NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Carolina: en la piel de Policarpa Salavarrieta

Eventos

Después de un año sabático, la ex protagonista de La hija del mariachi regresa a las pantallas del canal RCN para darle vida a La Pola, la más grande heroína de la Independencia de Colombia...
Carolina Ramírez encarnará a La Pola desde los 18 años hasta los 22, cuando es fusilada por los españoles. A la actriz, este papel le ha despertado un amor indescriptible por la patria. Foto: Imagen Reina/10.
Por: 28/9/2010 00:00:00
A Policarpo Salavarrieta los libros de historia la pintan como una mujer guerrera, apasionada y libertaria, que murió a los 22 años fusilada por los españoles.

La actriz sabe hoy de historia lo que no aprendió en el colegio, gracias a la serie La Pola. Después de devorarse biografías enteras de esta heroína colombiana, descubrió que hay infinidad de ‘Polas’.

“Algunos dicen que era una mujer de la vida alegre y otros que murió defendiendo su virtud”. José María Caballero la describió en el Diario de la Independencia como “una muchacha muy despercudida, arrogante y de bellos procederes, y sobre todo muy patriota; buena moza y de buenas prendas”.

Policarpa Salavarrieta nació en el seno de una familia modesta a los 7 años, en 1802, perdió a sus padres y a dos hermanos con la peste de viruela que agobió al Nuevo Reino de Granada. El oficio de costurera le permitió desarrollar tareas de espionaje, escuchando conversaciones sobre movimientos de tropas y armamentos de los ejércitos realistas. En el ruedo de sus faldas trasladaba cartas, documentos y periódicos que informaban sobre los avances de los soldados.

Su muerte inspiró a poetas, escritores y dramaturgos que, aun hoy, resaltan su valentía y coraje. Muchos historiadores de este periodo la consideran como uno de los grandes iconos de la Revolución. La mayoría coincide en que fue demasiado adelantada para su época. Ella hablaba de libertad e igualdad entre sexos en un momento de la historia en el que las mujeres sólo servían para tener hijos y cuidar al marido. Hace 200 años amar a quien se quería era imposible, y la gente se casaba por conveniencia.

La ex protagonista de La hija del mariachi afirma que encarnar a este personaje le ha servido para entender lo que motivó a los colombianos a lanzar un grito de independencia frente a los españoles y por qué ahora se comportan así.

“Después de 200 años de Independencia en Colombia todavía hay muchas cosas por cambiar. La gente se sigue muriendo por defender sus derechos y la desigualdad sigue siendo el pan de cada día”. Además, dice: “El país, actualmente, está lleno de ‘Polas’: de madres cabeza de familia que luchan diariamente por sacar a sus hijos adelante y de mujeres que defienden su hogar en medio de la guerra”.

Carolina es consciente del riesgo que implica ser la protagonista de una novela histórica en este país en el que está demostrado que el rating no es muy amigo de este tipo de producciones. Pero el miedo desaparece cuando piensa en el reto que significa para su carrera interpretar a una mujer como La Pola y lograr que los televidentes no se sientan tomando una clase de historia de Colombia.

“Pese a estar basada en la vida real de algunos personajes de inicios del siglo XIX, La Pola no deja de ser una obra de ficción. Lo que se pretende es imaginar cómo era la vida de personajes de los cuales conocemos muy poco de su intimidad”, dice Juan Carlos Pérez Flórez, libretista de la serie, y quien duró cuatro años escudriñando la fascinante vida de esta heroína.

La producción, dirigida por el reconocido cineasta colombiano Sergio Cabrera, se graba en escenarios naturales de Barichara, Villa de Leyva, Monguí, Guane y alrededores de Bogotá.