Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El lamento de los venezolanos en Colombia

El lamento de los venezolanos en Colombia

Revista Jet-Set

Muchos de los venezolanos que viven en Colombia prefieren no hablar de la violencia que reina en su país. Los pocos que lo hacen se expresan sin tapujos en las redes sociales y en los eventos sociales del país, con la esperanza de que su inconformismo se sienta en el Palacio de Miraflores.
Dalita Navarro. Foto: ©Gerardo Gómez/14
Por: Edición 27812/3/2014 00:00:00
Dalita Navarro: “No iré a mi país mientras esté el chavismo”

Hace menos de un mes murió en Venezuela la madre de Dalita Navarro, la esposa del expresidente Belisario Betancur. Sin embargo y pese al dolor, la ceramista y filántropa fue determinante en su decisión de no viajar al sepelio como parte de una promesa inquebrantable que le hizo a sus tres hijas y al exmandatario. Hace años, sentenció que no regresará a su país, mientras el chavismo se mantenga atornillado en el poder.

En los días más aciagos del duelo, Dalita lloró, llamaba a sus familiares en Caracas y se refugió en su Fundación Escuela Taller de Barichara. Pero nunca dio su brazo a torcer. “Hice mi juramento hace añales. No volví cuando Chávez y menos ahora que tenemos a ese mamotreto de presidente. Un hombre bruto, que ni siquiera sabe hablar. ¡Qué vergüenza!”.

En estos 17 años de ausencia, los mismos que lleva la era de Chávez, la artista considera que su nación vivió un retroceso no solo en el aspecto económico sino en la cultura. “La educación desmejoró y ni hablar del desprecio que hay por los museos, el teatro y otras artes”.

En este exilio voluntario, Dalita Navarro se ha dedicado a crear su universo de esculturas que expuso hace poco en Jahuaca, México, y a la Fundación de Barichara donde se han graduado tecnólogos en tejidos, bordados, tallaje de piedra y gastronomía. Solo así puede exorcizar su dolor de patria.

Andreina Solórzano:
Una chama en CM&

Cada protesta en Venezuela preocupa y desvela a la presentadora de las noticias del entretenimiento de CM& y cronista del nuevo programa 8 treinta, que dirige Mauricio Gómez. En Caracas viven sus padres y su única hermana, una joven estudiante que sale a las calles toda vez que los antichavistas convocan marchas y protestas. “Las informaciones me tienen consternada. Espero que la muerte de Chávez sea el inicio del fin de un proceso que nos dividió en mi país. Tengo fe en que todo será como antes”.

La hermosa Andreina se mudó a Bogotá con dos motivaciones fuertes: un viejo amor y la represión ideológica a los medios en la era de Chávez. Una de las emisoras del conglomerado FM Center, donde trabajaba, fue expropiada y pasó a manos del Gobierno. “Esto me hizo reaccionar y me vine a Colombia”.

Su posicionamiento en las noticias de farándula de CM& fue paulatino. Primero presentó el programa institucional de Bavaria, Destapa futuro; luego pasó al magazín Lo más E, hasta que Yamid Amat la llamó para reemplazar a Alexandra Santos en el noticiero. El reto de Andreina es saltar al bloque informativo internacional o de sucesos generales.

Ruddy Rodríguez: Busca la felicidad venezolana

El Twitter de Ruddy Rodríguez, que tiene más de 320 mil seguidores, solo hace referencia a su trabajo o a los recuerdos de su vida familiar en el Estado de Anzoátegui, en Venezuela. No comenta nada que pueda comprometerla políticamente con los herederos del chavismo.

La artista, quien pisó Colombia en 1989 cuando protagonizó Las Ibáñez, lidera la Fundación Camino a la Felicidad, que tiene entre sus objetivos la búsqueda de la cohesión social de su país a través de valores como la tolerancia y el respeto, por encima de tintes políticos. A partir de estas premisas y en aras de ser consecuente con su labor filantrópica, la estrella venezolana no ha tomado partido en una Venezuela polarizada por los simpatizantes de Maduro y la oposición.

Sin embargo, la actriz que se hizo famosa por la telenovela Niña bonita rompió su mutismo frente a la tensa situación de su país con el fin de repudiar el asesinato de la artista y exreina Mónica Spear, y su esposo Thomas Henry Berry. “¡Aboguemos por una Venezuela segura. Ya no más!”, trinó en las redes sociales.“Queremos una Venezuela en paz”, puntualizó poco después.

Silvia Parra: Opositora on-line

La cara amable de la sección de las nuevas tecnologías de CM& nació en San Cristóbal, Venezuela, “sucursal” de las manifestaciones más violentas contra el gobierno de Maduro. Allí vive parte de la familia de esta “chama” que cada noche habla de gadgets, aplicaciones y revolucionarios aparatos de telefonía celular.

Cuando no está frente a las cámaras, la joven escribe una columna virtual para Semana.com, que convirtió en bastión de la oposición ideológica desde este lado de la frontera. Silvia, de 27 años, tiene el olfato de un sabueso del viejo periodismo, tanto que en diciembre escribió a manera de predicciones que Venezuela estaba avocada “a rodar por el abismo de la violencia en las calles”. En ese entonces comentó: “el país está enfermo y la calidad de vida de su gente ya llegó a niveles inhumanos”.

Esta comunicadora egresada de la Universidad de La Sabana vive en Colombia desde hace una década. El regreso a su natal Venezuela está lejos. Hace un mes se casó con el joven bogotano Camilo Caicedo.

Pilín León: La reina antichavista

La oposición venezolana no solo tiene líderes apuestos como Henrique Capriles, María Corina Machado y Leopoldo López, sino un ramillete completo de exreinas de belleza como la Miss Mundo 1981, Pilín León. La diosa coronada de Maracay llegó a Barranquilla hace tres años como consecuencia de su resistencia frontal hacia Hugo Chávez. Pilín también fue la cara bella del paro petrolero del año 2002, cuando marchó al lado de los obreros del Estado de Aragua mientras gritaba arengas contra la llamada revolución bolivariana. Desde La Arenosa siguió beligerante y le hizo oposición reflexiva al chavismo con la publicación de una columna en las páginas de opinión del periódico El Heraldo. Con la muerte de Chávez, la exreina abrió el blog Crónicas de una aspirante a escritora y redirigió sus dardos verbales hacia Nicolás Maduro y otras figuras del oficialismo. Cada semana pone el dedo en la llaga en los temas álgidos de su país como el desabastecimiento de alimentos, la censura a los medios y la violencia urbana.

Idania Chirinos: La voz de los inconformes

La directora de contenidos y conductora del programa La tarde, del canal NTN 24, observa los últimos acontecimientos de Venezuela desde un estudio de grabación en Bogotá. Aunque está lejos del huracán de protestas que se expande por ciudades como Caracas y San Cristóbal, la periodista venezolana no se queda callada y denuncia como lo hacen sus coterráneos de la oposición: “guardar silencio me volvería cómplice de las violaciones a la libertad de expresión”.

La historia de Idania Chirinos en Colombia se remonta al año 2010, cuando empezaron los ataques a la organización radial de su país donde tenía el cargo de vicepresidenta de programación. Durante un viaje de descanso a Bogotá conoció a Claudia Gurisatti, quien la vinculó a NTN 24, la cadena televisiva que salió del aire en Venezuela por decisión de Nicolás Maduro. “El 12 de febrero tuvimos un punto de quiebre en mi nación. Empezó un proceso de no retorno que está estancado porque no hay voluntad de negociación por parte del Gobierno. La situación no ha tocado fondo. Hay mucha incertidumbre”, analizó la presentadora.

Al otro lado de Cúcuta siguen sus familiares y amigos, a quienes no ve desde diciembre. “Ellos están mal”, dice Idania, respetada como una de las mejores entrevistadoras de su país y declarada por muchos como una de las voces internacionales de la oposición.

Guillermo García: Un premio Goya antichavista

El protagonista de la cinta de temática gay Azul y no tan rosa, que recibió el premio Goya a mejor película extranjera en España, es contundente en su posición política. Rechaza, por ejemplo, el discurso homofóbico de Nicolás Maduro, que según él utiliza como caballito de batalla contra el opositor Henrique Capriles. “Indirectamente se nota su rechazo por las minorías sexuales”, dijo García.

Este laureado actor también le atribuye el deterioro de la industria del melodrama venezolano a algunas decisiones de Chávez como el cierre de Radio Caracas Televisión. “Venevisión quedó sola y se acabó la competencia. A diferencia de las producciones colombianas, los pocos dramatizados que hay no apelan a nuestra identidad nacional”.

Por último, la tensa coyuntura de su país afectó directamente a su familia. Hace unos días, la guardia nacional golpeó y detuvo a uno de sus primos durante cinco días, cuando lo confundió con uno de los jóvenes de las revueltas estudiantiles. Con este suceso, García reafirmó su activismo combatiente: “maduro es cínico. Mata y maltrata a la gente y luego manda a rumbear a todo el mundo sin importar el dolor”. El artista está en Bogotá, donde empezó a grabar la comedia No sos vos, soy yo, del Canal Caracol.
LO MÁS VISTO