NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El fenómeno Lady Gaga

Eventos

El actual icono mundial de la música pop ha dado más de qué hablar que la propia Madonna y Marilyn Manson juntos. Su imagen escandaliza, su voz fascina, su ritmo enloquece y su sexualidad provoca los más pervertidos pensamientos.
Sus críticos más acérrimos dicen que es una vil copia de Madonna, a juzgar por algunos apartes de su espectáculo en concierto y por algunos rasgos de su look. Foto: Queen Internacional.
Por: 26/8/2010 00:00:00
La diva del momento es portada de Vanity Fair, bate récords en You Tube, y es la más postulada de la historia en los MTV Video Music Awards, que se entregarán el próximo mes.

El nombre Lady Gaga, hoy por hoy, genera todo tipo de reacciones. Hay quienes se fascinan con su extravagancia y desafío ante los convencionalismos. Otros, se mueren con sus canciones y defienden su música ante los puristas que aseguran que tan sólo es un fenómeno pasajero. Existen también los religiosos, tan radicales como ella, que se santiguan cada vez que ven uno de sus videos o la descubren bailando provocadoramente sobre un escenario. En fin, ella, en ningún caso, pasa inadvertida.

Stefani Joanne Angelina Germanotta nació hace 24 años en Nueva York y, contrario a lo que muchos piensan, era una niña corriente, dedicada y disciplinada, que en su infancia estudió en la escuela católica privada Convento del Sagrado Corazón. La música estuvo presente en su vida desde los 4 años, cuando aprendió a interpretar el piano. De hecho, la talentosa jovencita escribió la partitura de su primera balada a los 13, y a los 14 ya participaba en las tradicionales ‘noches de micro abierto’ en los bares de su ciudad.

Incluso, en su adolescencia consiguió un cupo en la famosa Escuela de Arte Tisch, de la Universidad de Nueva York, donde estudió Música y mejoró sus habilidades como compositora. Pero desde esa época, también se conoce su marcada inseguridad, lo que la obligó tiempo más tarde a abandonar la academia. En una entrevista en la que rememoraba aquellos tiempos, Lady Gaga dijo: “Me decían ‘Big Boobs McGee’, a causa de mis senos, porque era algo desarrollada. En ese momento yo pesaba de 15 a 20 libras más que ahora y los maestros eran injustos conmigo. Me prohibían usar faldas cortas, pero sí se lo permitían a niñas más delgadas que yo, que hacían alarde de sus piernas. No era justo”.

Su carrera, que apenas cumple cinco años, empezó a los 19, cuando Stefani pasó de productor en productor, hasta conocer a Rob Fusari, quien comparó su estilo vocal con el de Freddy Mercury, el legendario vocalista de Queen. Fue el mismo Fusari quien la apodó con el sobrenombre de Lady Gaga, en honor a la canción Radio Gaga, de esa banda inglesa, una de las favoritas de la naciente artista.

Luego vino Vincent Herbert, el productor que la lanzó al estrellato, aunque, antes, Gaga tuvo que componer canciones para Britney Spears, The New Kids on the Block y The Pussycat Dolls. A esta altura, la neoyorquina ya preparaba los temas de su primer disco como solista y su imagen de niña buena daba un giro radical, pues se involucraba de a poco con la cocaína y hasta con dosis de heroína, sólo por consolidarse como una rebelde en contra de sus padres. En la reciente entrevista que publica la revista Vanitiy Fair, Lady Gaga confesó que aun hoy aspira una que otra línea, pero que a la heroína le tiene pavor y respeto y, según ella, ya no se inyecta.

De la mano de su éxito musical, pues su primer sencillo Just Dance, lanzado en el 2008, fue número uno en seis países y postulado a un Premio Grammy, también vino su destape y su cambio de imagen. Haus of Gaga, el grupo de creativos que trabajan para ella, ha sabido muy bien representar en su figura un producto agresivo, escandaloso y polémico, que tiene los ingredientes que a los medios les gustan: sexo, moda, excentricidad, éxito arrollador y provocación.

A su adicción por las drogas se han sumado desnudos en varias revistas, confesiones en las que revela que fue bulímica, que siempre se siente sola así mantenga una relación sentimental, que ahora es célibe porque percibe que al hacer el amor pierde su creatividad por la vagina, y hasta que es hermafrodita, pues en algún concierto uno de sus cortos vestidos dejó notar en medio de sus piernas algo que parecía un pene.

¿Verdad o invento publicitario? Lo cierto es que la misma Gaga dio sus declaraciones al respecto: “Sí, tengo ambos genitales, los masculinos y los femeninos, pero yo me considero sólo hembra. Se trata simplemente de un pequeño pene que en realidad no interfiere en mi vida cotidiana para nada”. Estas ‘particularidades’ de su vida privada, sumadas a sus atrevidos videos en los que desafía a la religión, hacer apología al homosexualismo, y sentirse a gusto con la muerte son las que han hecho prosperar su fama. El hit mundial Bad Romance, sencillo de su segundo álbum The Fame Monster, se convirtió en el video más visto de la historia de You Tube, en abril de este año, y el primero en superar los 200 millones de visitas. Telephone el segundo sencillo de este mismo disco, fue número uno en la lista Pop Songs, y se convirtió en su sexto número uno consecutivo, hecho que ningún artista de su talla había conseguido.

Sus contradictores, sin embargo, dicen que es una mala copia de Madonna y que físicamente también ha tomado elementos de Marilyn Manson. Aseguran que su falta de originalidad se refleja en el video Alejandro, que recuerda mucho al de Vogue, de Madonna. También dicen que su famoso traje de burbujas lo vistió Peter Gabriel 30 años antes, o al menos uno muy parecido; y que el vestido transparente con el que apareció en una fiesta, es casi igual al que usó Cher en 1974. De cualquier forma, la revista Vanity Fair la nombró como una de las celebridades mejor vestidas, al lado de Michelle Obama, Carla Bruni, Martin Scorsese y David Beckham.

Los expertos opinan sobre Lady Gaga 

Emilio Sánchez - Melómano
“Lady Gaga es una marca registrada y se ha destacado porque no es común ver esa originalidad hoy. Todo lo de ella es inconfundible, es un fenómeno como el que en su momento fueron Elvis Presley, Michael Jackson y Madonna”.

Alejandro Villalobos - Director de La Mega
“Está dividida en dos partes, como la mayoría de los artistas de hoy: hace un pop muy comercial que no rompe barreras ni es muy novedoso, pero que está vigente. Por otro lado, su equipo ha manejado muy bien la imagen de la antidiva y de la mujer sexy, pero no convencional”.

Manolo Bellon - Crítico musical
“Musicalmente, es muy interesante, pero todo ese ruido mediático que hay alrededor de ella oculta su verdadera propuesta artística. Falta tiempo para saber qué tan trascendental va a ser y si va a sobrevivir con su irreverencia y su diversión”.

Juan Carlos Garay - Comentarista musical
“Ha sacado más provecho de su ambigüedad sexual que de su propuesta musical. En sus canciones no hay mucha innovación, todo suena como si Madonna ya lo hubiera hecho. Sin embargo, en el pop la imagen y la identidad pesan mucho y en ella parece que ganan”.
LO MÁS VISTO