Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

“Todos tenemos un lado enfermo y sádico”, Michelle Brown

“Todos tenemos un lado enfermo y sádico”, Michelle Brown

Televisión

El actor hace parte de la nueva temporada de la serie de HBO Sr. Ávila.
Foto: Cortesía HBO.
Por: Jet-set.com16/9/2016 18:33:00

La serie latinoamericana de HBO Sr. Ávila sigue sorprendiendo con su tercera temporada y la última novedad es el actor Michel Brown, quien entró a participar en la producción de forma sorpresiva interpretando a Molina, un “ángel y demonio” como lo define el mismo actor.

¿Quién es Molina y a quién le va a hacer la vida imposible?

“Molina fue un operador como lo fue Ávila y era de los mejores en esta empresa de muertes ficticias. Pidió un permiso para dejar un tiempo su oficio por una parálisis que sufrió su esposa, pero salirse de estos negocios está prohibido, entonces tuvo que irse. Él es un ángel y un demonio viviendo en un mismo cuerpo. Es uno de esos tipos que parece comprensivo, romántico y angelical, el marido perfecto, y de repente en otras situaciones es un psicópata que disfruta lastimar a sus víctimas con esa misma pasión y amor que le entrega a su familia. Lo que más le satisface es prolongar los últimos tres minutos de vida para disfrutar del dolor a partir del placer”.

¿Cómo lograr crear ese perfil del personaje donde disfruta con el dolor de sus víctimas?

“Hay personajes que son más sencillos de crear porque hay mucho de ellos en la calle, en cambio a Molina solo te lo puedes encontrar en un psiquiátrico (risas). Tuve que estudiar el personaje con una patología interna como esta. Traté de encontrarla a partir de mí mismo, porque creo que todos tenemos un lado medio enfermito y medio sádico adentro, pero está completamente dominado. El juego con Molina fue dejar salir ese loquito que hay en cada uno sin ninguna barrera, ir entendiendo de qué manera se pasa de la ternura a la locura en un solo paso. Además la serie está muy bien escrita, tiene un texto que te permite jugar. HBO no entrega un perfil del personaje, entonces tienes un libre albedrío de ir descubriendo al rol”.

¿Cuál es el lado enfermo y sádico de Michel?

“Uno no tiene idea en qué momento un tipo cualquiera sale a la calle a matar gente o a desarrollarse sexualmente de una forma diferente. De puertas para adentro todos tenemos un mundo completamente oculto y privado del que nadie sabe, si le das rienda suelta, puedes llegar a puntos inimaginables. Yo, Michelle, no dejo salir mi lado sádico como Molina, hay puntos a los que llego y no me interesa sobrepasar, pero hay personas que sí, como este personaje que cuando va a torturar, lo que más le genera placer es pone una buena pieza de ópera. Es interesante de ver… en la tele”.

¿Por qué llega el personaje de sorpresa en la serie?

“Siempre estuvo planteado así. Siempre estuve muy empapado de la serie porque soy amigo de Tony Dalton (protagonista) y mi esposa Margarita Muñoz hizo parte de la primer temporada, además quería trabajar con su director. Quise encarnar a este personaje que parece ser un ángel en una serie de demonios”.

¿En qué otros proyectos estás en este momento?

“Empiezo a rodar la segunda temporada de La caída del centauro, una serie mexicana de Teleset en la que estaré los próximos 7 meses grabando en México”:

¿Volverías a trabajar en Colombia?

“Tengo mi casa en Colombia, vivo allí. Hoy voy y vengo, peor me voy a quedar un tiempo en México. Si sale algo chévere en Colombia, feliz de la vida”.

¿Cómo vas con Margarita, tu esposa?

“Feliz. Tengo un pedazo de esposa muy bravo, me gané una gran mujer, estoy muy enamorado, a ella también le gusta México y la llamaron a castear para muchas cosas allí, la idea es meterle la ficha al tema. Estamos muy bien".

¿Les gustaría hacer crecer la familia?

“Nos gustaría dentro de no sé cuánto tiempo (risas). Sí tenemos ganas”.

LO MÁS VISTO