Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Vuelve el fenómeno de Andrés López

Vuelve el fenómeno de Andrés López

Revista Jet-set

Después de vender más de 150 mil copias de su DVD La pelota de letras y de presentarse en países como Pakistán y Japón, López se lanza a conquistar el planeta con su nuevo stand-up comedy, Llegar a Marte, en el que hace una analogía entre la ciencia y el amor.
Andrés López estrena su nuevo stand-up comedy, Llegar a Marte, con una gira internacional que incluye Costa Rica y Estados Unidos. En Colombia se presentará desde el próximo 27 de junio. Foto: Cortesía Andrés López
Por: 25/4/2013 00:00:00
“Se necesitan los mismos cojones para llegar a Marte que para llegar a amarte”, con esa frase resume Andrés López el argumento de su nuevo stand-up comedy, que presentará en Colombia desde el próximo 27 de junio en el Teatro William Shakespeare y en el que hace una analogía entre viajar al planeta rojo y las relaciones de pareja.

“En los dos casos hay grandes probabilidades de que la misión falle. Romper el corazón de una mujer es muy distinto a romper el de un hombre. Ellas están interconectadas y lo que uno le haga a una, dos millones se lo harán a uno. Tarde o temprano te la cobran y sin darte cuenta te conviertes en el villano o en el esposo grande de la cabra. Me obsesiona esa frase lapidaria de las mujeres de que todos los hombres son unos perros. Siempre que la oigo digo: ‘guau’”, bromea Andrés. Dice que así como para lanzar un cohete que viaja al espacio es necesario pasar por diferentes etapas, en el amor es similar. “Primero está la de ‘me gustas’ cuando uno quema todo el combustible. Después viene el ‘te quiero’ y por último el ‘te amo’”.

Con esta comedia, el bogotano espera superar el éxito de La pelota de letras, Me pido la ventana y Frutica picada, que han sido vistas en vivo por tres millones de personas en doce países. “Yo me he parado frente a todos los tipos de públicos posibles: desde una plaza de mercado en Corabastos hasta una piscina de un hotel en Acapulco o un teatro en Pakistán”, cuenta Andrés, quien tiene más de cuatro millones de fans en Facebook y 1,7 millones en Twitter.

Reconoce que hacer humor en este país es cosa seria debido a las reglas de juego que existen. “Hace doce años apliqué a una beca en Colcultura por seis millones de pesos para hacer La pelota de letras y me la negaron, pero ahora me toca pagar en impuestos el 54 por ciento de lo que me gano”. Teniendo en cuenta que hace en promedio 250 shows al año, y que cobra alrededor de 30 millones de pesos por cada uno, la cifra es bastante significativa. “A mí me preguntan: ‘¿Usted qué hace con toda esa plata que recibe’, básicamente todo lo que me entra me lo gasto en la siguiente producción. Montar cualquier obra de teatro cuesta mínimo 200 millones de pesos”.

López convirtió en regla de vida una lección de su abuelo: los que hacen algo completamente original se demoran para ganar el doble. Para que La pelota de letras llegara a ser un fenómeno en taquilla tuvieron que pasar doce años de trabajo duro y de mucha disciplina. Empezó contando cuentos en universidades y discotecas. En una de esas presentaciones en el Hard Rock Café de Bogotá lo descubrió Fanny Mikey. “Cuando terminé el show vi una estela roja aproximándose. Me plantó un beso en la boca frente a todo el mundo y me dijo: ‘Vas para mi teatro’”. Andrés cuenta que nunca se le va a olvidar la escena de ese ósculo bendito que lo lanzó a las tablas y de paso al estrellato. Fue el primer colombiano en recibir un doble DVD de Diamante por vender más de 150 mil copias de La pelota de letras y 100 mil de Frutica picada.

Este antropólogo, de 41 años, es dueño de Idéalo Pez, una empresa con la que representa artistas, organiza eventos y crea contenido digital. Tiene doce empleados en la nómina; su esposa, Lizette Estrada, es la gerente comercial y quien le organiza la agenda. Andrés dicta talleres y conferencias por todo el planeta y presenta el talk show Andrés López de noche, en OnDirect TV, cuya primera temporada marcó récord de rating en Latinoamérica, y ahora prepara la segunda.

Tiene fama de peleonero en algunos medios. “Así como hay periodistas que me encantan, hay otros que no soporto”. Le gusta mucho La básica de Caracol Radio, “porque van a lo que van y no están informando cuántas aceitunas necesita un Martini para ser perfecto”. También oye Los originales: “Me parece que es un programa refrescante”. Admira a la productora Juana Uribe. “Lo que ella hizo con Escobar, el patrón del mal salvó la televisión. Con esa serie Caracol le dijo a Colombia entera que aquí se pueden hacer series tipo CSI”. Idolatra a Chocquibtown, Andrés Cepeda, Bomba Estéreo y Vladdo. “Su creación de Aleida es como la Venus de Botticelli”. Es fanático de la ciencia ficción y por eso con Llegar a Marte quiso hacerles un homenaje a películas como La guerra de las galaxias y a Viaje a las estrellas. Si algo queda claro después de hablar con él es que parece un ser de otro planeta.
LO MÁS VISTO