NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

EL PRESIDENTE DEL HARD ROCK CAFE

Eventos

La firma Hard Rock Café llegó a Cartagena. Su Presidente a nivel mundial se encargó de la apertura del sitio que guarda las características de todos los cafés como la comida norteamericana en medio de una atmósfera roquera.
Por: 15/4/2010 00:00:00
Año 1971. Pink Floyd apenas era una banda juvenil que daba trazos de inconformismo contra todo lo establecido. David Bowie ya había moldeado su figura andrógina y esquelética con las primeras drogas ácidas. Led Zepelling, la banda roquera, no sabía cuántas alucinaciones había experimentado antes de subir al escenario.
Igual el mundo libertario andaba fascinado con la revolución del rock que le daba licencia al consumo de drogas y el sexo desinhibido.
A todo se le inventaba una revolución: a los estudiantes, a las mujeres cansadas del machismo, a los homosexuales que salieron del closet, a la moda y a la sociedad de consumo cansada de las fuentes de soda donde sólo vendían gaseosas dulces y malteadas achocolatadas desde la era del rock and roll.
En ese ambiente de rupturas llegó a la conservadora Inglaterra el primer restaurante-bar de la firma Hard Rock Café, que nació del ingenio de dos jóvenes empresarios: Isaac Tigrett y Meter Morton.
Las cuatro paredes del lugar sirvieron de culto a los objetos de los primeros cantantes y bandas sin relación alguna con los sonidos suaves y angelicales que antecedieron los locos años setenta.
El nombre de Hard Rock Café apareció sin mucho esfuerzo, pues los fundadores lo tomaron del disco Morrison Hotel de la agrupación The Doors , en 1970.
El restaurante fue decorado con las guitarras, las pintas y las fotografías de algunos artistas del género metálico. Ocho años después, la idea pasó del vetusto Hyde Park Corner de Londres a Toronto, donde también tenían ansias de saborear los platillos populares norteamericanos en medio de una atmósfera rodeada de rock.
Cuando el empresario Hamish Dodds aterrizó en la silla de la presidencia de los Hard Rock Café, él tenía conocimiento absoluto del culto y la pasión que esta firma empezó a despertar desde hace cuatro décadas gracias a la mezcla original de la buena mesa y música hilarante.
Para empezar todavía sigue siendo un apasionado de los aires fuertes que caracterizan a la música de Bowie, Led Zepelling y otros chicos afeminados a drede que dominaron el mercado discográfico hasta inicios de los años 80.
“Mi gusto musical es totalmente setentero”, dijo en una rueda de prensa en Bogotá, de donde partió a Cartagena para inaugurar la sede de Hard Rock Café en la Plaza de la aduana, hoy convertida en un corrillo de música salsera y popular por cuenta de su vecino Donde Fidel, una taberna que recoge la bohemia y la vida licenciosa de la ciudad.
Mister Dodds es consecuente con la fiolosofía de los 140 cafés que maneja en los cinco continentes. Desde que colgó las corbatas que utilizaba como Presidente de Pepsi se inclinó por una forma de vestir menos formal y de dandi neoyorquino, hasta llenar su escaparate de chaquetas y camisetas negras con chispitas de piedras semipreciosas como las de muchos roqueros.
Pero la pinta es lo de menos. Él sigue siendo el empresario consumado que sólo abre un nuevo café en los lugares iconográficos del mundo para no restarle el peso del prestigio a la marca que maneja.
“Vine a conocer el restaurante de Bogotá y a verificar la decoración del que abrimos en Cartagena”, aseguró. Pocas veces lo hace personalmente, pero decidió romper con su propia tradición porque le habían hablado bellezas de las murallas de La Heroica.
Desde su llegada al manejo de los Hard Rock, Hamish Dodds ha logrado completar 70 mil piezas claves para la colección de guitarras, vestidos, zapatos, fotos y afiches que decoran los cafés ubicados en lugares emblemáticos como París, Madrid, Buenos Aires, Río de Janeiro, Tokio, entre otro centenar de sedes. En los últimos meses la expansión de negocios se tomó las plazas y centros financieros de Punta Cana, en República Dominicana, Fiji, Varsovia y algunas ciudades de la India.
El Señor Dodds también habla con optimismo de la diversificación inversionista de la prestigiosa firma. “Pronto tendremos varios hoteles Hard Rock Café como el que empezaremos a construir en Playa Blanca, a sólo una hora de Ciudad de Panamá”. Esto sin contar un parque temático y musical en Carolina del Sur de Estados Unidos, y cuya apertura está prevista para el segundo semestre del año 2008.
El éxito de la franquicia fue sublimado en uno de los capítulos de la serie Los Simpsons, cuando Homero y su familia recorrieron el mundo en busca de las camisetas , llaveros y todos tipo de souvenirs que llevan el logosímbolo de la marca.
“No sabemos si abriremos un Hard Rock Café en Cali o Medellín, aunque conocemos el gran potencial económico de estas dos ciudades. Tomar una decisión de estas lleva su tiempo”, puntualizó el empresario.





LO MÁS VISTO