Revista Jet-Set

Sofía Vergara y Nick Loeb no hacen sino pelear

La barranquillera anunció su ruptura con su novio, pero se cree que es un episodio más de una larga cadena de trifulcas entre la pareja. Lo que ha pasado inadvertido es que él es uno de los mejores partidos de Estados Unidos.

Sofía Vergara y Nick Loeb no hacen sino pelear . Nick Loeb, de 36 años, y Sofía, de 38, se conocieron en los Premios Globo de Oro del 2010. Sus peleas comenzaron desde el primer día de su romance, según People. Foto: Queen Internacional

Nick Loeb, de 36 años, y Sofía, de 38, se conocieron en los Premios Globo de Oro del 2010. Sus peleas comenzaron desde el primer día de su romance, según People. Foto: Queen Internacional

En la alfombra roja de Hollywood daban la imagen de una pareja muy bien avenida, pero la verdad es que sus problemas comenzaron el primer día de su romance. Así se lo revelaron a People fuentes cercanas a los exnovios, las cuales aseguran que esta es la perfecta historia de los opuestos que se atraen: siempre hubo una increíble química entre los dos, pero peleaban todo el tiempo.

Un informante del entorno de la colombiana le dijo a la popular revista de farándula estadounidense que esta es la última de las “cerca de un millón de veces” que se dejaron y reconciliaron. Según este infidente, nunca hicieron un buen dúo. “Ella es fogosa y liberada y quiere disfrutar de la vida al máximo viajando y yendo a fiestas y eventos. Él vive muy preocupado con su negocios, sus aspiraciones políticas y, últimamente, con la idea de sentar cabeza”.

Para la publicación, el detonante de la ruptura fue precisamente que a Sofía no le interesa volver a casarse ni tener más hijos y, al decir de un amigo de Loeb, él se volvió “muy insistente, hasta fastidioso, con la idea de formar una familia”. Este mismo informante sostiene que el carácter dominante de él, así como su actitud “asfixiante” en la relación, terminó por hartar a la bella barranquillera, quien se ha vuelto muy conocida en Estados Unidos y el mundo por su papel de Gloria Delgado en la comedia Modern Family.

Esa creciente fama de Sofía también influyó en el fracaso de su noviazgo de dos años con Loeb. Específicamente, explicaron las fuentes de People, la situación se volvió más compleja cuando él quiso postularse como candidato al Senado por Florida el año pasado. La decisión marcó un nuevo momento de desavenencias, pues, ahora que vive su ascenso en Hollywood, a la colombiana no le interesa convertirse en la esposa de un político. Finalmente, él desistió de sus planes, para darle gusto a su enamorada.

“Ellos pelearon porque Nick asumió muchas cosas y Sofía no estaba lista para ningún compromiso amoroso o político. Fue una escena muy fea”, dijo una de las fuentes de People. El caso es que él sigue muy enamorado y varios amigos predicen que a la pareja aún le queda otro “round” en su conflictiva relación.

El Daily News, de Nueva York, por su parte, informó que otro que está sufriendo con esta ruptura es Manolo, el hijo único de Sofía, fruto de su matrimonio con Joe Rodríguez. Al parecer, el joven de 19 años había establecido una relación muy cercana con Loeb, al punto de que llegó a verlo como la figura paterna que le hizo falta, ya que sus padres se separaron cuando era muy pequeño. “Nick le ayudó a Manolo en su educación”, le dijo otro informante al diario, y con la ayuda de él fue que decidió matricularse en la Universidad de Boston, donde actualmente estudia Cine.

Haya reconciliación o no, lo cierto es que en los dos años que duró el noviazgo la prensa prácticamente pasó por alto que Sofía estaba saliendo con uno de los mejores partidos de Estados Unidos. Nicholas M. Loeb proviene de una prominente familia de inversionistas de La Gran Manzana. Su abuelo, John Langeloth Loeb Sr., pertenecía a la vieja guardia de Wall Street, donde amasó una fortuna que le permitió donar 200 millones de dólares a obras benéficas. Su abuela paterna era Frances Lehman, descendiente directa de los fundadores de la famosa firma Lehman Brothers. Su padre, John Langeloth Loeb Jr., además de ser un destacado hombre de negocios y filántropo, fue embajador de Estados Unidos en Dinamarca y era el diplomático favorito del presidente Ronald Reagan.

Nick, por su parte, también exhibe sus méritos propios. Tiene línea directa con los políticos más destacados de su país, quienes lo ven como una gran promesa. Además, no es nada ajeno al mundo del cine de Sofía, pues como profesional en gerencia ha sido productor de varias cintas independientes elogiadas por la crítica al lado de Quincy Jones y Barbra Streisand.

Otros Articulos