Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El vecindario de moda en Medellín

El vecindario de moda en Medellín

Revista Jet-set

Los alrededores del Parque Lleras en Medellín conforman un distrito de diseño, gastronomía y moda que abarca las vías Primavera y Provenza, en El Poblado. La propuesta, que recuerda La Recoleta, en Buenos Aires, y Regent Street, en Londres, tiene un centenar de locales comerciales. Esta es una guía de los lugares del momento en la capital paisa.
Vía Primavera, ubicada en El Poblado, de Medellín, tiene un potencial turístico y comercial que llamó la atención de las autoridades locales. La alcaldía invertirá unos 5 mil millones de pesos en la peatonalización de la vía y cambiará el asfalto por adoquines.
Por: Edición 28320/5/2014 00:00:00
Agua Bendita
Catalina Álvarez y Mariana Hinestroza
La marca de vestidos de baño Agua Bendita, creada en 2003 por Catalina Álvarez y Mariana Hinestroza, fue una de las primeras en afincarse en la Vía Primavera. Allí, en el garaje de la casa del abuelo de Catalina, abrieron la primera de las 25 tiendas que tienen en nueve países. La firma, que nació cuando estas mujeres recibieron unos retazos de telas, tiene campañas publicitarias que era imposible realizar hace algunos años en Colombia por los millones que implica contratar a las top models más prestigiosas del mundo. Bar Refaeli, la ex de Leonardo di Caprio, y la rusa Irina Shayk, la novia de Ronaldo, han sido imagen de Agua Bendita.

Café Pergamino
Pedro Echavarría
Desde las ocho de la mañana, Café Pergamino se convierte en una romería de turistas que se hospedan en los hoteles contiguos al Parque Lleras. El voz a voz y las decenas de referencias en las redes sociales conducen a este lugar, premiado en 2012 como el mejor del mundo según Sprudge.com, la biblia de cafés con más seguidores. Pergamino, que plantea el formato de negocio vertical, siembra su propio grano en varias fincas de Santa Bárbara y Fredonia, Antioquia. Del cultivo, pasan a las tostadoras hasta que llegan a la tienda de la Vía Primavera. Por el carácter jugoso de las semillas, estas bebidas preparadas por baristas profesionales no necesitan azúcar. Sus productos se exportan a veinte países.

Pizería La Serenissima
Juan Manuel Barrientos
La pizzería La Serenissima nació con el prestigio de los restaurantes El Cielo, en Bogotá y Medellín, que creó su dueño, el chef paisa Juan Manuel Barrientos. Si bien no tiene la filosofía de cocina de autor de los primeros negocios que llevaron a la cumbre al joven de 31 años, la carta con pizzas en salsas roja, al pesto y blanca son el resultado de una exploración gastronómica en Venecia. De hecho, el nombre de La Serenessima hace alusión a la forma como llamaban a esta ciudad italiana en el esplendor de la Edad Media. Barrientos y sus creativos concibieron la decoración y los productos a partir de una búsqueda de sabores en los sitios de comida venecianos. La pizzería funciona frente a El Cielo de Medellín.

Ona
Juliana Correa
La propuesta hippie-chic de Juliana Correa nació en el 2001 con su marca Ona, que buscan algunas mujeres que no siguen al pie de la letra las tendencias de la moda. El proceso creativo de la diseñadora comienza en el área rural de su casa en Santa Elena, cerca de Medellín, donde arma un collage que, por lo general, incluye fragmentos de libros, hojas secas, coloridas flores y otros elementos de la naturaleza. Luego imprime el estampado de manera digital sobre las telas que tienen un arrugado permanente. Su almacén también se encuentra en la Vía Primavera. “Esta calle tiene magia. No hubiera podido con el encierro en un centro comercial”, dijo la creadora que participó en Colombiamoda.

Kartta Restaurante
José Manuel Arenas
La historia más reciente del dueño de Kartta refleja la ola de inmigrantes venezolanos que salieron de su país después de la polarización entre Maduro y opositores. El empresario José Manuel Arenas, nacido en Valencia, fue gerente de mercadeo de General Motors en Caracas y llegó a Medellín cuando su esposa fue trasladada para expandir una marca de pinturas. La pareja se quedó para invertir en el sector gastronómico. Arenas abrió varios sitios con la franquicia de Subway y luego Kartta, que en finlandés alude a los mapas antiguos en que trazaban los sitios donde había alimentos. El menú de este lugar de encuentro en El Poblado se pasea por gastronomías tan disímiles como la mexicana y peruana.

Restaurantes Delirio y Romero
Alejandra Gómez
La joven de 27 años tiene el olfato del visionario antioqueño que conoce dónde están las mejores oportunidades de negocios. A su corta edad abrió cuatro restaurantes en compañía de su papá y hermano, entre estos Romero y Delirio, con ofertas gastronómicas italiana y tex-mex respectivamente, que cautivaron el paladar paisa. “En mi tierra saltamos de los fríjoles con garra a los sabores más mundanos. Ya salimos del ensimismamiento cultural”.

Las cartas de los dos sitios de moda en El Poblado fueron diseñadas por esta empresaria que estudió gastronomía en varias escuelas de Estados Unidos.

La apuesta de Romero y Delirio se trazó hacia la cocina artesanal con ingredientes orgánicos y fusiones que incluyen salmón en una cama de tortilla de maíz y ensaladas con frutos rehidratados en especias. Un valor agregado: estos lugares casi siempre son atendidos por su risueña propietaria.

Restaurante Ocio
Laura Londoño y Santiago Arango
Los ingredientes del amor y el trabajo se pueden mezclar, e incluso resultan en recetas exitosas, como las del restaurante Ocio, creado por los esposos Laura Londoño y Santiago Arango. La pareja se conoció cuando vivían en Australia. Él estudiaba arquitectura y ella ponía en práctica sus conocimientos de gastronomía en un restaurante vietnamita. De regreso a Medellín, abrieron el negocio familiar, cuyos platillos se encuentran entre los más elaborados de la zona de El Poblado. El asado de costilla de res, por ejemplo, toma hasta 16 horas de preparación. Santiago diseñó los espacios y los objetos decorativos con elementos industriales, mientras que Laura concibió el menú completo.

Restaurante Bar Lussac
Daniel López y Simón Echavarría
Los fines de semana de rumba unieron a estos empresarios que abrieron dos discotecas en Medellín: Sixtina y Kukaramakara. La sociedad de inversionistas se consolidó con la creación del restaurante Lussac, en Hotel Park 10 de la capital antioqueña.

El nuevo sitio se focalizó en un público adulto, que López y Echavarría no conocían muy bien. Hasta ahora solo habían trabajado en función de los jóvenes que buscaban música y cócteles por la noche.

La carta de Lussac se dio la licencia de tomar riesgos, pero sin excederse en la exploración gastronómica con el fin de complacer los paladares tradicionales. El dip de alcachofa es el “best seller” de este lugar, que de jueves a sábado tiene jazz, boleros y salsa en vivo.

Joyas LaSierpe
Víctor Saldarriaga
Las joyas de Víctor Saldarriaga a lo mejor se parecen, pero ninguna es igual a otra. El joyero, con más de quince años en este oficio, elabora a mano un accesorio por día, lo implica que en esta década y media ha capitalizado unos 6 mil diseños, entre pulseras, anillos, aretes, collares y cadenas, casi todos ellos para las mujeres que persiguen exclusividad. Saldarriaga tiene un abanico de temas en los que encuentra inspiración, como la arquitectura moderna, la naturaleza y el figurismo. Su taller-almacén, que bautizó con el nombre de LaSierpe, está ubicado en la Vía Primavera, que recorre a diario en su bicicleta de diseño de autor, es decir, que solo la tiene una persona, como sus joyas.
LO MÁS VISTO