NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La Independencia está de moda

Eventos

El diseñador Hernán Zajar se inspiró en el Bicentenario de la Independencia de Colombia para la colección que en pocos días llevará a la ciudad de Nueva York. Vea piezas de esta colección.
Los vestidos afrancesados de corte Imperio y los camisones masculinos nutrieron la Colección de la Independencia de Hernán Zajar, quien lució una chaqueta de charreteras de marcada inspiración en Bolívar. Foto: Imagen Reina/10.
Por: 29/6/2010 00:00:00
El diseñador Hernán Zajar se inspiró en el Bicentenario de la Independencia de Colombia para la colección que en pocos días llevará a la ciudad de Nueva York. El resultado fue una fiesta de charreteras, cuellos gigantes y coloridos trajes que recuerdan a heroínas como Manuela Beltrán, Policarpa Salavarrieta y Manuelita Sáenz. Bolívar no faltó en este bazar de la moda con mucha historia.

En 1810, cuando estalló el Grito de Independencia colombiana, Francia estaba de moda. En el Nuevo Reino, las ideas revolucionarias de Bonaparte y la proclamación de los derechos humanos eran tan chic como llevar los trajes inspirados en las niñas bien que engalanaban los palacetes parisinos.

Todo lo francés era causa de la necesidad de vivir no sólo en una sociedad más justa, sino a la vanguardia de la moda y del estilo en general. De esto han pasado dos siglos.

Con la celebración del Bicentenario de la Independencia surgió el afán de desentrañar el ideario político de aquella época, pero también el compromiso de retratar a la sociedad de principios del siglo XIX con sus peinetas, sus vestidos de gobelino y seda, como lo hizo Hernán Zajar para la colección que le encomendó Yanbal, y que pronto llevará a Nueva York.

El momposino no ha sido ajeno a las imágenes de damas enfundadas en trajes independentistas, a juzgar por la gran cantidad de museos que visitó en su niñez en Cartagena y en la misma Mompox. Sin embargo, la investigación de la moda de hace dos siglos empezó en un viaje a Barichara, Santander, donde una serie de televisión que no ha salido al aire revivió los días de Policarpa Salavarrieta.

Aquellos actores vestidos con telas procesadas para lograr el efecto del envejecimiento, le permitieron arrancar con este paseo creativo. Más tarde, se nutrió de los conceptos y formas de vestir de la Nueva Granada con el festín visual de los libros históricos y de los trajes expuestos en museos como la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta.

Por todo esto, la colección de Zajar es una explosión de colores ocres y dorados, de cuellos enormes y de arandelas, y de telas como la seda, encajes, ojalillos y gasas. Sin embargo, el mayor toque de la época está en los accesorios que corresponden a una inspiración de los herrajes, charreteras y bordados de 1810.

Como aquel grito de emancipación estuvo acompañado de escotes profundos y glamour, los diseños de Zajar también echaron mano de la coquetería femenina de esos días. No obstante, el best-seller de esta colección es la chaqueta de Bolívar, El Libertador, que lució el propio Hernán, como una necesidad imperante de reafirmarse como otro revolucionario de la moda colombiana.
LO MÁS VISTO