NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Globos de oro: Meryl Streep, Donald Trump y La La Land

Globos de oro: Meryl Streep, Donald Trump y La La Land

Premios

El discurso de la actriz contra el presidente electo de Estados Unidos fue el gran momento de la gala de premios, donde triunfó el musical de Damien Chazelle.
Foto: AP.
Por: AP.10/1/2017 10:34:00

La La Land marcó un récord el domingo por la noche en los Globos de Oro, pero los siete premios para el filme resultaron una mera atracción secundaria ante la elocuencia de la agasajada Meryl Streep, quien supo encapsular los temas dominantes de esperanza, inclusión y acción ante la ira por la inminente presidencia de Donald Trump.

"Ustedes y todos nosotros en esta sala realmente somos parte de los segmentos más vilipendiados de la sociedad estadounidense en estos momentos", dijo Streep. "Piénsenlo: Hollywood, extranjeros, y la prensa".

Sin siquiera nombrar a Trump, Streep, al aceptar el Premio Cecil B. DeMille a la trayectoria, evisceró el uso de poder del presidente electo para burlarse de un reportero con discapacidades del New York Times durante un evento de campaña este año.

"Cuando los poderosos usan su posición para intimidar a otros, todos perdemos", dijo Streep, implorando a aquellos en la sala que recuerden "el privilegio y la responsabilidad del acto de empatía" y también el papel vital de la prensa para pedir "rendición de cuentas a aquellos en el poder".

La mañana del lunes en Twitter, Trump volvió a negar que se haya mofado del reportero y criticó directamente a Streep llamándola "una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood" y "un títere de Hillary que perdió que perdió de manera aplastante".

El discurso de Streep fue el tipo de momento impactante capaz de hacer olvidar al público que lo que estaba viendo suele ser una fiesta irreverente tachonada de estrellas y alcohol y una de las paradas más seguidas en la temporada de premios previa a los Oscar. La única verdadera sorpresa fue el premio al mejor actor de reparto para Aaron Taylor-Johnson por su trabajo en Nocturnal Animals de Tom Ford sobre los favoritos Mahershala Ali de Moonlight y Jeff Bridges de Hell or High Water.

Como se anticipaba, el alegre musical de Los Angeles La La Land arrasó con los siete Globos a los que aspiraba, incluyendo en la categoría de mejor película musical o de comedia.

Los astros Emma Stone y Ryan Gosling y el director y guionista Damien Chazelle hablaron del mensaje esperanzador de la cinta de seguir los sueños pese a los obstáculos. La fantasía de La La Land contrastó con el realismo del relato de Barry Jenkins sobre el paso a la adultez Moonlight, cuyo único reconocimiento de la noche fue nada más y nada menos que a mejor película de drama, posiblemente presagiando una confrontación entre dos filmes muy diferentes en los Óscar, cuyas nominaciones se anuncian el 24 de enero.

Aunque Moonlight no brilló tanto como se esperaba en los Globos, apenas un año después de dos temporadas consecutivas de protestas por unos #OscarTanBlancos los ganadores fueron notablemente diversos tanto en los apartados de cine como de televisión. Atlanta de Donald Glover se impuso como mejor serie de comedia, por encima de pesos pesados como Veep y Transparent, y también se llevó el premio al mejor actor cómico.

"Realmente quiero agradecerle a Atlanta y a toda la gente negra en Atlanta", dijo Glover, evidentemente sorprendido. "No podría estar aquí sin Atlanta".

Tracee Ellis Ross, galardonada como mejor actriz en una serie de comedia por black-ish, le dedicó el premio a "todas las mujeres de color y personas de color cuyas historias, ideas y pensamientos no siempre son considerados valiosos y válidos e importantes".

"Quiero que sepan que los estoy viendo, los estamos viendo", dijo Ross, quien fue la primera mujer negra en ganar la estatuilla desde Debbie Allen en 1982.

Viola Davis, reconocida como mejor actriz de reparto por su trabajo en la adaptación de Denzel Washington de Fences de August Wilson, dijo que las palabras y temas de Wilson eran muy importantes para ella porque "muy rara vez la persona promedio recibe el honor que merece, especialmente si es una persona de color".

Davis prosiguió por un camino que parece llevarla de seguro al Óscar. Otro favorito, Casey Affleck, fue premiado como mejor actor por su trabajo en el drama familiar Manchester by the Sea.

Aunque hubo hitos y avances que celebrar, Trump se sintió en la velada aun cuando los comentarios explícitos se mantuvieron a un mínimo, salvo por unos del anfitrión Jimmy Fallon y del actor Hugh Laurie. Fallon, en su monólogo de apertura, comparó al presidente electo con el beligerante rey adolescente Joffrey de Games of Thrones. Laurie, al recibir su trofeo por The Night Manager, dijo que aceptaba el galardón "en nombre de Ios billonarios psicópatas en todas partes".

Entre bambalinas, sin embargo, la historia fue diferente. Davis, por ejemplo, se preguntó qué dice la presidencia de Trump de los estadounidenses. "No hay manera de que podamos tener en el cargo a una persona que no sea una extensión de nuestro propio sistema de creencias", dijo Davis. "¿Qué dice eso de nosotros? Creo que si puedes responder esa pregunta, eso lo dice todo".

El director holandés Paul Verhoeven, cuya controversial Elle ganó el premio a la mejor película extranjera y le mereció el honor a la mejor actriz de drama a su estrella Isabelle Huppert, dijo que está muy asustado por la presidencia. Y Janelle Monae, quien actúa en Moonlight y Hidden Figures, dijo que aunque "cualquiera que represente el odio es parte del problema" espera que "al final del día podamos recordar que todos sangramos del mismo color".

En una velada de tanta inclusión hubo un problema el domingo que nada tuvo que ver con la avería de un teleprompter, y que se repitió en dos ocasiones: tanto la reportera de la alfombra roja Jenna Bush Hager como el actor Michael Keaton durante el espectáculo llamaron erróneamente Hidden Fences al filme sobre la NASA Hidden Figures. Los chistes y comentarios en las redes sociales no tardaron.

En el apartado de televisión, como se anticipaba, The People v. O.J. Simpson se llevó el Globo de Oro a la mejor miniserie y le mereció un premio a la actriz Sarah Paulson, mientras que la serie de Netflix sobre la reina Isabel II, The Crown, fue coronada mejor serie de drama y su estrella Claire Foy mejor actriz.

La ceremonia incluyó un segmento de homenaje que se agregó tras las recientes muertes de Debbie Reynolds y Carrie Fisher, quienes recibieron su descanso final el viernes en Los Angeles. Streep citó a Fisher al final de su discurso: "Tomen su corazón roto y conviértanlo en arte".

LO MÁS VISTO