NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Lina y Marcela López

Eventos

Estas gemelas llenas de intersecciones en sus vidas se dedican al arte, al diseño y a la arquitectura en Paris.
Por: 15/4/2010 00:00:00
Nacieron unidas. No sólo compartieron líquido amniótico sino que la vida siempre las ha puesto en el mismo camino. Estudiaron en el mismo colegio, fueron al mismo curso y hasta se sentaron en el mismo pupitre. Después entraron a la misma universidad y estudiaron carreras semejantes. Lina se graduó de Diseño Industrial y Marcela de Arquitectura en los Andes. Luego de haber trabajado en el Museo Nacional, Lina empacó maletas, hizo tabula rasa y se decidió a estudiar Historia del Arte en la Sorbona, en París. Pero la separación duró poco. Un año después Marcela se mudó a la misma ciudad para trabajar con la empresa SVO Art en la que Lina hacía sus prácticas de estudiante. Esta empresa era la encargada del Museo de Luxemburgo y de varias exposiciones itinerantes. Además, fue la comisionada para traer la colección Rau al Museo Nacional de Colombia.
Desde hace cinco años viven en París. Aunque juntas pero no revueltas las dos dicen que la ciudad les ha permitido consolidar sus pasiones: el arte y el diseño.
Hoy Lina divide sus días entre el Palais de Tokio, una de las instituciones más prestigiosas de arte contemporáneo en el mundo. Allí trabaja en proyectos especiales,  y de manera independiente hace la curaduría y la museografía de exposiciones. Además, es marchante de arte chino e indio contemporáneo.
Por su parte, Marcela se dedica a la arquitectura, a la escenografía y al diseño de muebles. Hace poco lanzó su colección de bibliotecas, mesas, lámparas y sillas realizadas a partir de materiales reciclados recogidos en metros, buses, y cuarteles de bomberos y policía de esa ciudad. El proyecto tuvo buena acogida y sus diseños hacen parte del mobiliario del Ministerio del Interior y se exhiben en los lugares más representativos del gobierno en las diferentes regiones de Francia.
Hoy otro proyecto las ha vuelto a reunir y planean una exposición en el Museo de la Moneda del Tesoro Hué, quizás el mayor patrimonio del Vietnam. Vidas paralelas, las de estas dos mujeres que, gracias a su imaginación, y a su inquietud permanente, hoy pueden decir que bien ha valido la pena crecer juntas.
LO MÁS VISTO