Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

De paseo con sir Richard Branson

De paseo con sir Richard Branson

REVISTA JET-SET

El millonario inglés invitó a 25 emprendedores del mundo a participar en la carrera Strive Challenge, con la que recoge fondos para la fundación Big Change, que apoya a jóvenes en Inglaterra en sus proyectos de vida. Entre los elegidos hay un colombiano, Bruno Ocampo, uno de los creadores de la app Mi Águila.
A todas partes donde llega Bruno (derecha) muestra orgulloso la bandera de Colombia. Como lo hizo en Zermatt, Suiza, con Sam Branson, creador de la fundación Big Change, y su padre, el excéntrico millonario Richard Branson.
Por: Revista Jet-set21/9/2016 00:00:00

Richard Branson, quien ha creado más de 200 empresas exitosas en el mundo, estuvo hace dos meses en Bogotá y dictó una conferencia en el World Business Forum que se llamó ‘Lecciones de un emprendedor rebelde’. Durante su estadía se reencontró con el colombiano Bruno Ocampo, uno de los creadores de la app Mi Águila, a quien había conocido hace tres años en una gala en Nueva York, y lo invitó a participar en la carrera Strive Challenge, que busca recoger fondos para la fundación Big Change, que les da herramientas a jóvenes de Inglaterra para ser exitosos en lo que hacen.

Bruno es el único colombiano de los 25 emprendedores de este desafío que empezó hace dos semanas en Zermatt, Suiza, uno de los sitios preferidos de las celebridades del mundo para practicar esquí. En este reto los participantes tendrán que llegar a la cima del monte Etna, al sur de Italia, el próximo 30 de septiembre, sin usar ningún transporte motorizado. Para lograrlo deben escalar montañas, caminar por senderos, recorrer largos kilómetros en bicicleta y nadar. Pero no se trata solo de una prueba física, mientras compiten hacen campaña para recoger donaciones para la fundación a través de la página http://bigchange.strivechallenge.com. La meta es conseguir 1,5 millones de libras esterlinas y al cierre de esta edición ya iban por 700.531, Bruno ha sido uno de los que más ha recolectado: 18.000.

En esta aventura el colombiano ha tenido la oportunidad de compartir con Branson y sus dos hijos Sam y Holly, quienes también compiten. “Lo que más me ha sorprendido de Richard es que nunca habla de dinero”. Mientras escalaban juntos los Alpes suizos e italianos, les dejó claro que lo que lo motiva es la pasión de inventarse nuevos proyectos y les contó que creó su primera empresa a los 20 años. “Es admirable la habilidad que tiene para delegar y contratar gente excepcional”, cuenta Bruno.

Richard es el dueño de Virgin Group, en cuyo portafolio hay más de 200 firmas que emplean a 60.000 personas en más de 30 países. Tiene compañías de telefonía celular, aerolíneas, disquera, clubes de salud y safaris de lujo, entre muchos más. “Nos dijo que le gustan los retos monumentales y que por eso creó una compañía que se llama Virgin Galactic con la que quiere llevar turistas al espacio en 2018. Aquí he conocido gente que ya pagó 400.000 dólares por uno de estos viajes”.

Branson, reconocido por su espíritu aventurero que lo ha hecho figurar siete veces en el libro Guiness de los récords, es adicto a la adrenalina y a correr riesgos. Siete días antes de empezar el reto sufrió un grave accidente en su bicicleta en las Islas Vírgenes que le dejó cicatrices en la rodilla y en buena parte de la cara. Muchos pensaron que se iba a retirar pero sigue firme, lo que lo ha vuelto un ejemplo de perseverancia y control mental para los demás competidores. “Ver cómo se levanta después de la caída y que no se deja vencer ha sido muy motivador. Es un reto difícil para un hombre de 66 años y él ha logrado superarlo, aunque a veces se ve adolorido y cansado”, cuenta Bruno.

Precisamente lo que hace Strive Challenge es sacar a los empresarios de su zona de confort y llevarlos al límite. Las jornadas empiezan a las 6 y 30 de la mañana y terminan a las 7 y 30 de la noche. Al final del día, Branson hace una reunión de resumen con el equipo en la que evalúan los retos del siguiente.

¡Qué envidia!, ¿a qué horas trabajan?, se preguntan algunos pero no se dan cuenta que el cofundador de Mi Águila no ha dejado de hacerlo. Mientras se ejercita oye las lecciones de uno de los emprendedores más importantes del mundo y se contacta con posibles inversionistas. “Es una experiencia muy interesante, pocos tienen la oportunidad de compartir con Branson de una manera tan cercana y absorber todo su conocimiento sobre trabajo en equipo, perderle el miedo al fracaso, etcétera”. En medio de sus duras travesías, han tenido la oportunidad de hablar sobre el proceso de paz en Colombia al que sir Branson apoya con firmeza. “Él cree que nuestro país tiene todas las condiciones para ser una superpotencia mundial por su ubicación geográfica, los recursos naturales y la gente”, cuenta Bruno, mientras pedalea por La Toscana italiana en su bicicleta que tiene pintada en las llantas la bandera de Colombia.

LO MÁS VISTO