro ‘No seré feliz pero tengo marido’.

Usted afirma que “con toda humildad soy parte del rating de Yo me llamo…”. Pero con sólo decirlo ya deja de ser humilde… -Me robo un poco de ese crédito del rating porque estoy preparada. Una estrella debe tener brillo propio, que asombre a la gente, y esa ha sido mi preocupación. Es importante estar bien fortalecido, guapo y bonito.

¿Le han dicho que es muy severa con los concursantes? -Muchos me tratan de déspota, pero saben que no soy así. Simplemente soy frentera. Todos los jurados son fuertes, pero me echan el agua sucia a mí. Yo no soy de rodeos. No soy capaz de decirles “que lindo eres” o “me caes tan bien”, para luego rematarlos con: “¡ay!, qué pecado, no es lo que estamos buscando”.

Con ellos parece que fuera irrespetuosa… -Yo soy de fiar. Además no les he faltado al respeto, no los he descalificado por su raza, sexo o belleza.

En Twitter le siguen tirando duro cuando muchos se preguntan, ¿qué hace Amparo como jurado de canto? -Tengo el conocimiento, tengo el oído muy afinado y refinado. Creo que soy la conciencia del espectador. Dicen en Twitter que yo soy el alma del programa, sin quitarle crédito al equipo.

Le da crédito a todo el equipo, menos al resto del jurado… -Cuando estuve con Darío Arizmendi me bombardearon con muchas preguntas y no hablé de ellos. Lo que pasa es que, aunque yo esté rezando, soy polémica.

Parece que usted se molesta cuando Jairo y Luz Amparo le llevan la contraria, y más con Jairo… -No me molesta cuando me llevan la contraria. Me molesta cuando van en contravía a lo que estamos viendo. No me gustó ‘la Juanes’. Es una falta de respeto a Juanes, pero a ellos les gustó.

Ya le dijo a Jairo que “la tenía mamada”. ¿Se ratifica? -Para nada. Hay gente con la que tienes química y con otras no. Hay días en que estamos con buena química y otros no.

Pero pelea mucho con él… -No me la puedo dejar montar de ellos. Creo que los tres tenemos conocimiento. Mis estudios y mi experiencia no me los va a quitar nadie por el hecho de que sea manager o que sea una imitadora. Llevo muchos años de carrera y credibilidad. Ese es mi mérito.

¿Hay rencor? -No. Pero tampoco nos estamos comiendo a besos.

Usted siempre dice que va a llorar. Jairo no le cree… -No he llorado. La que llora es Luz Amparo. Y Jairo es más llorón que yo. De pronto se ha querido ganar a los colombianos a punta de lágrima porque es el menos conocido. De pronto es una manera de ganarse el cariño de la gente, o de pronto sí es sensible.

¿Quiere ser famoso a costa de usted? -No sé.

Se le sale lo diva cuando trata de imponerse sobre ellos… -Yo tengo más manejo de la televisión. La gente cree que yo soy la moderadora, pero a mí no me han dado esa función. Mi preocupación es que no puedo dejar que ellos me descalifiquen.

¿Los dos están confabulados contra usted? -No creo. Pero yo no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo. Yo causo amores y odios desenfrenados.

Parece que le gustara causar odio... -Para nada. El amor gana. La gente aprecia lo bueno y no a la gente ignorante que no sabe de lo que habla, o a la gente que le gusta insultar.

¿Es un indirectazo contra Jairo? -No.

¿Qué es lo más fuerte que él le ha dicho a usted? -Se ha referido a mi edad. Pero eso me resbala. Ojalá que a mi edad muchos pudieran correr ocho kilómetros y estar saludables.

Pero usted no se quedó callada… -Claro que no. Eso vendrá más adelante. Yo creo que él me quiere conquistar.

¿Se le mediría a una segunda temporada con él? -Yo vivo el presente. Toda la fuerza es para el ahora.

Yo me llamo Jairo Martínez

Después de las peleas al aire, ¿le tiene rencor a Amparo Grisales? -Al día siguiente nos saludamos, pero no de beso. Yo le dije que yo basaba la relación según sus parámetros. El día que ella fuera chévere, yo era chévere; y el día que ella fuera grosera, yo era grosero. Esto es nuevo porque yo no había tenido un malentendido con nadie.

Y ella, ¿por qué le pelea tanto? -A veces yo no sé si está actuando. Yo le sigo la corriente porque para el programa es bueno.

Pero nada de fondo… -Son peleas porque estamos en desacuerdo con ella.
¿Usted dijo que ella era su karma? -Todo regalo que viene con la vida, como Yo me llamo, trae un precio que es ella. Me tocó aprender a tener paciencia y tolerancia. Lo tomé como un aprendizaje.

¿Será que es malgeniada? -Madonna y Gloria Estefan tienen mejor genio que Amparo Grisales. Son solo divas en el escenario. Ella vive el papel de diva todo el tiempo.

¿Ha hecho el intento de acercarse a ella? -He tratado de ganármela de todas las maneras. Hasta compré sus productos.

¿Cree que es justa con los concursantes? -El jurado, todo, es justo. Ella, por su temperamento, suena más fuerte que nosotros.

¿Lo ha sacado de casillas? -La rabia es momentánea. Estoy tratando de controlarme, de pelear con mis demonios.

¿Estuvo a punto de retirarse del programa por culpa de ella? -Lo dije, pero fue parte de un impulso. Sería incapaz de irme porque tengo un gran compromiso con Caracol.

¿Luz Amparo está de su lado? -Es mediadora, pero, pensándolo bien, yo sí creo.

Amparo dice que es llorón… -Yo soy emocional. Cuando lloro es la forma como la música me llega al alma.

Insinuó que usted quiere fama a costa de ella… -Yo no soy famoso. Se lo agradezco.
Dios lo ampare de Amparo… -Eso digo yo.
LO MÁS VISTO