Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Sharon Stone la novia cinematográfica de Sofía Vergara

Sharon Stone la novia cinematográfica de Sofía Vergara

Revista Jet-Set

Lo más provocador de la bomba sexy colombiana es su papel en Casi un gigoló en donde hace de amante de Sharon Stone. Woody Allen las secunda en esta comedia de infidelidades y libertades sexuales. La cinta fue estrenada en el Festival de Cine de Cartagena y llegará a las carteleras en mayo.
StoneSharon Stone, de Bajos instintos, y Sofía Vergara comparten el estatus de símbolos sexuales de Hollywood. Aunque las dos sobrepasan los 40 años, los directores las buscan por su indiscutible sensualidad.
Por: Edición 27926/3/2014 00:00:00
Si alguien le ha sacado provecho a su sensualidad y sentido del humor es la colombiana Sofía Vergara, a quien la crítica especializada considera que se ha interpretado a sí misma en películas como Machete Kills y la serie Modern Family.

Su papel de bomba sexy desparpajada ha sido muy valorado por sus seguidores, tanto que lo volvió a retomar en el film Casi un gigoló, del director John Turturro, y en el que comparte créditos con Woody Allen y Sharon Stone. En la cinta, que fue exhibida en la pasada edición del Festival de Cine de Cartagena, la Toti le agregó un tinte más provocador a su rol habitual de superlatina. En Casi un gigoló se volvió la amante del personaje de la sensual Sharon y como tal protagonizó varias escenas de cama. Ambas actrices aparecieron en liguero y ropa íntima de encajes rojos, como si Turturro buscara alimentar la fantasía masculina más recurrente: ver a dos mujeres en situaciones lésbicas.

Sofía interpreta a Selema, novia de la doctora Parker (Sharon Stone), dos mujeres sin prejuicios de religión y clase social que un buen día deciden buscar los servicios sexuales de un prostituto que es manejado por un proxeneta tímido y confundido que encarna Woody Allen.

En la cinta, el director de Manhattan metió mano en el guion y dejó su huella de diálogos inteligentes y sarcásticos con los que tiene acostumbrados al público. El resultado de Casi un gigoló ha sido una comedia por el estilo de Interiores y Blue Jasmine, cuyos personajes se entrelazan en medio de una agobiante tensión sexual.

El proyecto de la nueva cinta en la que aparece la barranquillera surgió durante un encuentro casual de Turturro y Allen en la barbería que visitaban los dos. John expuso el argumento cinematográfico con tanto entusiasmo y claridad hasta el punto que Woody le pidió de inmediato el papel protagónico. Ambas estrellas habían trabajado en la obra teatral de Broadway, Relatively Speaking, de 2011.

En esos días, el director ya tenía en mente otorgarle un papel a la Toti, quien poco después engrosó la lista de las cien mujeres más poderosas del mundo según la revista Forbes. No en vano se estimó que solo en 2013, ella recibió 58.000 millones de pesos por su desempeño en Modern Family, su línea de ropa femenina y la aparición en los comerciales de Pepsi.

El trabajo actoral de Sofía Vergara no solo le ha dejado grandes dividendos económicos sino que generó consenso entre los miles de personas que votan anualmente por lo mejor de la industria televisiva. En su hoja de vida, la colombiana tiene cinco nominaciones a los Globo de Oro, cuatro a los Emmy, tres a los Sag y dos People’s Choice Awards gracias a Gloria, la coprotagonista de Modern Family. Los innumerables reconocimientos y elogios de los críticos acreditados en Hollywood contrastan con una nominación en la categoría de peor actriz de reparto de 2013, según los premios Razzi, por su aparición fugaz en Machete Kills, en la que hace el papel de una hermosa villana que dispara proyectiles con su brasier de metal. A Sofía parece que no le importó este desacierto en su carrera y evadió el tema con su natural desparpajo: “¿me nominaron a los Razzi? No lo sabía. Bueno no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo”. La gran estrella tiene la certeza de que se robó los corazones de muchas otras personas, entre ellos John Turturro y Woody Allen, sus compañeros en Casi un gigoló.
LO MÁS VISTO