Revista Jet-Set

‘Skyfall’ arrasa en la taquilla

La nueva aventura del agente James Bond, que se estrena en Colombia este 2 de noviembre, impacta la taquilla en 25 países, se corona como la mejor de la saga en sus cincuenta años de existencia y amenaza con convertirse en la más rentable de la historia del cine.

‘Skyfall’ arrasa en la taquilla. La inglesa Naomie Harris, como Eve, y la franco-camboyana Bérénice Marlohe,
como Severine, se unen al exclusivo club de las chicas Bond en Skyfall. Foto: Cortesía Sony Pictures

La inglesa Naomie Harris, como Eve, y la franco-camboyana Bérénice Marlohe, como Severine, se unen al exclusivo club de las chicas Bond en Skyfall. Foto: Cortesía Sony Pictures

Al cumplirse los cincuenta años del estreno de la primera cinta de la serie de James Bond, Dr. No, la nostalgia por el célebre espía de ficción ha inundado las páginas y pantallas. Resúmenes, récords y evocaciones de viva voz de sus exprotagonistas se han mezclado con una creciente expectativa por el estreno de la cinta número 23 de la franquicia más duradera en la historia del cine, de la cual no se esperaba mucho. Casino Royale, la primera protagonizada por Daniel Craig, convenció y se convirtió en la de mayores ganancias de la saga, con 599 millones de dólares en todo el planeta, pero la siguiente, Quantum of Solace, decepcionó y hasta se puso en duda la continuidad del 007.

Pero como suele suceder en los argumentos de sus películas, Bond ha resurgido triunfante como nunca de la peor amenaza de extinción de su devenir con Skyfall, que no solo es considerada ya como la mejor de toda la serie por verdaderos referentes de la industria, como las revistas Variety o The Hollywood Reporter, sino que se le ve venir como la más taquillera del séptimo arte. No contentas con ello, las autoridades de la crítica proclaman a los cuatro vientos que por primera vez una aventura de Bond podría estar entre las postuladas al Premio Oscar a Mejor Película.

Al cierre de esta edición, la obra había recaudado en su primer fin de semana en cartelera 80,6 millones de dólares y ocupado el primer lugar de asistencia en 25 países, según el sitio de internet Box Office Mojo, de los cuales 32,4 correspondieron a Gran Bretaña, la tierra de Bond, donde se ubicó así como la segunda con mayores recaudos en su debut de viernes a domingo, solo por debajo de The Dark Knight Rises, de otra franquicia exitosa. El suceso dejó atónitos tanto a los propios productores del filme, Sony Pictures, como a los redactores y analistas de todo el globo, ya que la abultada cifra no registraba aún los aportes del mayor mercado de espectadores del mundo, Estados Unidos, donde se espera que tan solo el arranque de este 9 de noviembre se acerque a los 90 millones de dólares.

Así las cosas, con un buen trecho aún por conquistar en los cinco continentes y la temporada alta de fin de año en ciernes, especialistas como Scott Mantz, de la web Access Hollywood, no le ven nada de raro a que Skyfall destrone a Avatar, que recaudó más de 2.700 millones de dólares en el 2009, como la cinta número uno en ventas de la gran pantalla.

Toda la crítica del mundo coincide en que más allá de la añoranza por el aniversario de James Bond, la audiencia ha respondido a Skyfall porque es un buen producto. Por un lado, dijo The Times, de Londres, restaura muchos de los símbolos que habían sido ignorados en las recientes versiones de la serie. El 007 retoma su mordacidad y su sello “so british”, además de los sorprendentes adminículos suministrados por el increíble genio de la tecnología conocido como Q, así como su distintivo auto Aston Martin DB5. Por el otro, junto a esos homenajes a la época de Sean Connery o Roger Moore aparecen detalles que acercan la cinta al presente, con un acierto solo comparable al título de 1963, De Rusia con amor. El guion cuenta que Raoul Silva, un viejo enemigo de M, la jefe de Bond en el cuerpo de inteligencia M16, interpretada de nuevo por Judi Dench, reaparece para vengarse de ella. Para eso, el bandido, magistralmente encarnado por Javier Bardem, se ha convertido en un ciberterrorista, a tono con los tiempos que corren, y hace gala de una cierta ambigüedad sexual, algo nunca visto en las historias del 007.

Skyfall, cuyo rodaje costó 150 millones de dólares, ha sido elogiada igualmente por novedades como explorar la compleja emotividad de sus personajes, no perder un solo instante la intensidad de la acción y hasta sugerir el lazo maternal y freudiano que une a Bond con M, según Peter Debruge, de Variety. “Siempre he pensado que Bond, en sus mejores momentos, se reinventa. Para mí, el reto era mostrarlo de regreso a él y a todos los que lo rodean de una manera totalmente diferente”, le dijo a la BBC de Londres Sam Mendes, el director de la cinta y primer ganador de un Oscar en vincularse a la franquicia.

Con los buenos augurios de Skyfall, llegó la confirmación del filme número 24 del 007, pero de no concretarse, este sería un inmejorable cierre para el guapo agente al servicio de Su Majestad, sentenció The Times.

Daniel Craig: “Bond no tiene remordimientos”

Jet-set —¿Piensa que el personaje de Bond evolucionó de Casino Royale hasta Skyfall?

Daniel Craig
—Algo grandioso fue que cuando obtuve el papel en Casino, resultó que este era el primer libro de Bond, de modo que el concepto pudo retroceder hasta sus inicios. Así que lo abordé de forma que resultara lo más creíble posible. Aunque esto suene arrogante, siempre tuve la idea de que deseaba retroceder al origen, y creo que lo logramos con Skyfall. Tenemos de nuevo a antiguos personajes, como Q; también pudimos recrear ciertas cosas, como la guarida del tipo malo. Además tenemos un excelente guion con muchos parlamentos geniales. Todas estas cosas evolucionaron.

¿Cómo se siente conducir el Aston Martin DB5? —Es hermoso. Un auto clásico. Es un poco más duro de manejar que uno moderno y requiere un poco de habilidad, pero es algo épico y tan icónico que resulta ridículo.

¿Cuál de los actores que han encarnado a Bond es su favorito?
—Sean Connery.

¿Por qué?
—Es interesante, pues cuando lo eligieron no era el favorito de todos porque es escocés. La gente hablaba de David Niven y otros británicos. Pero los productores advirtieron su potencial y Sean cambió la forma en que eran vistos los héroes de acción. Su interpretación es una de las razones de que Bond haya perdurado tanto tiempo.

Timothy Dalton trató de interpretarlo de forma más seria. ¿Cree que fue demasiado pronto para hacerlo así?
—Me gustaron las cintas de Dalton. Tratan temas bastante graves, hay una guerra de drogas y es algo difícil de manejar. Y no quiero decir que esta película (Skyfall) sea graciosa, del tipo “ja, ja”, pero hay cierta ligereza que deseábamos alcanzar y creo que lo logramos. Definitivamente hay oscuridad, pero también hay toneladas de otras cosas grandiosas.

¿Qué tiene el personaje de James Bond que lo hace prevalecer mientras otros no lo logran?
—Es una pregunta difícil, pero diría que la respuesta es no pensar en el asunto. No tratar de que el público te ame. No intentar ser elegante o estar actualizado. Él es lo que es, ya sea que te agrade o lo odies. Y considero que si te gusta, se debe a que el personaje no tiene remordimientos. Él no solo se apega a sus costumbres, sino que también es implacablemente independiente. Pienso que eso es atractivo a través de las generaciones.

¿Cuáles fueron los retos físicos que afrontó en Skyfall?
—Es increíblemente arduo hacer estas películas, así que trato de mantenerme en forma. Encontramos la manera de hacer que el público crea que soy yo y lo hice yo mismo cuando pude, con la colaboración de unos maravillosos dobles que me ayudaban. Me agrada manejar, pero no soy piloto de carreras. Entonces había un tipo muy hábil que lograba que el automóvil hiciera cosas increíbles.

¿Cuáles son sus películas favoritas de Bond
? —From Russia With Love y Goldfinger.

Otros Articulos