Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Aparecen los primeros testigos en el caso de Iñaki Urdangarín

Aparecen los primeros testigos en el caso de Iñaki Urdangarín

Líos Reales

Varios testigos que han declarado en la investigación judicial abierta a Iñaki Urdangarín por presunta corrupción aseguraron que sus empresas firmaron contratos con él por ser el yerno del rey Juan Carlos I de España.
Foto: Queen Internacional
Por: EFE3/1/2012 00:00:00
Así se desprende del contenido del sumario judicial cuyo secreto fue levantado después de que Urdangarín fuera imputado la semana pasada, y de acuerdo al cuál el yerno del rey y su socio Diego Torres se embolsaron 5,8 millones de euros (unos 7,5 millones de dólares) de fondos públicos entre 2004 y 2007.

Pero Urdangarín, casado con la hija menor del rey de España, y Torres, a través de su instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro, también firmaron contratos con sociedades privadas, entre ellas varios clubes de fútbol.

El expresidente del club de fútbol Valencia, Juan Bautista Soler, aseguró el pasado 24 de noviembre a la policía que "se sintió obligado" a dar dinero al Instituto Nóos "debido a que era Iñaki Urdangarín quien lo pedía".

Ello a pesar de pensar que "había algo de tufo (mal olor)" y de no tener claro para qué iba a ser empleado.

Según la declaración como testigo de Soler, a la que tuvo acceso Efe, tras varios encuentros con Urdangarín, el Valencia pagó 30.000 euros al Instituto Nóos para varios proyectos, a pesar de que el club de fútbol estaba en pérdidas.

"El declarante no era partidario de dar dinero. No obstante, se sintió obligado a darlo, debido a que era Iñaki Urdangarín quien lo pedía", señala la declaración de Soler.

En parecidos términos declaró ante la policía y ante el fiscal anticorrupción Horrach, el pasado 24 de noviembre, el presidente del club de fútbol Villareal, Fernando Roig.

Este dijo que encargó al Instituto Nóos un estudio sobre el valor de la "esponsorización" del estadio de fútbol de este equipo "básicamente porque Iñaki Urdangarín era su presidente".

En su declaración, Roig señaló que Torres y Urdangarín fijaron el precio de este servicio en 696.000 euros (900.000 dólares).

"A cambio de ese dinero, Nóos entregó un informe de trece páginas -incluida una para la portada, otra para el índice, una más de introducción y la última de "conclusiones" de solo tres párrafos- en el que se aseguraba que el Villarreal podía obtener entre 3,6 y 3,8 millones de euros por "esponsorizar" su estadio", afirma la declaración.

El grueso del dinero que fue a parar a las manos de Urdangarín, duque de Palma, y su socio fue, sin embargo, de fondos públicos, y la Fiscalía Anticorrupción española lo cifra en 5,8 millones de euros (unos 7,5 millones de dólares), procedentes de los gobiernos regionales de Valencia y de las Islas Baleares.

La mecánica de desvío de fondos descrita por la Fiscalía en sus informes consistía en que, una vez obtenidos los encargos sin concurso previo, el Instituto Nóos encomendaba los trabajos a sociedades mercantiles propiedad de los propios Urdangarín y Torres.

Además, ambos tejieron una "estructura societaria" en el paraíso fiscal de Belice y en el Reino Unido que usaron supuestamente para desviar al menos 909.940 euros (alrededor de 1.176.09 de dólares).

El esposo de la infanta Cristina, hija menor del rey de España, fue imputado por el juez Castro por los presuntos delitos de malversación, fraude, falsedad documental y prevaricación en torno a sus actividades al frente del Instituto Nóos.

La Casa real decidió el mes pasado apartar a Urdangarín de los actos oficiales por su comportamiento "no ejemplar".
LO MÁS VISTO