Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Woody Allen ¿Violó a su hija?

Woody Allen ¿Violó a su hija?

Revista Jet-Set

Mientras su hija Dylan acusa al director de abusar sexualmente de ella, los abogados de él aseguran que Mia Farrow le lavó el cerebro a su hija cuando era niña para vengarse de su ex.
Woddy Allen, de 78 años, es señalado por su hija de prometerle convertirla en una estrella de cine mientras la violaba. Él niega las acusaciones y por años le mandó cartas pidiéndole que lo dejara verla.
Por: Edición 27611/2/2014 00:00:00
No es la primera vez que Dylan Farrow habla de las supuestas vejaciones que sufrió por parte de Woody Allen. En la edición de noviembre pasado de la revista Vanity Fair, le había contado a la periodista Maureen Orth la misma versión que apareció hace poco en el blog de Nicholas Kristof en The New York Times y que ha desatado un escándalo sin precedentes en la historia de Hollywood. ¿Por qué unos alegatos tan graves no ocasionaron el alboroto de ahora? En ese momento, la novelería le dio más importancia a la confesión de su madre, la actriz Mia Farrow, verdadera protagonista del reportaje, de que sospechaba que Frank Sinatra era el padre de su hijo Ronan y no Woody.

Como la propia Dylan lo sostiene en su testimonio en el Times, escrito en primera persona y titulado “Una carta abierta de Dylan Farrow”, bastó ver cómo el público y la prensa se rinden a los pies de Allen, en escenarios como los premios Globo de Oro o los Óscar, en los cuales está

postulado por vigésima cuarta vez por el guion de su cinta Blue Jasmine, para dejar atrás la intimidación que siempre le produjo su prestigio y recordarle al mundo lo que sucedió hace dos décadas.

Dylan, de 28 años, asegura que cuando tenía siete, Woody Allen la llevó al ático de su casa en Nueva York, la hizo acostarse boca abajo y le dio el tren de uno de sus hermanos para que jugara. “Entonces, abusó sexualmente de mí. Me hablaba mientras lo hacía, susurrando que yo era una buena niña, que ese era nuestro secreto y me prometía que íbamos a ir a París y que yo sería una estrella de sus películas. Me acuerdo que yo miraba fijamente el trencito rodando por su pista. Hasta el día de hoy, se me hace duro ver trenes de juguete”.

La joven, hoy felizmente casada y residente en Florida, cuenta que los abusos continuaron. “No me gustaba cuando él ponía su pulgar en mi boca. No me gustaba cuando tenía que meterme bajo las sabanas con él vestido solo con su ropa interior. No me gustaba cuando él ponía su cabeza en mi vientre y aspiraba y expiraba”, confesó. Pero creía que esa era la manera en que los padres trataban a sus hijas y por eso nunca se quejó. Se escondía de él debajo de la cama o en el baño, pero Allen siempre la encontraba. Además, sufría ataques de rabia o llanto cuando lo veía, según el testimonio de una niñera.

En 1992, su madre, quien llevaba 12 años de relación sentimental con Allen, descubrió que él guardaba fotos de su hija Soon-Yi Previn desnuda. Farrow había adoptado a la joven vietnamita años antes con su segundo esposo, André Previn, y al saber que ella y Allen tenían un romance, lo dejó. Entonces, Dylan le contó lo que pasaba en el ático y entabló una demanda por su custodia junto a la de Moses, a quien adoptó también con el director, y Ronan.

Un año después, luego de que Dylan fuera sometida a múltiples interrogatorios y exámenes, la corte del condado de Litchfield (Connecticut), dictaminó no haber encontrado evidencia para seguir con la acusación y solo le quitó a Allen el derecho de ver a los niños. Frank Maco, el fiscal que llevó la investigación, reveló en ese momento que de todos modos sospechaba que el abuso había ocurrido. Con el reciente estallido del escándalo, le declaró a la agencia AP que Allen nunca será imputado por los abusos, ya que el caso prescribió hace 15 años.

Así como ha recibido muestras de solidaridad del mundo entero, Dylan también ha sido blanco de críticas según las cuales ella solo quiere arruinar la gran oportunidad que tiene su padre de ganar su quinto Óscar, instigada por Mia Farrow. El círculo cercano a Woody, comenzando por su abogado Elkan Abramowitz, defiende la teoría de que la actriz, quien hizo 13 cintas con el director, le hizo creer a Dylan que él la violó. “Es trágico que luego de 20 años, una historia orquestada por una amante vengativa (Mia) resurja después de ser vetada y rechazada por autoridades independientes”, declaró el letrado a la revista Mother Jones, tras calificar la versión de Dylan como “falsa y oprobiosa”.

Mia Farrow, quien se hizo famosa por haber adoptado a 11 hijos de diversas razas, mucho antes que Angelina Jolie, además de dar a luz otros cuatro, habría actuado así para desquitarse porque Allen sedujo a Soon Yi, casada hoy con él. Al respecto, Dylan alega que el director de clásicos modernos del séptimo arte como Annie Hall, usó su relación con su hermana para tapar los maltratos a los que la sometió a ella.

El escándalo ha dejado al descubierto cómo la que llegó a ser una de las familias más famosas y peculiares de Hollywood se desintegró por completo. Mientras que Ronan Farrow manifiesta su apoyo a Dylan en las redes sociales, su hermano Moses aboga por su padre. Él le aseguró a la revista People que la violación jamás sucedió, que más bien era Mia la que los golpeaba y le resulta sospechoso que en uno de los días en que Dylan fue supuestamente violada “mi madre estuviese convenientemente de compras”. “No me parece que mi hermana creyera que fue abusada sino que trataba de complacer a mi madre. Esa era una motivación muy poderosa, pues estar de malas con ella era horrible”, concluyó Moses, quien no le habla a Mia y se mantiene en contacto con Allen.
LO MÁS VISTO