NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Niegan a Madonna adoptar niña en Malawi

Eventos

Un tribunal del país africano rechazó la solicitud de la cantante para adoptar una huérfana de tres años, porque las leyes exigen a aspirantes padres un mínimo de estadía de 18 meses en la región.
Fotos: AP
Por: 15/4/2010 00:00:00
"Debo rechazar la solicitud de Madonna", declaró la jueza Esmie Chondo al leer su decisión a la prensa ante el tribunal.

La actriz y cantante estadounidense que afrontó en su momento críticas en Malawi cuando adoptó a su pequeño David Banda, no estuvo presente en la audiencia, pero sí su abogado, Alan Chinula, que no hizo ningún comentario a la prensa.

De acuerdo a las estrictas leyes del país africano, para adoptar a un menor, los extranjeros deben residir 18 meses en el país. "Esta cuestión de residencia es un verdadera barrera en los procesos de adopción. Por lo tanto, esto no debe ser modificado", estableció la jueza.

Precisamente la única excepción a la regla fue Madonna, cuando adoptó a David, al que conoció en 2006 en su primera visita a Malawi. En aquel momento, fue acusada por numerosas asociaciones de haber utilizado su fama y su dinero para acelerar el proceso de adopción.

La cantante obtuvo la custodia del niño inmediatamente por 18 meses y se fue del país con él. En mayo de 2008, consiguió adoptarlo de pleno derecho con el acuerdo del padre biológico y en 2009 su intención era adoptar a Mercy de 3 años.

La cantante de 50 años y fundadora del programa "Raising Malawi", para ayudar a los niños de este país de Africa, conoció a la pequeña Mercy en octubre de 2006 en un hogar para huérfanos de víctimas del sida, adonde fue trasladada tras la muerte de su madre.

"Sin duda alguna, tenemos esperanzas de mejorar la vida de los niños en Malawi gracias a estos proyectos", estimó la jueza, refiriéndose a la fundación de la cantante.

Sin embargo, la jueza explicó que la decisión de rechazar la petición de adopción de Madonna, pretende evitar el riesgo de favorecer el tráfico de niños al abrir la puerta a adopciones internacionales sin respetar el proceso.
LO MÁS VISTO