NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Las peleas en Twitter

Eventos

Las redes sociales se calentaron por cuenta del Twitter de personalidades como Álvaro Uribe Vélez, quien lo utiliza para respaldar las acciones de su gobierno y defenderse de sus opositores. Pero no es el único que acude a los tweets, o ‘trinos’ en español.
Las redes sociales se calentaron por cuenta del Twitter de personalidades como Álvaro Uribe Vélez. Foto: Cortesía Presidencia de la República.
Por: 5/7/2011 00:00:00
Otros políticos y artistas también ‘trinan’, aunque no siempre como los pájaros, debido a sus polémicos mensajes que incendian el ciberespacio.

Álvaro Uribe Vélez

No sólo en Colombia, sino en el extranjero, todavía se sigue analizando el impacto de cada palabra y los pasos políticos que ha dado el expresidente Álvaro Uribe Vélez desde que entregó el poder. En Washington, Michael Shifter, director del grupo de estudios Inter-American Dialogue, ha definido al exgobernante como “un animal político que no está dispuesto a quedarse callado y que encontró en Twitter una herramienta para que nadie se olvide de él”. Sólo que los tweets de Uribe, término inglés que hace alusión al trino de los pájaros, parecen rugidos cuando saltan a los medios de comunicación. Sus pequeñas frases escritas en clave de telegrama tienen la misma repercusión que sus intervenciones en los consejos comunitarios, en los que invitaba a los jóvenes a controlar el “gustico” por el sexo y señalaba a Chávez como benefactor de las Farc.

Cada vez que el dedo de Uribe Vélez escribe un mensaje, existe el riesgo de armar una polvareda nacional con eco hacia los países vecinos. Mucho antes de expresar el descontento por la dirección que está tomando su sucesor, Juan Manuel Santos, Uribe ya había descalificado a los opositores de su ideario, como el periodista Daniel Coronell. En una ocasión le dijo que había sido financiado por la mafia, pero Coronell, conocido por su abierta oposición uribista, le respondió de inmediato con este corto, pero explosivo mensaje de no más de 140 caracteres, que es lo exigido en este tipo de red social: “No me dejaré intimidar por el exmandatario”, escribió en tono defensivo, y le pidió al exmandatario que explicara la procedencia de la fortuna de sus hijos Tomás y Jerónimo. Desde entonces, Álvaro Uribe Vélez no ha dejado de trinar en Twitter. Cada punto y coma de sus frases ha repercutido en los aparatos móviles de sus más de 470 mil seguidores.

Lady Gaga y Shakira lo superan en materia de twitteros, pero a él no le importa, y más, si sus mensajes siguen teniendo eco en la prensa, incluyendo el día en que trinó como animal furibundo contra Hugo Chávez. Le dijo “cobarde” porque el mandatario venezolano lo tildó de “lacayo del imperio”.

Las discusiones cibernéticas propiciadas por Uribe también llegaron a territorio argentino, cuando se fue lanza en ristre contra el Premio Nobel de Paz de ese país, Adolfo Pérez Esquivel, porque le dijo que él y su primo Mario Iguarán mantenían vínculos con los paramilitares.

Con el excongresista Rodrigo Lara también protagonizó un ciber-round, pese a que el hijo del inmolado Rodrigo Lara también había sido funcionario del gobierno uribista. Lara le sacó uno de los trinos más furiosos al expresidente cuando le mandó el siguiente tweet: “Presidente, ¿qué piensa hacer usted para aclarar la muerte de dos incómodos testigos en su contra: Pedro Juan Moreno y César Villegas?”, refiriéndose al exasesor presidencial y al exdirector de la Aerocivil.

Así, paralelamente a su compromiso de trabajar, trabajar y trabajar, el exmandatario no ha hecho sino trinar, trinar y trinar. A León Valencia, columnista de la revista Semana, lo llamó “exmatón ELN” porque escribió acerca de doce episodios de corrupción en los que supuestamente han estado involucrados Tomás y Jerónimo.

El exgobernante también se metió con el excandidato al Congreso, Felipe Zuleta, aunque aquel trino tuvo pocas resonancias mediáticas: “La campaña de Felipe Zuleta no declaró aporte de vehículo de los Nule. Revisen informe ingresos y gastos Consejo Electoral”.

En consecuencia, el Twitter de Uribe polariza la opinión pública como si todavía estuviera en los días más agitados de su gobierno. La analista Claudia López lo calificó de “buscapleitos”.

“Parece un adolescente y eso le quita dignidad a su cargo de exjefe de Estado. Debería tener la cabeza más fría”, aseguró la columnista Salud Hernández.

Al otro lado del cuadrilátero de esta candente polémica siguen sus más leales amigos, siempre refrendándole el respaldo. Su exasesor presidencial, José Obdulio Gaviria, declaró ante la BBC que “Uribe sabe que el Twitter es la nueva forma de hacer política”, mientras que el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, se refirió a los trinos del expresidente como “una brújula que marca el norte político”.

Los analistas aseguran que el Twitter de Álvaro Uribe irá para largo, y más, en esta coyuntura en que algunos de sus funcionarios son investigados por las acciones durante su gobierno. Por ahora, está lejos de refugiarse en su finca El Ubérrimo o de marginarse de la política como catedrático universitario. Uribe seguirá trinando sin cesar, o mejor, twitteando, twitteando y twitteando.

Vladdo

Durante una noche aburrida de un inicio de semana, el humorista y periodista Vladdo encendió los equipos de miles de twitteros con una frase que había dicho Jerónimo Uribe, el hijo de Álvaro Uribe. “Reconozco que ser hijo del Presidente tiene sus ventajas. Por ejemplo, es más fácil conseguir una cita con un cliente”, escribió. El joven, quien no se marginó públicamente ante aquellas palabras, invitó a su contrincante a un debate público.

Desde entonces, el humorista y los hermanos Uribe Moreno han trinado, unas veces más insultantes que otras, pero sin llegar a una tregua absoluta. Hace poco, Tomás volvió a exaltar los ánimos: “No le dije gay. Esa es su interpretación. Le dije obsesivo, compulsivo y resentido. No es normal hablar 25 años a través de una mujer imaginaria”, al hacer alusión a la caricatura de Aleida. Un buen día, cuando los roces estaban en su mayor ebullición, el columnista y director de la revista Soho, Daniel Samper Ospina, se metió al cuadrilatero al twittear que votaría por Jerónimo al Concejo y por Uribe a la Alcaldía de Bogotá, para que continúen la labor de Samuel “el bobito”, sobre todo, en cuanto a la entrega de contratos. Aleida, por su lado, ha estado al margen de todo.

Juanes

Los trinos de Juanes en Twitter no siempre son tan dulces y melodiosos como sus interpretaciones. Durante una época en que desde las redes sociales quiso hacerle guiños a la ironía y el humor, el cantante colombiano terminó enfrentado al gobierno de Hugo Chávez y a los seguidores del jefe de Estado.

En un primer mensaje escribió: “Me pasaron el PIN de Chávez. ¿Alguien lo quiere para que le manden mensajes en Blackberry?”. Después, envió otro tweet que levantó la ira de los chavistas: “Ahí les va. Es H1J0D3PU7A”. Un juego de palabras muy caro que lo llevó a presentar disculpas.

El Twitter ha sido una herramienta constante que han mantenido a Juanes en comunicación directa con los amantes de su música. Hace poco anunció que terminaba la relación laboral con su manager, Fernán Martínez, al tiempo que admitía que no le había ido bien con su disco P.A.R.C.E.

Desde otra orilla, su parcero en proyectos como los conciertos de la frontera colombo-venezolana y en Cuba, Fernán Martínez, se defendió con otro mensaje: “El intérprete está deprimido y tiene problemas personales”. Después, Juanes volvió a guardar silencio.

Francisco Santos

El periodo de transición entre la vicepresidencia de Francisco Santos y su llegada a los micrófonos de RCN Radio fue corto, pero sirvió para ponerse a la vanguardia de la tecnología del Twitter. El político y periodista dijo que el equipo para twittear era su nuevo “juguete”, sólo que en ese momento no había dimensionado el peligro de jugar en las redes sociales. Hace poco trinó de tal forma, que hirió la susceptibilidad de los caldenses: “Plaza de Bolívar de Manizales. Bella catedral. Yo le pondría una bomba al Bolívar-cóndor de Arenas”. De inmediato, muchas voces discordantes lo tildaron de “inculto” y “agresivo”.

Piedad Córdoba

Ni las posiciones políticas de Piedad Córdoba frente a las grandes polémicas del país, como Agro Ingreso Seguro y el acuerdo humanitario, han sido tan trinadas como su pelea doméstica con la actriz Diana Ángel. El duro cruce de palabras entre ambas empezó cuando la estrella de la serie Francisco, el matemático denunció en la red social que unas goteras que salían del apartamento de la congresista había acabado con su paciencia. “Llevo diez años pidiéndole que las arregle, pero ha sido imposible”.
 
Córdoba, que siempre le responde a sus detractores, trinó como era de esperarse: “Diana, pregúntele a su papá quién se robó la plata de la administración. No dije nada. Me quedé callada”. La artista le pidió sacar al papá de la discusión, y guardó silencio para evitar más trinos que en nada solucionaron el problema de las goteras.

Sofía Vergara

La serie Modern Family le ha merecido varios premios y una postulación a los Globo de Oro a Sofía Vergara. Pero debido a esta laureada comedia se ganó una discusión que la volvió blanco de muchos insultos en el ciberespacio y la situó en las instancias políticas e institucionales de Perú. Todo empezó cuando, en uno de los capítulos, su personaje de Gloria Delgado se defendió del marido que tiene prejuicios contra los colombianos: “Claro, en Colombia nos tropezamos con cabras y matamos gente en la calle. ¿Saben lo ofensivo que es eso? ¡Como si fuéramos peruanos!”. Al día siguiente, desde limeños hasta cuzqueños la insultaron, pero ‘La Toti’ sacó más pecho y trinó. “Busquen oficio”, escribió. “Ja, ja, ja”, volvió a trinar con ironía cuando los peruanos indignados la amenazaron con no ver la serie.

Carolina Cruz

La presentadora de la televisión colombiana que más seguidores tiene en Twitter, con unos 200 mil twitteros, puso a prueba su autocontrol en las propias redes sociales. Cansada de los chismes, de mensajes desagradables y de los chistes flojos, la caleña amenazó con retirarse de esta plataforma tecnológica a través de un trino que escribió con mano dura. Incluso, en el algún momento estuvo a punto de cargar la cruz de los comentarios ofensivos, hasta que no aguantó más, como la vez que le inventaron que había terminado con su novio Lincoln Palomeque justo cuando estaba a un paso de ir al altar. Como no había roto con él, ni estaba haciendo planes de boda, la modelo peleó con medios como TV y Novelas, pero luego volvió a hacer las paces. La hermosa exreina regresó por los senderos de sus trinos dulces y tiernos, o las mismas palabras amables que utiliza cuando está al aire.
LO MÁS VISTO