NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El debut de la princesa Kate

Eventos

Gran Bretaña ya ama y sigue por multitudes a Kate Middleton, futura esposa del príncipe William, hijo mayor de Lady Di. Así se vio en los primeros compromisos públicos de la pareja.
Los futuros Príncipes de Gales hacen su entrada a la fiesta de los 600 años de la Universidad de St. Andrews, donde se enamoraron hace nueve. Allí vivían juntos. Foto: AFP.
Por: 17/3/2011 00:00:00
La pareja regresó a la universidad donde comenzó el cuento de hadas.

La prensa británica se sorprendió con lo cálida, segura y divertida que se mostró Kate Middleton en los tres compromisos que marcaron su debut como personaje público. El más resonante, por su valor sentimental, fue la visita que hizo la pareja a la Universidad de St. Andrews, en Escocia, donde William y la plebeya millonaria se enamoraron hace casi nueve años.

La pareja real volvió a su alma mater para los festejos de sus seis siglos. Por este motivo, y como ofrenda por su próximo matrimonio, el 29 de abril, William estableció un programa de becas por 70 mil libras esterlinas para la universidad. “Este es un momento especial para Catherine y para mí. Se siente como volver a casa”, dijo el futuro esposo, quien junto a Kate será coronado algún día como Rey de Inglaterra.
Durante sus años como estudiantes de Historia del Arte, camuflaron su amor en medio de 7.500 alumnos, pero esta vez fueron el centro de atención tanto de la universidad como de tres mil espectadores de la comunidad de St. Andrews, que se volcaron a las calles para conocer a su flamante Princesa. Como toda dama real, Kate recibió bouquets de flores y estrechó manos, pero le puso un toque desenfadado al encuentro bromeando con el público. En medio del recorrido, informó el Daily Mail, le dijo a un espectador que estaba tratando de cogerle el paso a William, pues siempre camina muy rápido. “Voy a salir regañada si no mantengo el ritmo”, agregó.

Kate ya probó también los afanes de una celebridad. De St. Andrews, la pareja retornó en helicóptero a Londres, a la Casa de Nueva Zelanda, para firmar el libro de condolencias por las víctimas del terremoto de ese país.

Un día antes, contó también el Mail, había tenido lugar el primer fogueo de Middleton en público, en Gales, país especial también para la pareja, dado que en el futuro serán Príncipes de Gales, y porque pasarán allí sus primeros años de casados, específicamente en Anglesey. Allí, Kate bautizó un bote inflable, muy pequeño, pero que recordará siempre como símbolo de la primera acogida que le brindó el pueblo.

“Muchas gracias. Están preciosas”, le expresó a un admirador que le dio uno de los tantos ramos de flores que recibió ese día. Luego, elogió a una niñita: “Te ves muy linda y calentita”, aludiendo al frío que hacía. Otro galés le mostró una foto que conservaba de William con su hermano Harry de niños, ambos de pantalones cortos, y su madre, la fallecida Lady Di. “¡Oh, Dios mío”, chilló Kate mostrándole la imagen al Príncipe, “¡mira esas rodillas!”. En fin, fueron 20 minutos de una comunión con el público que de aquí en adelante se repetirá muy a menudo. Y en tiempos venideros, ella seguro ya no bautizará un humilde bote, sino un transatlántico a lo mejor llamado ‘Queen Catherine’, en su honor.
LO MÁS VISTO