NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Tiger Woods: la verdadera historia

Eventos

The Daily Beast, Web de la prestigiosa periodista Tina Brown, dio a conocer por primera vez, paso a paso, cómo fue que Tiger Woods fue pillado por su esposa Elin Nordegren en sus múltiples infidelidades, las cuales han puesto en picada el hogar y la carrera del golfista número uno del mundo.
Por: 30/3/2010 00:00:00
Mucho se ha dicho en los últimos dos meses y medio sobre el escándalo de las infidelidades y la adicción al sexo de Woods, pero no estaba claro lo que sucedió realmente entre él y su esposa Elin Nordegren, en su casa de Florida, la noche del pasado Día de Acción de Gracias, cuando se desató la crisis que dio al traste con la vida y la carrera del célebre rey del green. Ahora, esa parte de la historia ya no es un misterio, gracias a un reportaje de The Daily Beast, Web de la prestigiosa periodista Tina Brown, ex editora de Vanity Fair, lo que le da total credibilidad al informe. En él, dos personas que conocen a Elin hicieron un recuento de los hechos, minuto a minuto, desde sus antecedentes.Según los informantes, quienes no fueron identificados porque no estaban autorizados por Elin a dar estos detalles, el malestar entre los Woods comenzó antes de Acción de Gracias, cuando él le advirtió a ella que el tabloide The National Enquirer iba a publicar su supuesto romance con Rachel Uchitel, conocida hoy como la “amante número uno”, por ser la primera de las más de diez amantes del deportista en ser identificada. Woods le juró que todo era falso y que habría visto una o dos veces a Uchitel, empresaria de la vida nocturna.
A Elin le quedó la duda, más cuando la noticia del próximo bombazo de la infidelidad de Tiger circulaba a lo largo de la Internet. En vista de ello, el golfista hizo que Uchitel hablara con su esposa por alrededor de media hora, después de la cual la señora Woods quedó convencida de que la relación era platónica. Pero las cosas se complicaron el 26 de noviembre, Día de Acción de Gracias, luego de que Elin se enterara de un reciente encuentro de Woods con su amante en Australia. Todo terminó en una pelea que, dijeron los informantes del Daily Beast, él detuvo tomándose una pastilla de ambien, droga que venía usando de tiempo atrás para el insomnio.
Cuando Woods se durmió, Elin no dudó en revisar los registros de su teléfono celular, donde encontró los mensajes de texto que él le había enviado a Uchitel, entre ellos, uno que decía: “Eres la única a la que he amado”. Hacia la una de la mañana, ella comenzó a enviarle mensajes de texto a Rachel haciéndose pasar por su marido. “Te extraño. ¿Cuándo nos veremos otra vez?”, escribió. Uchitel mordió el anzuelo y le contestó extrañada de que Tiger estuviera despierto a esas horas. Esta respuesta le dio motivos a la señora Woods para suponer que su esposo y su amante habían hablado aquella noche, antes de que él tomara su pastilla. Cuando ya no tuvo la menor duda de las andanzas de su esposo, Elin marcó el teléfono de su rival, quien contestó confiada de que era Tiger. “Yo sabía que eras tú”, le dijo, a lo cual Uchitel respondió: “¡Oh!, jódete”, antes de colgar.
A esas alturas, Elin, normalmente una mujer serena y controlada, estaba hecha una furia y despertó a Tiger a los gritos. Él no comprendía bien lo que pasaba, desorientado aún por los efectos del ambien, pero el alboroto de su mujer era tal, que terminó por reaccionar. La pelea se agravó más cuando ella tomó el celular de Tiger luego de que él salió del baño, donde estuvo encerrado un rato. “Ambas fuentes confirman que, aparentemente, poco después de levantarse, Tiger le envió otro mensaje a su amante advirtiéndole que Elin había descubierto su amorío, que él estaba a punto de irse de la casa y que el divorcio quizás era inminente”, informó The Daily Beast.
Fue allí cuando Elin la emprendió a puñetazos contra su marido y lo correteó fuera de la casa blandiendo un palo de golf. Tiger, sin zapatos, logró entrar a su jeep Escalade y encenderlo, pero, a lo mejor, por seguir algo desorientado, se salió del camino y chocó contra un hidrante y un árbol. Los informantes del Daily Beast no pudieron explicar por qué estaban rotos los vidrios del carro, aunque uno de ellos dice que Tiger le dijo a la policía que fue Elin en su intento por sacarlo de la cabina después del accidente, que lo llevó a un hospital. Cuando fue dado de alta, su esposa, muy molesta, no quiso que volviera a la casa, lo que explica por qué ella le dijo a la policía varias veces que él no podía dar su declaración porque estaba dormido. En realidad, estaba oculto en un lugar, aún no identificado, desde donde presenció cómo los medios iban destapando una a una a sus amantes.
Lo peor de la tormenta ya pasó, pero de acuerdo con el Daily Mirror, tras acompañarlo en su tratamiento de rehabilitación de su adicción al sexo, Elin le ha dado a su marido seis meses para que le demuestre que sólo tiene ojos para ella y así salvar su matrimonio. •
LO MÁS VISTO