Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Sofía Loren ¡80 años!

Sofía Loren ¡80 años!

Revista Jet-Set

La legendaria estrella italiana de todos los tiempos se sube al octavo piso admirablemente bella y esbelta como siempre.
Sofía, de 1,74 metros de estatura, apareció regia en el reciente Festival de Cannes, en el cual fue tan aclamada y fotografiada como cuando era la reina del cine en los años 50 y 60. Foto: AFP
Por: Edición 28524/6/2014 00:00:00
“Soy afortunada. He tenido una madre muy hermosa y quien tenía una estructura ósea muy bien delineada, lo que es muy importante para el rostro. (…) Ahora, la veo cada vez que me miro al espejo”, le dijo Sofía a su biógrafa, Silvana Giacobini, sobre el privilegio de llegar a los 80 años tan guapa como hace seis décadas, cuando debutó en el cine.

En ese entonces, no todos creían en el prestigio de su belleza y era criticada por poseer los atributos que hoy le envidiaría cualquier Miss Universo: “Era muy alta (mide 1,74 metros), larguirucha, tenía demasiada boca”, explicó Orio Vergani, miembro del jurado que la descalificó en Miss Italia 1950. Fue uno de los tantos certámenes en que participó, al tiempo que se daba a conocer como actriz de fotonovelas. En cambio, se ganó el mote de Miss Antesala, por todo lo que tuvo que insistir para convertirse en estrella, gracias al empeño de su mamma, la lindísima Romilda Villani. Cuando joven, ella quiso ser actriz, pero las canalladas del padre de su hija, Riccardo Scicolone, quien nunca se ocupó ella, se lo impidieron. Entonces, cuando vio que, a los 14 años, Sofía se convertía en una voluptuosa beldad, se encargó de darle clases de glamour, ponerle tacones y llevarla a cuanto casting convocaban los estudios Cinecittà, la meca del cine italiano.

Finalmente, triunfó su rara fisonomía, además de esa personalidad a la cual se le atribuye el recuerdo imborrable que deja en los espectadores. “Si no siento una historia no la puedo hacer porque no soy actriz, me muevo por impulsos. Llego al plató y ya estoy preparada porque tengo dentro de mí un mundo propio que a veces es sobrecogedor”, le comentó a Giacobini, autora de la biografía Sofía Loren. Una vida de novela. El libro cuenta cómo sus 80 años de existencia enmarcan un argumento más terrible que cualquiera de los de las más de 75 cintas que ha protagonizado. Viene de una familia noble, pero creció en la miseria; casi muere dos veces, primero a manos de la casera del inquilinato donde vivía de niña y luego durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial. Y cuando por fin empezaba a ser famosa fue denunciada por su propio padre de prostituirse, a él, para colmo, tuvo que pagarle para que reconociera a su hermana, María. En fin, la novela de la actriz se basa en una constante: “Siempre que alcanzaba la serenidad o un éxito, estaba al acecho una dificultad o un sufrimiento”, anota Giacobini de la artista, quien hoy dice ser feliz.

Esa misma sombra se posó sobre su amor con Carlo Ponti, su único esposo y el hombre que hizo de ella una celebridad. Por muchos años vivieron a escondidas como amantes y cuando lograron casarse en México, él fue acusado de bigamia. Tras normalizar su vida conyugal, ella perdió a varios bebés, hasta que el nacimiento de su primogénito, Carlo, fue noticia mundial, pues se pensaba que nunca sería madre. Hasta hace poco Sofía fue reivindicada de un proceso por evasión de impuestos que la puso tras las rejas en Italia en 1982.

En medio de tantos líos, su carrera siempre ha salido incólume. Cintas como Ayer, hoy y mañana o Matrimonio a la italiana, al igual que todas las demás que hizo con Marcello Mastroianni y Vittorio de Sica, son hoy clásicos del cine, mientras que el Libro Guinness de los Récords la registra como la actriz italiana más premiada de la historia.
LO MÁS VISTO