NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Ahora Hollywood busca a Osama Bin Laden

Eventos

Mientras se resuelven, o no, los pormenores sobre la manera cómo murió Osama bin Laden, la maquinaria de Hollywood ya está en marcha para producir “la película” sobre la vida y muerte del líder de al-Qaeda.
"Culminaría con el presidente de EE.UU. y su equipo de seguridad nacional, en la Casa Blanca, escuchando una conexión en video y audio de Leon Panetta y la acción en el terreno, en Pakistán. Creo que es una historia muy dramática e irresistible" dice Mark Boden, guionista, sobre el posible final de la película sobre Osama Bin Laden. Foto: AP.
Por: 6/5/2011 00:00:00
Al parecer varios proyectos para llevar las andanzas de Bin Laden al cine estaban en marcha, pero no habrían avanzado por no tener un cierre definitivo que no dejara una sensación de que a casi diez años de los atentados del 11 de septiembre, el “hombre malo” no había enfrentado la justicia.

Pero como lo presentó el presidente Barack Obama, esa “justicia” llegó el domingo pasado cuando un comando militar estadounidense mató al considerado responsable de aquellos atentados y con eso le llegó el final a la película.

Contrario a lo que pasó el 11 de septiembre de 2001, cuando siquiera imaginar una obra basada en la tragedia habría sido visto como una blasfemia, hoy críticos, productores y hasta las audiencias parecen ansiosos por saber quién hará la primera película sobre Bin Laden. 

Foco en la cacería 
 
En círculos de la industria se habla de varios proyectos que ya estaban en marcha mucho antes de que se diera con quien fuera el hombre más buscado por las autoridades estadounidenses.

Uno de ellos es el de Kathryn Bigelow -ganadora en 2010 del Oscar al mejor director por su película The Hurt Locker- quien estaba por empezar el rodaje de una película sobre la que hasta el domingo había sido la infructuosa búsqueda de Bin Laden.

Bigelow y el guionista Mark Boal, con quien trabajó en The Hurt Locker, compraron los derechos de un libro titulado Kill Bin Laden (Matar a Bin Laden), las memorias de un ex miembro de las fuerzas especiales que buscaron al saudita en las montañas de Bora Bora en Afganistán.

El problema es que el proyecto Bigelow-Boal se centra en la primera fase de la cacería, en las que los estadounidenses no pudieron exhibir ningún éxito.

Sin embargo, fuentes vinculadas al proyecto, a las que hace referencia en un artículo el diario Los Ángeles Times, aseguran que la película de Bigelow no se centra en la figura del líder de al-Qaeda.

Con final conocidoPero el que el final sea conocido no necesariamente le resta interés a una eventual película sobre Bin Laden, si así fuera no se habría rodado jamás ninguna sobre hechos históricos universalmente conocidos, como la Segunda Guerra Mundial o el único viaje del Titanic.

“La historia está en los detalles, está en los personajes y en la manera como el exitoso asalto en realidad se desarrolló”, dijo a la BBC el guionista Mark Boden.

Boden escribió el guión de Blackhawk Down, una reconstrucción cinematográfica del derribo de dos helicópteros estadounidenses en Somalía en 1993 y el consiguiente operativo de rescate por parte de de tropas élite.

“No estoy particularmente interesado en revolver la misma historia que otros 25.000 reporteros van a haber ya presentado”, dijo Boden, quien aseguró que no está trabajando sobre el tema, aunque lo consideraría “si lograra acceso a personajes clave en Washington o a las unidades militares involucradas”.

Drama irresistible

La historia del operativo tiene mucho de cinematográfico. La foto presentada por la Casa Blanca en la que se ve al presidente Obama y su equipo de seguridad nacional siguiendo la conexión de video en vivo mientras los militares asaltaban la casa de Bin Laden, recordó a muchos lo visto en la famosa serie de televisión 24 horas.

No deja de asombrar el que la plana mayor del gobierno en Washington pueda seguir al segundo lo que hace un equipo militar trabajando en secreto al otro extremo del mundo, una visión “de película”.

Por eso para Mark Boden el final del film sobre el abatimiento del jefe de al-Qaeda está en esa foto.

“Culminaría con el presidente de EE.UU. y su equipo de seguridad nacional, en la Casa Blanca, escuchando una conexión en video y audio de (el director de la CIA) Leon Panetta y la acción en el terreno, en Pakistán. Creo que hace una historia muy dramática e irresistible”.

No ha pasado una semana de la muerte de Bin Laden y es seguro que ya están en proceso documentales o los llamados docu-dramas de televisión sobre el evento, producciones que requieren presupuestos mucho menores que los de una película de Hollywood.

Para la industria del cine será difícil de resistir poner cuanto antes en imágenes la historia de lo que los estadounidenses ven como un “éxito” nacional, que tiene el potencial de convertirse en un éxito de taquilla.
LO MÁS VISTO