Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Winona Ryder Regreso triunfal

Winona Ryder Regreso triunfal

REVISTA JET-SET

Luego de permanecer oculta por años, tras ser pillada robando en un almacén, la gran estrella del Hollywood de los noventa vuelve a ser la reina de las grandes audiencias en Netflix.
Winona, de 44 años, protagoniza un boom en internet gracias a su actuación en la serie Stranger Things, una de las más aplaudidas en Netflix. Permaneció recluida varios años apenada a causa del escándalo de su robo de 5.500 dólares en prendas de Saks Fifth Avenue, en 2001, por lo cual Hollywood le dio la espalda.
Por: Revista Jet-set24/8/2016 00:00:00

Una de las series más aplaudidas del año en Netflix es Stranger Things, calificada como el hito sorpresa del verano en el género de ciencia ficción. Desde la presentación del primer tráiler hasta el lanzamiento del octavo y último capítulo de la primera temporada, la producción ha causado un boom en internet, y su éxito ha sido tal, que ya se anunció una segunda tanda de episodios.

Para Matt y Ross Duffer, los gemelos creadores de la serie, tan buena acogida se debe a la actuación de Winona Ryder, quien interpreta a Joyce Byers, una madre cuyo hijo ha desaparecido en extrañas circunstancias. Ellos aluden a un fenómeno provocado por lo que llaman en inglés “Winona-ness” (algo así como “Winonidad”), ese aire de fragilidad y enérgica determinación que hacen la esencia de la artista y que le valieron la preferencia de directores como Martin Scorsese y Tim Burton, hace dos décadas.

Según le declararon los Duffer a The New York Times, esta reacción a Stranger Things refleja una profunda nostalgia por la actriz. “Es la expresión de los millones de fans de Winona Forever (la frase que se tatuó Johnny Depp cuando era su novio). Ella es todo un ícono y no ha sido olvidada. Nosotros crecimos con sus películas y nos pareció que si sentíamos esa necesidad desesperada de verla en la pantalla, los demás experimentarían lo mismo”, le expresó Matt Duffer al Times, al aclarar por qué escogieron a Ryder.

Tal es también la opinión de muchos que en los noventa veían a la estrella como el emblema de lo cool, por sus cintas y publicitado romance con Depp, con quien protagonizó el gran éxito de taquilla El joven manos de tijera. Así mismo, fue la sensación en los tabloides por sus amores con Matt Damon y el roquero Dave Pirner.

El auge de Winona fue tal, que brillaba en todas las esquinas del séptimo arte. Era exitosa por igual en filmes independientes, como Night on Earth, considerada una joya, y en obras de grandes directores como Celebrity, de Woody Allen, y La edad de la inocencia, de Martin Scorsese, por la cual mereció una de sus dos postulaciones al Óscar.

Todo se derrumbó en diciembre de 2001, cuando la it girl de esos días acaparó las primeras planas, al ser arrestada por robar 5.500 dólares en prendas de diseñador, en la tienda Saks Fifth Avenue, en Beverly Hills. La noticia eclipsó los informes sobre la cacería a Osama bin Laden por los recientes ataques del 9/11 y, para colmo, se descubrió que estaba bajo los efectos de ocho drogas, entre ellas Demerol, Vicodin y Percodan, obtenidas ilegalmente. La tormenta fue devastadora, pues fue sentenciada a tres años de libertad condicional, terapia para drogadicción y 480 horas de trabajo comunitario.

Muchos amigos le volvieron la espalda y su ya de por sí atormentada salud mental, la sumió en una oscura noche. Además, vio morir su carrera actoral, pues solo le daban roles breves en filmes de bajo presupuesto. ”Mucha gente creyó que yo había desaparecido. Lo hice, pero solo del mundo de la fama”, dice. ¿Qué fue de ella en todos estos años?

Ryder llevó una vida retirada en San Francisco, donde tenía una casa y podía estar cerca de su familia y sus verdaderos amigos, que tejieron para ella una red de afecto. Después de mucho tiempo de no tener una relación seria, volvió a encontrar el amor en el diseñador Scott Mackinlay Hahn, con quien vive actualmente.

En 2010, su suerte empezó a cambiar, gracias a que el director Darren Aronofsky le ofreció el papel de Beth MacIntyre, una prima ballerina venida a menos, en El cisne negro, aclamada cinta protagonizada por Natalie Portman. “Por primera vez en mucho tiempo sentí que la gente me respondía. Fue muy liberador porque por fin estaba interpretando a una mujer de mi edad, y eso ayuda”, le explicó Winona, de 44 años, a The New York Times.

En el renacer de su carrera, la it girl de los noventa se ha convertido en una especie de conducto para explorar el pasado reciente, en producciones como Experimenter, ambientada en los años sesenta, y Show Me a Hero, drama político de los ochenta, década en la que también ocurre Strager Things, que se inspira en clásicos de la época como E.T. El extraterrestre. Así mismo, pronto debutará como imagen de la casa Marc Jacobs.

El mal paso que dio hace 15 años, sin embargo, no deja de hacerle sombra. “Siempre estaré asociada con eso, aunque viéndolo en perspectiva, no fue precisamente el crimen del siglo”. El robo, reconoce, fue la explosión final de una crisis emocional que casi la lleva al suicidio. “Todo el mundo pensaba que lo tenía todo, que no tenía razones para estar deprimida, pero por dentro, estaba perdida”. Esa sensación se agravó por ciertos descalabros amorosos y porque su mejor amiga, Gwyneth Paltrow, se dice, la traicionó. En principio, los productores de Shakeaspeare enamorado le habían ofrecido el papel de Viola de Lesseps, pero Paltrow encontró primero el guion en el buzón, lo ocultó y calladamente intrigó para que le dieran el rol, que a la postre le valió el Óscar, por lo cual Ryder se sintió humillada. Lo mismo le pasó con Inocencia interrumpida, por la cual su coprotagonista, la entonces desconocida Angelina Jolie, ganó la codiciada estatuilla y ella no obtuvo nada, solo la fama de loca por su personaje en la cinta. “El incidente del robo fue bueno para mi alma, porque me abrió la puerta para escaparme de todo eso”, admite Winona.

LO MÁS VISTO