Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Taylor Swift, Kim Kardashian y Kanye West, un triángulo de odio

Taylor Swift, Kim Kardashian y Kanye West, un triángulo de odio

REVISTA JET-SET

El bochinche que enfrenta a la nueva reina del pop con la primera estrella de los reality shows y su marido, el magnate del rap, se torna tan virulento que podría acabar en los tribunales.
Taylor Swift (izquierda) se molestó con Kanye West por un rap en que la llama “esa perra”. Cuando la guerra de insultos arreció, Kim Kardashian la bombardeó al dar a conocer un video que dejó a la cantante como una mentirosa.
Por: Revista Jet-set10/8/2016 00:00:00

En la farándula gringa surge una pelea entre famosos a cada rato, pero esta es reconocida como la más grande del año porque involucra a tres pesos pesados, a cual más millonario y popular. Todo comenzó siete años atrás, cuando Kanye le arrebató el micrófono a Taylor en plena aceptación de un trofeo en los MTV Video Music Awards, para decirle al mundo entero que Beyoncé era mejor que ella. Se suponía que el rifirrafe estaba superado y eran amigos, pero a comienzos de este año Swift protestó por estas líneas de Famous, un rap de West: “Siento que Taylor y yo podríamos tener sexo./ Yo hice famosa a esa perra”.

Taylor calificó de misógina la canción, a lo que el rapero respondió que tuvo su consentimiento previo al lanzamiento, pero ella lo desmintió. Entonces West la llamó “fake ass” (mentirosa), entre otros improperios, y lanzó el video de Famous, en el cual él aparece en la cama con figuras de cera sin ropa de su esposa, Donald Trump, Rihanna, Caitlyn Jenner y... Taylor, entre otros. Un miembro del equipo de la rubia dijo que la pieza “apestaba”.

Fue allí que entró al combate Kim Kardashian, hábil manipuladora de la teleaudiencia y las redes sociales, con toda su artillería pesada, “para proteger a mi marido”, dijo. En entrevista para GQ confirmó que la vocalista sí sabía de la canción y días después, en lo que fue calificado de “ataque de muy mala sangre”, dio a conocer apartes de un video en el que Kanye conversa por teléfono en altavoz con Swift al respecto. Taylor alegó entonces que sí habían hablado, pero no de la frase “esa perra”. Además, continuó, West no cumplió su promesa de dejarle oír la obra antes de presentarla.

No se descarta que Swift demande a Kim por mancillar su imagen (lo más preciado para ella), al publicar el video sin su conocimiento. Cronistas del espectáculo creen que en la raíz de todo esto subyace la envidia de los Kardashian hacia Taylor porque consideran que una artista menor como ella no se merece semejante éxito arrollador. Si Kim cuenta con 155 millones de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram, la cantante tiene con 246 millones. Este año, además, ella tendrá ventas superiores a los 170 millones de dólares, más que lo que lograrán Kim y Kanye juntos.

LO MÁS VISTO