Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Todos con  Andrés Camargo

Todos con Andrés Camargo

REVISTA JET-SET

El exdirector del IDU se entregó de nuevo a las autoridades luego de que la Corte Suprema de Justicia le ratificara la condena de cinco años de prisión. Su caso, al que muchos califican de injusto, ha puesto a su familia en un tobogán de emociones y ha despertado una solidaridad arrolladora en las redes sociales.
Antes de entregarse voluntariamente a la Fiscalía, Camargo agradeció a todos los que han creído en su inocencia y lo han acompañado estos últimos 18 años.
Por: Revista Jet-Set27/7/2016 00:00:00

En octubre de 2015 Andrés Camargo Ardila celebraba con su familia la libertad. Llevaba 15 meses recluido por su supuesta responsabilidad en las irregularidades de los contratos de las losas de TransMilenio en la primera alcaldía de Enrique Peñalosa, hace 18 años. Su esposa Montserrat Mayol, quien ha sido su mayor soporte en este camino judicial y se ha cuidado de no hablar mucho a la prensa, sentía que por fin recuperaban la vida cotidiana: “Atrás quedaron los 412 días de espera y ansiedad. La Corte Constitucional encontró fundados los argumentos de Andrés para tener un debido proceso, e instó a la Corte Suprema de Justicia para que aceptara el recurso que presentamos. Aún falta esa última decisión que debe demorar varios meses”, escribió Montserrat en su artículo

¡Libre! Un paso en la dirección correcta, publicado en change.org, la mayor plataforma de peticiones del mundo, desde donde la pareja de esposos ha expresado sus opiniones acerca del caso.

Esa decisión final a la que se refería Montserrat se reveló ocho meses después. Lo impensable volvía a ocurrir. El pasado 5 de julio, la Corte Suprema ratificó su decisión de inadmitir el recurso de casación. Como lo había hecho en septiembre de 2014, Camargo se presentó, una vez más, voluntariamente ante las autoridades en el búnker de la Fiscalía. Hoy la pesadilla continúa y sin tener una noticia definitiva sobre el destino de su cliente, el abogado de Camargo, Óscar Amaya, advirtió que será enviado a la cárcel La Picota si el juez no atiende su solicitud de detención domiciliaria.

De nuevo sus tres hijos debieron despedirlo. “Montsita, Pedro María y Manuela”, son su más preciado tesoro. Según Andrés, ellos han sido unos titanes frente a esta situación, “madurados a totazos, con la frente en alto han afrontado la injusticia de la vida, sin odios y sin que se afecte su fe”. Para los Camargo Mayol el poder de la oración ha sido vital. Cada vez que pueden agradecen que familias y grupos de niños los hayan encomendado en manos de Dios y la Virgen María. “Nos han hecho sentir el amor y el abrazo del cielo. Nos han dado la sabiduría para asumir con templanza y fortaleza este trago amargo”, escribió Montserrat. Andrés, quien se ha declarado un católico creyente, afirma que todo tiene un designio divino y una razón poderosa, “así uno no la entienda”.

Casos de funcionarios públicos que han estado en la cárcel hay infinitos pero ninguno ha despertado tanta solidaridad como el de Camargo. Un grupo de 25.402 personas apoyaron la petición que hizo Montserrat a través del portal Change.org en noviembre de 2014 para que su marido saliera libre. “Mis tres hijos y yo, pedimos la revisión de este caso para que les sean respetados sus derechos y recursos legales como colombiano. Estoy buscando firmas tanto en Colombia como el extranjero y usted puede ayudar con la suya, de modo que Andrés recupere la libertad que nunca debió haber perdido”, dice la carta. La gente ha creído en su inocencia. Muchos han calificado su condena de “absurda e injusta”, y valoran el hecho de que él se haya presentado voluntariamente impulsado por la tranquilidad de no deber nada. “La familia, los amigos cercanos y lejanos, los compañeros de trabajo, los conocidos, incluso personas que a duras penas habían estado alguna vez con Andrés, respaldaron su honestidad. Esta muestra gigante de cariño es la prueba de que ser honesto paga”, agregó la esposa.

En Facebook la página ‘Exigimos Justicia Real y Verdadera para Andrés Camargo’ tiene 14.000 seguidores. Ahora circula el hashtag ?#JusticiaParaCamargo, con el que algunos familiares y amigos, como Carlos Mayol Abondano y Diana Samper, proponen la consigna: “Me amarro las manos por Andrés Camargo”. Montserrat, a quien su esposo le reconoce el haber lidiado con entereza la responsabilidad de ser papá y mamá en la casa, también ha sido el motor de la divulgación ante los medios. Para ella ha sido muy importante el apoyo de los líderes de opinión y de los periodistas “que han creído en la honestidad e integridad de Andrés y nos han ayudado a pregonar su inocencia”. Lo ha apoyado públicamente Daniel Samper Ospina, Gustavo Gómez, Ernesto Cortés, o el columnista Mauricio Vargas, quien publicó en El Tiempo que “su condena está llena de injusticias, en especial porque quedó en evidencia que no se benefició económicamente ni nada por el estilo”. Por su parte, Ricardo Ávila, director de Portafolio, escribió en su columna: “En medio de tanta injusticia vale la pena solicitar un poco de justicia para alguien que ha vivido un verdadero calvario por haber creído en las bondades del servicio público”. Según él, confirmado el fallo, Camargo se verá obligado a pagar un año de prisión antes de recibir la libertad condicional, pues ya estuvo recluido durante 24 meses. Ahora la esperanza para terminar con este caso es que se le conceda la detención domiciliaria.

LO MÁS VISTO