Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Carolina Gómez, ¡arrolladora!

Carolina Gómez, ¡arrolladora!

Después de ser virreina universal, Carolina Gómez ha tenido una exitosa carrera como modelo y actriz. Lea la entrevista con detalles de su vida y vea el video con la sesión fotográfica.
"Yo no soy muy rumbera, pero me encanta ir a Quiebracanto, el que queda en el centro" Asegura Carolina Gómez Fotos. Nicolás Quevedo/Revista Trendy
Por: Cortesía Revista Trendy15/4/2010 00:00:00
Colombia la conoció por primera vez en 1993, cuando quedó como virreina universal de la belleza en el concurso que se celebró en Filipinas. De ahí en adelante ha incursionado en diversas actividades; ha presentado programas de televisión, actuado en telenovelas y series internacionales, y ahora incursiona en el cine de Hollywood.

En esta oportunidad, Carolina es modelo para la Revista Trendy, otra de sus ocupaciones diarias, y respondió al cuestionario durante la sesión fotográfica. Definitivamente a la bella Carolina Gómez no hay nada que la detenga en su arrolladora carrera.

La gente cree que el trabajo de una modelo es algo que cualquiera podría hacer y que no es extenuante. ¿Qué tan cierto es esto?

Es falso. El éxito de una modelo se basa en crear personajes diferentes en cada toma de fotos que se haga, sin repetirse a sí misma, dependiendo de lo que editorialmente se necesite. Para ser modelo se necesita tener una estricta disciplina, estar pendiente del cuerpo, del peso y de la salud. Si hay gente que sentada en un escritorio se preocupa por bajar 1kg para que un vestido le entre bien, imagínate lo difícil que es mantener una talla durante toda una carrera.

¿Qué es lo que más le gusta de un photoshoot?

Lo que más me gusta es poder imaginarme de diferentes maneras. Sacar un personaje que se refleja por la piel, sacar a relucir diferentes personalidades escondidas que a veces uno ni sabe que tiene.

¿Cuál es la época que mejores tendencias de la moda ha tenido?

Es muy relativo ya que una tendencia nunca es mejor que otra. Sin embargo, la tendencia actual me gusta mucho, porque maneja un concepto individualista de la moda, donde no hay una sola preferencia sino que cada persona tiene su propio estilo con el que refleja su personalidad.

Me encantaban los vestidos a-go-go de finales de los años 50. Las faldas anchas con cintura estrecha y cinturones anchos que se usaban en los años 60 también me encantaban.

Su incursión en el cine sigue creciendo exponencialmente. ¿Con qué se queda? ¿Con la televisión o el cine?

Ambas tienen su propio appeal. El cine muchas veces magnifica la emoción que se pierde en la televisión, pues explota la esencia del actor y refleja más el movimiento interno que uno trabaja, la personalidad detrás del personaje.

¿Qué es lo más mata-pasiones en un hombre?

El egoísmo en todo el sentido de la palabra. La egolatría es lo peor del mundo. Hay personas con egos muy sanos, pero quienes se olvidan del mundo, de su entorno, y quieren que el mundo gire en función de ellos y para ellos, están muy equivocados.

¿Cuáles son los pasos para levantarse a Carolina Gómez?

Es más fácil de lo que muchos creen. El buen sentido del humor es clave, me encanta que me hagan reír. Tiendo a dedicarle mucha atención a la persona con la que estoy, y es por eso que me seduce alguien con quien pueda construir mi vida.

Sin duda alguna usted ha sido una de las reinas de belleza más hermosas que ha tenido el país. Excluyéndose, ¿Cuáles han sido las top 3 reinas de belleza colombianas?

Hay que hacer una diferenciación entre bonita y completa. Para mí una mujer bonita es una que tiene una cara espectacular. Entre esas puedo destacar a Paola Turbay, Susana Caldas y Edna Margarita Ruth. Por otro lado, Paula Andrea Betancur me parece una de las modelos más completas que ha tenido el país. Ella tiene una presencia arrolladora, no tiene que abrir la boca porque ya con su apariencia llena el escenario y con su personalidad tiene la capacidad de ganarse al público de inmediato

Durante Miss Universo en Filipinas, ¿recuerda qué le preguntaron? Si le hicieran la misma pregunta hoy, ¿qué contestaría?

Era una de esas típicas preguntas de reinado. Me preguntaron cuál era, en mi opinión, la esencia de la mujer. Yo contesté que la feminidad y la maternidad. Hoy en día contestaría lo mismo, pero sería más concreta y estructurada pues la edad va afianzando las creencias. Cuando fui al reinado sólo tenía 18 años.

¿Cuál es el chisme más raro que se hayan inventado de usted?

Se han inventado tantos que es difícil escoger uno. Pero ahora que recuerdo, uno que me haya molestado bastante fue uno que se inventó un periodista hace un tiempo. Según él, yo había mandado a que le rompieran la cámara a un paparazzi que me estaba tomando fotos en un restaurante en Miami al que nunca he ido. Alcancé a demandarlo, pero con tal de no tener que volverlo a ver, olvidé la demanda.

Si su carrera como actriz y modelo no hubiera salido, ¿a qué se estaría dedicando hoy en día?

Originalmente quería estudiar derecho, ser abogada. No litigar pero sí iniciar una carrera diplomática con la que tuviera que viajar mucho. Me gustaría ser agregada cultural de alguna embajada o trabajar en el mundo del arte internacional.

¿Hay alguna prenda de ropa o accesorio que tenga en su closet y que goce de un significado especial?

Tengo varias, pero en especial dos cadenas que me regaló de mi mamá, sobre todo una de oro blanco con incrustación de diamantes. ¡Ah! Y una camiseta hermosa que me hizo mi hijo con pintura para tela. Juntos la diseñamos y la dibujamos, pero nunca me la he puesto para que no se desgaste. La conservo como una prenda muy especial.

¿Recuerda cómo era su vestido que usó para el prom?¿Quién lo diseñó?

Era de terciopelo negro, muy, muy cortico. Una minifalda con un strapless en forma de corazón, con un encaje negro en las mangas y en el borde del vestido. Me acuerdo perfecto, lo diseñé yo.

Por último, recomiéndenos un bar, un restaurante y un rumbeadero.

Yo no soy muy rumbera, pero me encanta ir a Quiebracanto, el que queda en el centro. La gente que va es súper relajada, buena onda, y la música que ponen es excelente. El restaurante que me fascina es el de los hermanos Rausch, en especial las ensaladas que preparan en su pastelería. Y un bar al que me encante ir a tomarme un trago antes de salir de fiesta es El Libertador, un sitio tranquilo donde se puede tomar un trago conversadito.
 
Haga clic acá y vea el video de la sesión fotográfica con Carolina Gómez

 
Además vea las fotos de Carolina Gómez en SoHo
 
Símbolo Sexual Ed. 33
 
Símbolo Sexual Ed. 62
LO MÁS VISTO